Se aprobó la creación del Parque Nacional Iberá

El Congreso de la Nación aprobó la creación del Parque Nacional Iberá, en la provincia de Corrientes, que abarca una superficie de 159.800 hectáreas. Las tierras fueron donadas con este fin por las fundaciones Conservation Land Trust Argentina (CLT), creada por el ya fallecido empresario y ecologista Douglas Tompkins y su esposa Kristine, y por Flora y Fauna Argentina.

2829581w1000

El nuevo parque se suma a las 553.000 hectáreas de esteros y humedales del contiguo Parque Provincial Iberá. De esta manera, se conforma un parque natural de 712.800 hectáreas, que en sus humedales, pastizales, bisques de espinal, malezales y pequeñas selevas cuenta 4000 especies de flora y fauna.

Carpinchos en los Esteros del Iberá Crédito: Astrid Sanguinetti

Según estimaciones de CLT, en unos años, el parque podría recibir a más de 100.000 visitantes por año, a través de sus ocho portales de acceso, en las localidades correntinas de Colonia Carlos Pellegrini, Ituzaingó, San Miguel y Concepción de Yaguareté Corá.

Patrimonio natural

“Hoy es un día para celebrar. Después de muchos años de trabajo, por fin se cumple la visión de Doug [Tompkins] y el pueblo correntino de crear el Parque Nacional Iberá. Con la proclamación de este parque, unido al Parque Provincial vecino, el patrimonio natural y cultural del Iberá queda protegido para las futuras generaciones de correntinos y argentinos, en un atractivo turístico de nivel internacional”, expresó Sofía Heinonen, directora ejecutiva de CLT Argentina.

Isis, una yaguareté que llegó a los esteros desde Brasil Crédito: Gentileza CLT

En el nuevo parque nacional existen diez especies que cuentan con un proyecto de reintroducción: el yaguareté, el venado de las pampas, el oso hormiguero, el tapir, el pecarí de collar, el gran guacamayo rojo, el muitú, la nutria gigante, el aguará guazú y la chuña de patas rojas. Según CLT, se trata “del mayor proyecto de reintroducción de fauna localmente extinta de América, y el único en la Argentina de esta magnitud”.

En 2007, se hizo la primera liberación de osos hormigueros, una especie que había desaparecido en toda la provincia. Y en 2012, en la isla de San Alonso, con el apoyo del gobierno provincial y otras fundaciones y empresas, se empezó el programa de cría de yaguaretés, para lo que se creó el Centro de Reintroducción de Yaguareté. En junio de este año, nacieron los dos primeros ejemplares tras décadas de ausencia de la especie en la provincia.

Fuente: Fernando Massa,  La Nación.