Leandro Erlich y una instalación monumental para los Juegos Olímpicos de la Juventud

El artista argentino, reconocido por sus deslumbrantes creaciones como aquella de 2015 en la que hizo “desaparecer” la punta del Obelisco, presenta una instalación a gran escala titulada “Ball Game”, que se ve en el marco de los Juegos Olímpicos de la Juventud que se celebran en la ciudad de Buenos Aires del 6 al 18 de octubre.

ballparade

Creador de obras que se caracterizan por jugar con la ilusión y la percepción humana, Erlich despleó en esta oportunidad un conjunto de cinco balones deportivos hiperrealistas, a gran escala, de fútbol, baloncesto, tenis, voleibol y golf, en una actividad que invitó a los espectadores y vecinos a trasladarlos por la avenida Figueroa Alcorta, este domingo 7 de octubre, de 8 a 10.

“Solo a través de un verdadero esfuerzo colectivo pueden los espectadores hacer rodar las bolas monumentales”, explicaron los organizadores en referencia a esta creación artística que realizó Erlich “para dar vida a los valores olímpicos”.

En Ball Game, no hay ilusión óptica: un objeto conocido muta de escala

La obra del artista se exhibió los días 5 y 6 de octubre en el Centro de Exposiciones y Convenciones (avenida Figueroa Alcorta 2005).

PELOTAS JUEGOS OLIMPICOS BUENOS AIRES 2018 (3)

La activación performática se realizó este domingo, de 8 a 10, sobre la avenida Figueroa Alcorta, en un recorrido desde el Centro de Exposiciones hasta el Planetario, lugar en el que permanece en exhibición hasta el 18 de octubre.

La obra está integrada por cinco balones de fútbol, baloncesto, tenis, voleibol y golf

El artista, que nació en 1973 y que reside entre Buenos Aires y Montevideo, cobró relevancia internacional cuando exhibió en 2001, en la Bienal de Arte de Venecia, una pileta por la que se podía caminar, y que aparentaba frente al espectador, la visión de estar nadando vestido debajo del agua, un hito que marcó su carrera y que lo llevó a exponer desde Nueva York hasta Japón.