Un desafío y un debate: los robots suman destrezas humanas

OceanOne, un arqueólogo submarino robótico dotado de sentido del tacto Crédito: Universidad de Stanford. Formalizar esas habilidades para que las ejerzan en tiempo real es la meta de una industria que crece en el mundo y, aunque todavía incipiente, también en el país ver más