Spinetta, en diez frases, a siete años de su muerte

El Flaco, recordado por su pensamiento. Son fragmentos de entrevistas. Falleció el 8 de febrero de 2012, a los 62 años.

spinetta

“En algunos momentos pareciera que el rock tiene la clave para allanar los problemas que nos aquejan, pero en general todo se ha envilecido por los artistas con deseo de enriquecerse y figurar. El ego se ha impuesto sobre el talento.”

“Mejor tener a Dios que no tener a nada… Si no, ¿cómo nombrás al conjunto de cosas que no son Dios? Sería abrumador, asfixiante. No tener a Dios te convierte casi en rata, ¿no?”.

“Cuando uno piensa en la muerte, y lo conmociona la tapa de un diario de alguien que llora despidiendo a su padre corrupto, lo que te pega en realidad es tu propia muerte.”

“Yo pienso que el público siempre me ha cuestionado las cosas, lo que pasa es que yo siempre he hecho las cosas con tanta honestidad que el público puede cuestionarlas sólo desde un punto de vista formal, pero no pueden meterse con mi obra porque pocos pueden comprenderla en su real medida”.

“Creo que la mayor influencia son los actos de la vida… Uno va a identificar a los personajes que van a influenciar tu música. En mi caso, los primeros fueron el dúo Lennon-McCartney.”

“En Pescado me plantearon que querían hacer otro tipo de música, una en la que yo fuera un miembro más y atacara aquello que quisieran tocar… Era posponer mis sueños, en ese sentido tomé la decisión correcta”.

“Mucha gente se quiere salvar antes del 2000 sin importarle si aplastan a otros para su realización. No me uno a eso para nada.”

“Con el rock no vas a ningún lado. Los mejores exponentes del género son inalterables, son perfectos: los Beatles, los Rolling Stones, Stevie Ray Vaughan, B. B. King, Jimi Hendrix, Eric Clapton. Pero ahora con el rock como lenguaje musical, no alcanza.”

“En épocas de Almendra 2 , yo tomaba algún acidito. Mal para mí. Tiempo después, ya no jugaba con mi cerebro a la buena de Dios.”

“Si el poder fue asesino, el pueblo se va a volver un poco asesino, y si a la gente le dieron de comer mierda, la gente va a ser ‘comemierda’. Y bajo ese proceso no podemos desintegrarnos más…”

Fuente: Clarín