Las diez joyas arquitectónicas de Buenos Aires para conocer en 2019

El cementerio de Recoleta, el edificio Kavanagh, el teatro Colónn y el Centro Cultural Kirchner, entre otros,son emblemas de la arquitectura que vale la pena visitar. Los detalles de cada construcción y la influencia europea en la ciudad.

mn2AJXsiE_1256x620__1
colon teatro

Buenos Aires es una ciudad producto de la combinación de historia y culturas diversas. La ciudad es el resultado de sucesos y factores culturales que se sucedieron a partir de las múltiples tendencias y estilos arquitectónicos de distintas partes del mundo.

“Buenos Aires posee distintos estratos de algunas décadas que se van agrupando y aflorando en distintos barrios de la ciudad. Tiene una característica del patrimonio cultural que se puede observar en la ciudad. Para un arquitecto o apasionado de la edificación, Buenos Aires tiene para todos los gustos, es impresionante”, detalló a Infobae el arquitecto Fabio Grementieri, vocal de la Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos y profesor de la Universidad Di Tella.

No sólo existen antiguos e históricos edificios, la ciudad presenta una importante diversidad de arquitectura moderna y contemporánea. “Es la gran ‘Babel’, donde aparecen tantas influencias a través de arquitectos, inmigrantes, colectividades que ponen sus aportes y se transforman en una gran ciudad”, aseguró Grementieri. En este contexto, Infobae recopiló las diez joyas arquitectónicas para conocer en el 2019. Estos son:

Edificio Kavanagh

El Edificio Kavanagh es una torre de departamentos situada en el nº 1065 de la calle Florida, frente a la Plaza San Martín, en el barrio de Retiro de la Ciudad de Buenos Aires. “Es muy interesante. Es considerado un emblema ya que es una mezcla de racionalismo y art déco que desembocan y se juntan en un mismo edificio”, aseguró Grementieri. 

“Lo cierto es que  su imponente presencia en el barrio de Retiro se sintió desde su inauguración en la década del 30. Y es que este magnífico rascacielos fue el más alto de Sudamérica con 120 metros de altura y el primero en contar con detalles de lujo, como aire acondicionado”, comentó el experto.

En 1999 fue declarado Monumento Histórico Nacional y desde ese mismo año pertenece al Patrimonio Mundial de la Arquitectura de la Modernidad, por decisión de la UNESCO.

Banco Hipotecario de Londres 

(@jorgeiriarte.arq)

(@jorgeiriarte.arq)

Proyectado por Clorindo Testa, la casa matriz del extinto Banco de Londres y América del Sur fue construido entre 1959 y 1966. Se ubica en el barrio de San Nicolás y su estructura es un prisma rectangular de 26 metros de altura. Se organiza en tres subsuelos y seis niveles superiores.

“La construcción fue realmente revolucionaria. Fue el primer edificio en el mundo  en utilizar tecnología avanzada. Y es que la estructura de hormigón armado se calculó por computadora desde Londres, ya que era una estructura muy audaz y nunca se había hecho algo de esa magnitud. Una vez terminada la construcción fue un verdadero boom, que hasta estaba planeado que los Beatles vengan a la inauguración, aunque finalmente no pudieron. Su concepto era innovador porque planteaba un banco a puertas abiertas, donde todos podían ver lo que sucedía, algo inusual en los bancos”, dijo el especialista.

Centro Cultural Kichner 

El CCK, inaugurado en el 21 de mayo del 2015 y ubicado en el edificio que anteriormente era la sede del correo central de Buenos Aires, es una imponente estructura arquitectónica con un concepto conservador.

En la antigua cúpula se reemplazaron las pizarras por un vidrio facetado que junto a un sistema de luces LED se convirtió en un gran atractivo. Esta área cuenta con un escenario levadizo, bancos laterales de pinotea, luces escénicas y un exclusivo sistema de refrigeración. Los miradores del Centro Cultural Kirchner son el primer punto panorámico público de Buenos Aires y ofrece una de las mejores vistas de la ciudad.

Cementerio La Recoleta

Ubicado en el corazón del barrio de Recoleta, es uno de los cementerios más monumentales del mundo. “Es el más arquitectónico del mundo, hay sobre todo esculturas, pequeños edificios con bulevares de árboles, callecitas pequeñas. Se podría decir que es como una maqueta de Buenos Aires. Y a su vez, podés ver todo el repertorio de estilo de arquitectura junto con distintos estilos de arquitectos de todo el mundo”, dijo Grementieri. 

