Postulan edificios porteños y de La Plata para que los declaren Patrimonio de la Humanidad

MIRÁ LA GALERÍA DE IMÁGENES. Son más de cien y muestran los diversos estilos que dejó la modernización a comienzos del siglo XX.

BkPMn2S1m_1200x0__1

Existen en nuestro país once sitios excepcionales, únicos; que encantan a los argentinos, maravillan al mundo y que se han transformados en íconos universales. Como el Parque Nacional Los Glaciares, las estancias jesuíticas cordobesas, la Península Valdés, Ischigualasto y Talampaya, la Quebrada de Humahuaca, entre otros. Incluso el tango. La Unesco (por sus siglas en inglés, United Nations Educations, Scientific and Cultural Organization) los ha destacado como Patrimonio de la Humanidad; al tango, como Patrimonio Cultural Inmaterial. Y la lista podría extenderse porque las ciudades de Buenos Aires y La Plata presentarán sus joyas arquitectónicas para que también sean tenidas en cuenta por este organismo internacional.

Made with Flourish

Bajo el título “Buenos Aires – La Plata: dos capitales de la cultura, de la modernidad, del eclecticismo y de la inmigración (1888-1920)” se postulan una serie de edificios y enclaves urbanos distintivos de ambas ciudades. Serán más de 100 bienes con diferente valor histórico, arquitectónico y cultural. Y estarán divididos en ejes: en Buenos Aires habrá 18, por ejemplo; Diagonal Norte, Recoleta, Retiro-Plaza San Martín, La Boca, Área Bancaria, etc. Y en La Plata los ejes serán Diagonales, Área Fundacional y Área de los Bosques, entre otros.

Impactante. La fachada de la Catedral de La Plata. / Mauricio Nievas

Impactante. La fachada de la Catedral de La Plata. / Mauricio Nievas

Buenos Aires. El Transbordador de La Boca, uno de los 8 que quedan en el mundo. / Maxi Failla

Buenos Aires. El Transbordador de La Boca, uno de los 8 que quedan en el mundo. / Maxi Failla

Sólo por dar algunos ejemplos, La Plata postula a su Catedral -una de las más grandes del mundo y un exponente del neogótico-, el Museo de Ciencias Naturales, el Obervatorio Astronómico, el Palacio Municipal -un edificio descomunal, lleno de detalles constructivos únicos, como el recinto semicircular ubicado en la parte posterior-, el Centro Cultural Pasaje Dardo Rocha -otro sitio increíble, que fue originalmente estación de trenes, de ahí el tremendo salón de exhibiciones de 85 metros de longitud- y la sede del Colegio Nacional Rafael Hérnandez.

Congreso. Postal porteña. / Diego Díaz

Congreso. Postal porteña. / Diego Díaz

Buenos Aires, por su parte, postula a sus íconos indiscutidos: palacios como el del Congreso, el Barolo y el de Aguas. También la Casa Rosada. Como un conjunto de valor urbano, al ex Zoológico (que posee 21 edificios que son Monumento Histórico Nacional), al Jardín Botánico y al Parque 3 de Febrero. Además, la Usina del Arte, el Puente Transbordador de La Boca -uno de los ocho que quedan en pie en el mundo-, el Colegio Nacional Buenos Airesy las estaciones de Retiro y Constitución, ambas construcciones monumentales, recientemente restauradas. Y por supuesto, el Teatro Colón, considerada la mas bella de todas las salas de opera.

La Plata II. El Centro Cultural Pasaje Dardo Rocha es de la década de 1880./ Pasaje D. Rocha

La Plata II. El Centro Cultural Pasaje Dardo Rocha es de la década de 1880./ Pasaje D. Rocha

Museo de Ciencias Naturales. Ícono de La Plata.

Museo de Ciencias Naturales. Ícono de La Plata.

En el Salón Dorado del Centro Naval se presentó esta postulación, que se viene trabajando desde hace años, exactamente tres. Primero fue monitoreada por la Conaplu (Comisión Nacional Argentina de Cooperación con la Unesco, área que depende del Ministerio de Educación), quienes realizaron observaciones y fueron guiando la postulación. Hasta que en febrero llegó a la Unesco, que finalmente la aceptó y la colocó en una lista tentativa para que el año que viene, ambas ciudades, se transformen en Patrimonio de la Humanidad.

Bosques de Palermo. Con el lago y el Museo Sívori. / Museo Sívori

Bosques de Palermo. Con el lago y el Museo Sívori. / Museo Sívori

¿Cuál fue el criterio para elegir estas edificios? Lo explica a Clarín Teresa de Anchorena, presidenta de la Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos. “No es la primera vez que se realizan presentaciones como esta. La diferencia es que se habían presentado como un todo, una franja de patrimonio demasiado grande y abarcativo. Y todo no puede ser patrimonio. Lo que hicimos ahora fue elegir lugares puntuales, marcarlos en una suerte de mapa patrimonial y vincularlos entre sí. Mostrar la integración fenomenal que existe en ambas ciudades, en esa época de gran inmigración y de enorme diversidad que se vio plasmado en la construcción, el diseño, la planificación y el crecimiento de ambas ciudades”.

Anchorena describe esta situación de lugares puntales, que exhiben un conjunto de edificios o sitios patrimoniales, como “archipiélagos”. Apelando a este cambio estratégico, además de la importancia real del listado, esperan poder obtener la distinción de la Unesco. Además de la Comisión que preside, participaron los gobiernos de la Municipalidad de La Plata, el de la Ciudad de Buenos Aires y Presidencia de la Nación.

Por un lado, estas distinciones difunden globalmente; lo que genera mucho interés en el turismo, por ejemplo. Pero tienen una contrapartida: los gobiernos y las instituciones están obligadas a generar un mantenimiento sostenido, programas de difusión y de preservación de la historia vinculada al bien patrimonial, entre otras cosas. Si bien mucho de los edificios que integran este listado se encuentran en excelente estado, puede ser una oportunidad para recuperar otros.

Fuente: Clarin