La Fundación Proa abre un nuevo espacio de creación y experimentación en La Boca

La prestigiosa institución ultima los detalles para inaugurar en abril Proa 21, un predio que estará dedicado a proyectos que ayuden a potenciar a los artistas argentinos en el solar de la Avenida Pedro de Mendoza, donde funcionaba el estudio de los pintores Benito Quinquela Martín, Miguel Victorica y Fortunato Lacámera.

YVES KLEIN. Inauguración de la exhibición.
Fundación PROA. Buenos Aires. 18-03-2017

“Este espacio surge desde un interrogante que nos formulamos en Proa acerca de qué es el espacio expositivo. La idea entonces es recibir proyectos de artistas argentinos. Tenemos estructura, tenemos recursos, entonces queremos responder con estructuras institucionales a proyectos locales que nos acerquen artistas argentinos”, explicó Adriana Rosenberg en diálogo con Télam.

Así el espacio estará concebido sin una programación rígida -a diferencia de su hermana mayor la Fundación Proa-, como un proyecto desestructurado, con espacio para instalaciones en el jardín, y una programación que incluya charlas, talleres, cruces de disciplinas, lectura de poesías, proponiendo un cruce entre lo material y lo virtual.

“Queremos potenciar las alternativas para exponer arte contemporáneo”, agrega Adriana Rosenberg sobre el futuro espacio ubicado en Avenida Pedro de Mendoza 2087, en el barrio porteño de La Boca, a una cuadra de la sede original y a metros también de Caminito, que será de entrada libre y gratuita.

Resultado de imagen para La Fundación Proa abre un nuevo espacio de creación y experimentación en La Boca

La flamante estructura construida sobre el predio que antiguamente utilizaron algunos de los pintores más importantes del país se erigirá además como un laboratorio de investigación, de procesos estéticos creativos que logren generar una polifonía cultural y den cuenta del presente.

La idea es intensificar los diálogos entre la producción local y abastecer de un espacio concreto para el cruce de distintas disciplinas, la deriva intelectual y la investigación artística en torno a problemáticas actuales.

Además, fortalecer el campo artístico local y dar una plataforma de visibilización a nuevas propuestas.

El futuro espacio que funcionará en el Distrito de las Artes abrirá sus puertas en abril, en fecha a definir, con la exposición “El día que me quieras” del artista Leandro Katz y con curaduría del mexicano Cuauhtémoc Medina y Cecilia Rabossi.

Se trata de una audaz investigación que da cuenta de la supervivencia de las imágenes en la historia y sus conexiones con la actualidad.

Katz propone una ensayo documental sobre la muerte y el poder de la fotografía a partir de las últimas imágenes de Ernesto “Che” Guevara tomadas por el fotógrafo boliviano Freddy Alborta tras su muerte, en una lavandería del Hospital de Valle Grande en Bolivia, en 1967.

La diversas figuras del Che, su territorio, son apropiadas por el artista conjugando visiones del pasado y el presente, comprobando de esta manera las diversas formas narrativas en la construcción de la historia.

Resultado de imagen para Distrito de las Artes

Katz enfrenta al espectador ante relatos ideológicamente dispares e incluso contradictorios, centrándose especialmente en develar la sutil arqueología de violencia y la estructura política en que se narra el pasado; el artista se sirve de diversas fuentes documentales -medios periodísticos, informes y textos militares, históricos y políticos- para poner en relieve las retóricas de la imagen.

Diversos soportes como fotografías, documental e instalación dan vida en “El día que me quieras” a la materialidad frágil de la memoria y el inconsciente retórico de las imágenes.

Resultado de imagen para gardel el dia que me quieras

Por otra parte, Proa se prepara para inaugurar el calendario cultural 2018 de su sede original con la exposición “Fotografía argentina 1850-2010. Contradicción y continuidad”, del 21 de abril al 9 de julio, con curaduría de Rodrigo Alonso, Idurre Alonso y Judy Keller.

Compuesta por 300 obras de sesenta artistas, esta exposición examina períodos cruciales y movimientos estéticos en los que la fotografía desempeña un papel fundamental, produciendo y, a veces, desmantelando construcciones nacionales, visiones utópicas y tendencias artísticas de vanguardia.

Nombres como Grete Stern, Marcos López, RES, Alberto Greco, Jaime Davidovich, Guadalupe Miles, Graciela Sacco y Santiago Porter integran la larga lista de creadores que conforman ese corpus.

La muestra -que reúne en su mayoría obras pertenecientes al acervo del J. Paul Getty Museum- aborda tópicos como la figura de Evita, el gaucho, la dicotomía entre Buenos Aires y las provincias, la población de inmigración europea o el impacto de la última dictadura militar.

Resultado de imagen para Evita

La muestra propone un itinerario que aborda 200 años de historia, un exhaustivo panorama de la Argentina, a través de la documentación fotográfica y rescatando el talento de los artistas contemporáneos que invitan a reflexionar acerca de la construcción de la identidad nacional y sus diversas transformaciones.

La exhibición examina estas distintas complejidades históricas y políticas destacando la heterogeneidad de sus realidades, la creación de historias contradictorias, y el poder de la construcción de las imágenes en la configuración de un imaginario nacional.

La mirada de artistas de distintas generaciones recorren la historia local, abordando temas como el progreso, la violencia, la modernidad, la muerte, la belleza e innumerables otros también presentes en el país.

Este singular viaje por la memoria y la mirada argentina es una propuesta que transita por retratos, paisajes, imágenes publicitarias, fotografía artística, expresando la huella de transformaciones políticas, modernizaciones estructurales y cambios en la mentalidad de las familias y, en general, de la sociedad argentina.

La exposición formó parte en 2017 del mega evento “Pacific Standard Time: LA / LA”, una exploración ambiciosa de arte latinoamericano en diálogo con Los Ángeles, que se llevó a cabo desde septiembre de 2017 hasta enero de 2018 en más de 70 instituciones culturales en el sur de California.