Maestro inolvidable: una exposición con lo mejor de “Menchi” Sábat

En La Botica del Angel. Las distintas etapas del país desfilan en sus retratos. De la política a las figuras de las artes. Periodistas y amigos le rindieron un cálido homenaje. Pasiones. Una de sus obras en el escenario, mientras toca el cuarteto de jazz “los amigos de Menchi”.

pasiones-una-de-sus-obras___MYWcOCoae_1256x620__2

Alberto Fernández con el peinado de Cristina Fernández de Kirchner, un dibujo de Hermenegildo “Menchi” Sábat ¿Se hizo pensando en las Paso 2019? No, porque Sábat se vistió con sus propias alas en 2018 y lo que dejó fueron todos sus trabajos. Los que ilustraron las páginas del diario La Opinión y Clarín. Ese dibujo es parte de la selección que se muestra en La Botica del Ángel, la casona que Eduardo Bergara Leumann creó para que el arte pudiera tener voz.

El Alberto Fernández (de Kirchner) Sábat lo dibujó en 2008, en medio de la pelea por la resolución 125 entre el gobierno kirchnerista y el campo. La exposición recorre la vida política del país, de las dictaduras a la ansiada democracia. Permanecerá abierta hasta el 12 de julio y se podrá visitar de martes a sábados, de 15 a 18, en Luis Sáenz Peña 543, gratis.

Recorrido por su obra y por la historia. / Rolando Andrade Stracuzzi

Recorrido por su obra y por la historia. / Rolando Andrade Stracuzzi

La muestra –curada por Alfredo Sábat, uno de sus hijos– consta de dibujos de valor histórico: el repaso por todos los presidentes democráticos y sus peripecias, así como retratos de figuras de las artes.

Frente a esos trabajos, anoche –en la semana del cumpleaños de Menchi, quien había nacido el 23 de junio de 1933, en Montevideo– Alfredo señaló: “Fue difícil seleccionar, la mayoría son trabajos que se publicaron en Clarín porque en esa redacción pasó 45 años, además están los que muestran su amor por el tango y el jazz”.

El homenaje contó con la organización de la Universidad del Salvador, FOPEA, la Academia Nacional de Periodismo, los compañeros del diario y su familia. “Lo último que dibujó fue un inconcluso de Piazzolla; cuando estaba tratando de ordenar sus cosas volqué sin querer un vaso de agua sucia sobre el bandoneón; tengo el orgullo de haber intervenido un dibujo de Menchi” contó, emotivo y risueño, Pablo Calvo, compañero de años en el diario y reconoció que no había podido volver a entrar a esa oficina, en la que habían pasado tanto tiempo juntos.

El editor general de Clarín, Ricardo Kirschbaum, en el cálido homenaje. / Rolando Andrade Stracuzzi.

El editor general de Clarín, Ricardo Kirschbaum, en el cálido homenaje. / Rolando Andrade Stracuzzi.

Luego, tomó la palabra el editor general de Clarín, Ricardo Kirschbaum: “Quiero destacar el buen tipo que era Menchi. Cuando llegué a la redacción, esa de máquinas de escribir y teléfonos de baquelita, me tocó sentarme al lado de su escritorio. Menchi ya estaba consagrado, pero al poco tiempo pasó por mi lugar y me tiró un dibujo que aún conservo, esa era su forma de demostrarte el afecto”. Entre los oradores, el presidente de FOPEA, Néstor Sclauzero se refirió a Sábat como un profesor de periodismo sincero y valiente, necesario en tiempos difíciles para el periodismo.

“La Botica del Ángel llena de cositas, de arte, de música parece la oficina de mi padre, es el mejor lugar donde festejar su cumpleaños. Con jazz y un clarinete. Para un tipo como mi viejo, que se expresaba sin palabras, es raro hablar tanto de él”, dijo emocionado Rafael Sábat y siguió celebrando que ese fuera un lugar “donde los periodistas pudieran reencontrarse, darse la mano, recordar a Menchi”.

El cumpleaños número 86 de Sábat tenía todo lo que él mismo hubiera querido, amigos, colegas, familia, buena música y sus dibujos inolvidables. Por eso, antes de pasar a ver la exposición en la sala del tercer piso, el cuarteto de jazz autodenominado “los amigos de Menchi” empezó a sonar. ¿Los estará dibujando, allá arriba?

Fuente: Clarín