Teatro Colón

(Foto: Facebook Teatro Colón)

(Foto: Facebook Teatro Colón)

El Teatro Colón, teatro de ópera de la Ciudad de Buenos Aires, tiene múltiples características que lo posicionan dentro de uno de los mejores del mundo, como su tamaño, acústica y trayectoria.

Ubicado en la calle Cerrito 628, es un imponente edificio que marcó un antes y un después en la ciudad. “Es el último eslabón de la gran religión de los teatros líricos de obra desde el Renacimiento. Acumula el conocimiento de cuatro siglos de construcciones. Es muy interesante porque es el producto de tres arquitectos: el italiano Francesco Tamburini, Víctor Meano de la misma nacionalidad y Jules Dormal, de nacionalidad belga, quien se encargó de finalizar la obra el 25 de mayo de 1908”, comentó el especialista.

Biblioteca Nacional Mariano Moreno

Plaza del Lector Rayuela de la Biblioteca Nacional

Plaza del Lector Rayuela de la Biblioteca Nacional

Fue proyectado por el arquitecto Clorindo Testa en colaboración con Alicia Cazzaniga y Francisco Bullrich. Cuenta con seis pisos, nueve salas de lectura con una capacidad total de 940 lectores, un auditorio y una Escuela de Bibliotecarios. En 1998 fue inaugurada la Plaza del Lector, un espacio equipado con bancos para doscientas personas, música funcional, fuentes y un servicio de biblioteca abierta que ofrece a los visitantes libros y periódicos del día.

Es de estilo de arquitectura brutalista, estilo que que surge del Movimiento Moderno y que tuvo su auge entre las décadas de 1950 y 1970.

Galería Güemes

Construida entre 1912 y 1915 y proyectada por el arquitecto Francesco T. Gianotti, es considerada una de las obras cumbres del “eclecticismo modernista”. Conecta las calles Florida y San Martín con un espacio de 116 metros. Negocios, restaurantes, oficinas un teatro y un mirador espectacular, la variedad de usos y funciones de su interior era una gran novedad para la época.

“Es muy interesante porque es una gran edificación de hormigón armado que combina el paisaje con lo natural, con un pequeño rascacielos. La influencia italiana, belga e inglesa está en cada una de los rincones de las galerías”, comentó el profesional.

Edificio Pasaje Barolo, Cúpula

(Guille Llamos)

(Guille Llamos)

En 1919 comenzó la edificación del palacio que se emplaza en la Avenida de Mayo -a apenas cuatro cuadras del Congreso de la Nación-, y que se convirtió en el más alto de Latinoamérica y en uno de los mayores del mundo en hormigón armado, con un total de 22 pisos y dos subsuelos. La construcción finalizó en 1923.

“La construcción es una locura arquitectónica que pretendía ser un rascanubes por tener un hormigón armado más bajito que los rascacielos. Todo se encontraba asociado a la pretensión de la combinación italiana de un ensayo de una nueva arquitectura, realmente impresionante”, aseguró el profesional.

Palacio de Justicia 

(@leotamborro)

(@leotamborro)

El edificio del Palacio de Tribunales fue diseñado por el arquitecto francés Norbert Maillart e inaugurado en 1942. Tiene siete pisos de estilo neoclásico con influencias griegas y romanas en donde alberga la sede del Poder Judicial y la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

“Es una gran fiesta de arquitectura que refleja las escuelas de bellas artes de París. El arquitecto, Maillart, era un destacado alumno de la escuela francesa más famosa del mundo y se encargó de reemplazar los italianos para hacer los edificios públicos. Está inspirado en los tribunales de parís y a su vez particularmente es un edifico muy imponente que genera distintas sensaciones, es realmente muy impresionante”, confesó el especialista.

Centro Cultural de Recoleta 

Símbolo del barrio porteño de Recoleta, este Centro Cultural se distingue por la calidad de sus exposiciones y la gran cantidad de público que recibe cotidianamente. “Es un gran collage postmoderno, interesante y lleno de vida, de la década del 80, que reúne a un público joven muy interesante”, aseguró el profesional.

Fuente: Infobae.