ARCOmadrid: la invasión argentina está en marcha

Se inauguró la primera de una serie de muestras paralelas a la gran feria de arte de Madrid, que comienza la semana próxima; será imposible no cruzarse con un artista en la ciudad. En la imagen de portada, mural fotográfico de Cecilia Szalkowicz que se expone en la Biblioteca Nacional de Madrid Gentileza Nacho Acaso.

arco 17

La invasión del arte argentino en Madrid está en marcha. A ritmo frenético se instalaron las exposiciones en 17 museos y sitios emblemáticos de la ciudad donde se lucen pinturas, esculturas, fotos, performances, música experimental y teatro, en paralelo con el despliegue del país como invitado de honor de la feria ARCO. Los preparativos se solapan con los estrenos. Primero fueron inauguradas lasexposiciones colectivas como En el ejercicio de las cosas, atomizada en ocho sedes, con más de 50 artistas argentinos de distintas disciplinas. Es una de las apuestas fuertes del programa del Ministerio de Cultura. “Lo pensamos como un ejercicio de armar y desarmar en el que el visitante pueda construir una trama representativa de lo que es el arte contemporáneo argentino”, dijo Mariano Mayer, uno de los curadores de la muestra, durante un recorrido por la Casa de América. Ahí, frente a la Cibeles, abrió también “Las decisiones del tacto”.

En una de las paredes resalta el lienzo Alimentando las gallinas, de la tucumana Mariana Ferrari. Es una obra inconclusa: la artista la haceá crecer por la pared virgen que la rodea hasta convertirla en un mural efímero. En la misma sala se destacan una escultura y cuadros de Marie Orensanz y fotografías de Bruno Dubner. A unos pasos se proyecta El dictador, video de los 70 en el que David Lamelas representa la arrogancia y la desconexión de la política con el mundo real. Un grupo de operarios terminaba de montar el aporte de Carlos Huffmann, que incluye un código QR enmarcado a partir del cual se puede seguir la evolución de una obra que sucederá en Instagram.

A tres cuadras de allí, en la Biblioteca Nacional, se haya la segunda escala de la muestra, bautizada “Realidad distraída”. En un juego con la literatura, se exhiben obras que invitan a descubrir cómo se construye la percepción de la realidad. Reciben al visitante un mural fotográfico de Cecilia Szalkowicz y un manifiesto de Eduardo Costa, en el que se ríe de la originalidad. En la inauguración, esta tarde, 30 músicos interpretarán una performance de Alan Courtis que consiste en rasgar, arrugar y arrojar diarios.

Mariano Mayer y Sonia Becce, curadores del programa paralelo
Mariano Mayer y Sonia Becce, curadores del programa paralelo. Foto: Gentileza Nacho Acaso

Un primer capítulo de En el ejercicio de las cosas quedó abierto, en la Casa Museo Lope de Vega. En el patio suenan canciones de Federico Peralta Ramos. En una pared cuelga la carta que el artista envió en 1971 a la Fundación Guggenheim para explicarle en qué había gastado el dinero de su beca: un banquete para los amigos, trajes y otras delicias.

Se expone una serie de acuarelas de Lux Linder, una pintura de Fernanda Laguna y una “obra regalo” de Gastón Pérsico: el libro 44 novelas que comienzan, que consiste en una selección de párrafos de primeras páginas de libros de autores argentinos más ilustraciones de la película Martín Fierro, de Torre Nilsson. “Intentamos mostrar obras que se infiltran unas a otras. Hay un diálogo entre tradición, continuación e invención”, explicó Sonia Becce, curadora de esta sección que se completa con capítulos en el Centro Conde Duque, el Museo Cerralbo, Tabacalera, la Casa de Vacas y en la galería Alimentación 30.

El despliegue argentino en Madrid parece inabarcable. En la Fundación Telefónica, en la Gran Vía, Leandro Erlich inaugurará también hoy Certezas efímeras, un juego de espejos que plantea un desafío a la percepción. Cuando, la semana que viene, arranque ARCO -donde expondrán 20 galerías argentinas-, fuera del predio podrá visitarse Ultramar, en el Museo Thyssen-Bornemisza, con obras de Kuitca, Fontana y Tessi. En la Real Academia de Bellas Artes, a un paso de la Puerta del Sol, se ofrecerá una muestra sobre la Colección Costantini. En el Reina Sofía se expondrán los videos de Tiempo como actividad, de Lamelas, y se representarán dos obras de música contemporánea. El programa se extenderá al Caixaforum, el Matadero, la Plaza Colón… Será una aventura pasear por Madrid sin toparse con un artista argentino.

Fuente: Martín Rodríguez Yebra, La Nación.