Color BA, un festival de muralismo que iluminó La Boca

La segunda edición reunió a destacados artistas que trabajaron en las paredes y plasmaron sus obras en el barrio. El puerto, el tango y el fútbol están entre los temas principales. 

boca murales

El taller de muralismo para chicos sobre el pasaje Práctico Poliza, marcó el final de Color BA, el festival de arte urbano en el que más de veinte artistas nacionales e internacionales intervinieron cerca de 5000 metros cuadrados de fachadas, muros y medianeras, en el colorido barrio de La Boca. Además, hubo talleres de arte, música en vivo y performances en la calle, todo ello a pocas cuadras de la mítica Bombonera, en el enclave conocido como La Vuelta de Rocha, donde el recodo del Riachuelo ofrece un panorama singular.

Martín Rodríguez al 900
Martín Rodríguez al 900. Foto: GCBA

“Fue muy especial pintar en este barrio tan particular, con un microclima muy rico”, resaltó el artista cordobés, Elian Chali. “Los vecinos estuvieron muy predispuestos y la gente se acercaba a preguntarme sobre la obra, o para ofrecerme mate”, contó el artista que emplea capas y superposiciones para crear composiciones geométricas que dialogan con el espacio urbano.

Para Elian, amalgamarse con el barrio no fue difícil, ya que, según sus propias palabras, “la paleta cromática de las calles es muy abierta, por lo que no estaba planteando algo fuera de lo normal”, explicó.

Con obras elegidas por vecinos, artistas locales y del mundo le pusieron más color a La Boca

La primera edición de Color BA tuvo lugar en septiembre, en las calles circundantes a la Usina del Arte, de forma simultánea con el Festival Ciudad Emergente. Los resultados de aquel primer encuentro están a la vista en las fachadas y medianeras en torno al centro cultural. “Acá hay una cultura de muralismo y streetart muy importante, que surgió en 2001″, dijo Tamara Selvood, la productora y curadora del evento. “Los vecinos nos dicen que les encanta que se hagan cosas en su barrio; lo cuidan y lo aprecian, porque es algo que les queda. Pasaron seis meses desde la primera edición y ni uno de aquellos murales está tachado”, contó.

Para esta segunda versión, la propuesta fue similar, aunque con algunos cambios. Esta vez, la temática de las obras estuvo directamente ligada al barrio y sus tradiciones: la inmigración, el fútbol, la murga, el puerto, las familias fueron los temas que inspiraron a los artistas, que plasmaron con diversas técnicas sus visiones sobre un barrio que cuenta con una tradición propia en el arte, en las escenas coloridas que plasmaron artistas como Osvaldo Imperiale o Benito Quinquela Martín, entre tantos otros.

Con obras elegidas por vecinos, artistas locales y del mundo le pusieron más color a La Boca

El Festival contó con una presencia de muralistas internacionales, como Case Maclaim, especialista en conservación y restauración de obras de arte de Frankfurt; Paola Delfín, ilustradora y muralista de México DF, y Elliot Tupac, diseñador peruano de origen huancaíno.

“No podíamos hacer el festival sin tener en cuenta un barrio de más de 100 años de historia de arte, y quisimos hacer algo que no fuera disruptivo con la estética propia”, sintentizó Tamara, contenta con los resultados.

Fuente: Diego Castells, La Nación.