Miami vive su semana más vibrante: comenzó Art Basel

Abrieron las primeras muestras y este jueves se inaugura la feria central. Hay fuerte presencia argentina.

SJ1FWat4l_930x525

Está a punto de empezar uno de los eventos más rutilantes de los que puede hacer gala esta ciudad: hoy y mañana comienzan las previas de la feria Miami Art Basel, con invitados vip y coleccionistas de todo el mundo que inundarán los aeropuertos cercanos. Simultáneamente, en un programa difícil de abarcar, inauguran 15 ferias satélites en distintos puntos de la playa, hoteles y los nuevos barrios del arte. Entre ellas Scope, Nada, Acqua, Context y Pinta y Untitled, las dos últimas especialmente elegidas por un importante grupo de galerías argentinas de media escala.

Sólo un pantallazo de esta escena sirve para despejar cualquier duda respecto del poder de transformación que ejerció la organización Art Basel al instalarse en Miami, 15 años atrás. El éxito de la primera incursión en América de diciembre de 2002 repercutió de modo tal que cambió radicalmente la cara de la ciudad que, desde los años 50 había permanecido como una suerte de refugio para pintorescos jubilados. Con la insospechada velocidad del rayo, Miami Beach adquirió desde ese momento el sofisticado tono que detenta hoy con la transformación de zonas fabriles en barrios de arte como Wynwood o el Art District.

Legiones de galeristas, artistas y coleccionistas ya empezaron a hacer pie esta semana colmando la generosa oferta hotelera que fue uno de los principales atractivos de origen que evaluó la dirección de Art Basel al instalarse en 2002.

De esta edición, que abre al público entre el jueves y el domingo próximos, participan 268 galerías de 32 países diferentes. Llegan desde Europa, ciudades de Estados Unidos, América Latina, Asia y África. Más del doble del número que participó de la primera edición hace 15 años.

La oferta que se presenta no sólo es variada en cuanto a la nacionalidad de artistas, fenómeno propio de esta era globalizada, sino también en términos de soportes. Estarán aquí las principales galerías tradicionales del eje Europa-Estados Unidos, como Acquavella, Gagosian, Lisson, Marian Goodman, Paula Cooper o Continua de San Gimignano, junto con las más representativas de Asia, Brasil, México y Argentina. De nuestro país llegan Ruth Benzacar, Henrique Faría Fine Art y Jorge Mara, entre otras.

Se verán trabajos de maestros modernos y contemporáneos y jóvenes artistas hasta sumar un total de cuatro mil autores de pinturas, instalaciones, fotografía y video, en consonancia.

No lejos del Convention Center en Colllins Park, el eje central, tendrá lugar un espacio exclusivamente dedicado a las esculturas y performances que ha sido concebido por el curador Phillipp Kaiser (Suiza) como una suerte de “paisaje de arte al aire libre”. El proyecto ha sido producido en colaboración con el Bass Museum, institución local por excelencia, creada en 1963 a partir de la colección de John and Johana Bass que estuvo un largo tiempo cerrado por refacciones y eligió esta semana para reinaugurar susinstalaciones. También el ICA (Institute of Contemporary Art, Miami) eligió esta semana para abrir nuevo edificio en el corazón del Miami Design District.

De los varios sectores en que se organiza la feria Miami Art Basel en el Convention Center, el núcleo duro de las poderosas galerías que tienen en sus portfolios los grandes maestros del arte moderno y contemporáneo, se concentra en el sector central, como en ediciones anteriores. Art Basel suma en esta oportunidad veinte nuevos participantes de distintos continentes. Cabe destacar que en ese grupo se cuenta Isla Flotante, la joven galería porteña de la Boca.

Survey es uno de los distintos sectores en que se diversifica la feria. En esta oportunidad contará con 16 galerías que presentan trabajos históricos realizados antes de 2000, resultado de cuidadas investigaciones.

En este último sector, la galería Richard Saltoun de Londres presentará una selección de trabajos del artista platense Edgardo Vigo que abarcará lo que se denominó Dirty War (“Guerra sucia”) y alude a la producción de Vigo entre 1974 y 1983. En sintonía crítica con este tipo de trabajos, la galería de Los Ángeles The Box presentará en este mismo espacio trabajos de Judith Bernstein y del chileno Carlos Leppe realizados durante la dictadura de Pinochet.

En el apartado Kabinett, donde las galerías participantes pueden presentar propuestas especialmente concentradas en determinados artistas, hay veinticinco proyectos aprobados. La mitad dedicados a artistas mujeres, algo que la organización de la feria se ha encargado de subrayar muy especialmente.

Está claro que la mayor atracción se concentra en el Convention Center donde Art Basel despliega todas su artillería, reforzada por un ciclo de conversaciones con artistas y teóricos. Una de ellas estará referida al programa Basel Cities que tienen entre sus protagonistas a Buenos Aires.

La sobreoferta de estos días hace que toda opción sea difícil y sea imposible evitar la sensación de perderse algo. Afortunadamente, no muy lejos de allí, en la playa, se encuentra Untitled, la feria elegida por Henrique Faria, Szmud, Hache, Miranda Bosch y Nora Fisch, el grupo más activo comandado por la nueva generación de galeristas argentinos.

Un poco más distante, en Mana Wynwood se ubica Pinta, la feria organizada por Diego Costa Peuser que ya celebra sus primera década. Para la ocasión fue convocada Florencia Battiti, una de las curadoras de Focus ArteBA, quien armó una selección de espacios y artistas argentinos entre los que se cuentan galerías de presencia intermedia y algunas que no son de Buenos Aires como Diego Obligado de Rosario, que presenta obra de Román Vitali; Carolina Antoniadis, Mimí Laquidara y Gabelich Contemporáneo, también de Rosario, con trabajos de Diego Vergara y Gastón Herrera; María Casado Home Gallery de San Isidro y Quadro, también con sede en Zona Norte. En esta selección también estará HILO. Todo cuenta con el paraguas de Dani Fischer, autor de varios de los impactantes diseños que se vieron en las exposiciones del Museo MAR de Mar del Plata. Toda una garantía.

Fuente: Clarin