130 años del nacimiento de Armando Discepolo

Matías Leites fue oportuno al adaptar y reponer “Hombres de Honor”, obra no tan difundida como los otros clásicos del director teatral y dramaturgo Armando Discépolo, renovador del teatro argentino, de cuyo nacimiento se cumplen 130 años este 18 de septiembre.

ArmandoDiscepolo
hombres de honor

Conocedor profundo de la psicología de las diversas clases sociales de nuestro medio, el autor clava su estilete en una familia de la sociedad burguesa porteña del siglo XIX, víctima a su vez de la incurable ludopatía del jefe de familia.

La lupa del autor se concentra en temas de honor, culpa, corrupción, de juzgar, de ser juzgado. Y como ocurre con los grandes dramaturgos de todos los tiempos, los temas que presenta en el reducido escenario, adquieren la magnitud de la universalidad y la atemporalidad. De ahí la grandeza de este hombre de teatro llamado Armando Discepolo.

Excelente la dirección de Matías Leites, asistido por la funcional escenografía y el correctísimo vestuario de Marta Albertinazzi, la música adecuada al texto y a la acción de Santiago Barceló y la inteligente iluminación de Gastón Ares.

El protagonista, Mariano Ulanovsky, con gran riqueza de matices, transmitió las variantes de estado de ánimo que las situaciones imponían al complejo personaje.

Cada uno los actores en sus diversos roles, de mayor o menor importancia, (Greta Guthauser, Fabián Caero, Marcos Horrisberger, Melody Llarens, Roberto Cappella, Juan Pablo Kexel y Martín Navarro) colaboró con talento y eficacia a que “Hombres de Honor“ sea un maravilloso trabajo de equipo, lo cual es, sin duda, la esencia del verdadero teatro.

Estela Telerman.