El nuevo Museo de las Ilusiones desafía los sentidos en Dubái

MIRÁ LA GALERÍA DE IMÁGENES. Es el noveno de su tipo en el mundo. Ofrece una increíble experiencia sensorial y la entrada cuesta 19 euros.

HyjpvlEdQ_1256x620__1

A orillas del Creek, el brazo de mar que divide Dubái, y en el barrio de Al Seef, una zona que aúna la tradición de Emiratos Árabes Unidos y el mundo contemporáneo, se inauguró un museo que con sus obras pretende desafiar a la lógica.

Punto de vista. (EFE/EPA/ALI HAIDER)

Punto de vista. (EFE/EPA/ALI HAIDER)

El Museo de las Ilusiones de Dubái, que con 450 metros cuadrados de superficie es el más grande de este tipo en el mundo, esconde en su interior más de 80 obras de arte clasificadas en tres categorías: Ilusiones maestras, ilusiones grandiosas e ilusiones ópticas.

Muy cerca del Creek y en la zona antigua de la ciudad, el Museo de las Ilusiones suma entretenimiento para toda la familia (EFE/EPA/ALI HAIDER)

Muy cerca del Creek y en la zona antigua de la ciudad, el Museo de las Ilusiones suma entretenimiento para toda la familia (EFE/EPA/ALI HAIDER)

El edificio en el que se encuentra emula una antigua torre de viento, construcción tradicional árabe precursora del actual aire acondicionado, entre calles estrechas de color arena.

“Quienes traspasan nuestras puertas pueden aprender mucho sobre la visión, la percepción del cerebro humano y la ciencia a través de exhibiciones personalizadas que descubren cómo y por qué nuestros ojos ven cosas que el cerebro no comprende”, dijo el propietario del espacio, Mohammed Al Wahaibi.

Qué ver

En los pasillos de tan peculiar museo se puede encontrar, por ejemplo, la ilusión de la Caja Mágica, una vitrina de cristal con un objeto que, dependiendo el lado desde donde se mire, puede parecer triangular o cuadrado.

Caras distorsionadas en el Museo de las Ilusiones de Dubai (EFE/EPA/ALI HAIDER)

Caras distorsionadas en el Museo de las Ilusiones de Dubai (EFE/EPA/ALI HAIDER)

Otra de las obras más populares es el “Clon”, que permite al visitante sentarse en una mesa y jugar a las cartas con cinco clones de sí mismo.

La sede de Emiratos Árabes también cuenta con el túnel “Vorte”, un cilindro giratorio que engaña al cerebro y pone a prueba el equilibrio de las personas que caminan sobre él, o la sala “Ames”, donde los visitantes encogen o crecen dependiendo de su posición en la habitación.

“Nuestras exhibiciones son, en su mayoría, ilusiones clásicas reinventadas cuidadosamente seleccionadas con el fin de asegurar el mayor atractivo posible para los residentes cosmopolitas y turistas internacionales de la ciudad”, señaló Al Wahaibi.

El Museo de las Ilusiones de Dubái es el noveno que se abre en el mundo y reúne el conocimiento de las ciencias, las matemáticas, la biología y la psicología para crear una experiencia verdaderamente sensorial, manifestó el propietario.

Ilusiones ópticas por 19 euros, en el Museo de las Ilusiones (EFE/EPA/ALI HAIDER)

Ilusiones ópticas por 19 euros, en el Museo de las Ilusiones (EFE/EPA/ALI HAIDER)

Por 19 euros se puede uno acercar a estas ilusiones, que provienen de todas las partes del mundo y que integran una franquicia que empezó en Croacia.

Dubái es la capital del entretenimiento de Oriente Medio y ofrece numerosas opciones, por eso apostamos por traer este museo aquí, es popular y la gente lo conoce”, dijo Al Wahaibi y agregó:  “Ahora nosotros somos los propietarios de la marca en la región”.

Señaló que esta iniciativa “incrementará el número de turistas en el emirato”, destacando que su localización cerca del Museo de Dubái y del pueblo cultural de Al Fahidi es muy buena ya que se encuentra en el punto donde comenzó a forjarse el emirato y conecta la historia de Dubái con el mundo contemporáneo.

Un caleidoscopio. (EFE/EPA/ALI HAIDER)

Un caleidoscopio. (EFE/EPA/ALI HAIDER)

El nuevo museo es divertido y también tiene en cuenta la parte educativa y cultural, pero es además un paraíso para los amantes de la fotografía, que pueden capturar imágenes únicas muy alejadas del entorno cotidiano.

Efecto clonación. (EFE/EPA/ALI HAIDER)

Efecto clonación. (EFE/EPA/ALI HAIDER)

Desde allí, a escasos metros de su ubicación, se pueden ver los tradicionales dhows mientras surcan las aguas del Creek.

El visitante posa dando la ilusión de estar cabeja abajo. (EFE/EPA/ALI HAIDER)

El visitante posa dando la ilusión de estar cabeja abajo. (EFE/EPA/ALI HAIDER)

Fuente: Clarin, Marta Pérez Cruzado, EFE y La Vanguardia