Hallazgo en Egipto: descubren 27 sarcófagos enterrados hace 2500 años

Un grupo de arqueólogos excavó 27 sarcófagos de más de 2500 años de antigüedad en la ciudad sagrada de Saqqara, ubicaba a unos 30 kilómetros del Cairo, capital de Egipto. En rigor, los expertos primero exhumaron 13 ataúdes a principios de septiembre y luego sumaron otros 14 más.

aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Las urnas se encontraban en una tumba ubicada en el interior de un pozo, un sitio de sepultura activo por más de 3000 años, que es patrimonio mundial de la UNESCO, explicó la agencia ANSA. De hecho, Saqqara fue la necrópolis más importante de Menfis -capital del Imperio Antiguo de Egipto y del nomo I del Bajo Egipto- desde la primera dinastía hasta la época cristiana.

Desde el Ministerio de Turismo y Antigüedades de Egipto, confirmaron que los sarcófagos se encuentran bien conservados.

Desde el Ministerio de Turismo y Antigüedades de Egipto, confirmaron que los sarcófagos se encuentran bien conservados. Fuente: AP

Según lo que se puede apreciar en las imágenes publicadas por el Ministerio de Turismo y Antigüedades de Egipto, los sarcófagos se encuentran bien conservados, pintados de colores vivos, así como sucede con los otros artefactos más pequeños.

Desde el Gobierno emitieron un comunicado en el que explicaron que «los estudios iniciales indican que estos ataúdes están completamente cerrados y no se han abierto desde que fueron enterrados».

Desde el Ministerio de Turismo y Antigüedades de Egipto, confirmaron que los sarcófagos se encuentran bien conservados.

Desde el Ministerio de Turismo y Antigüedades de Egipto, confirmaron que los sarcófagos se encuentran bien conservados. Fuente: AP

Con todo, los trabajos de arqueología siguen en marcha, mientras los expertos intentan obtener más detalles sobre el origen de los sarcófagos. Con lo cual, es probable que en los próximos días haya más novedades sobre esta investigación.

En noviembre del año pasado, por primera vez se le mostró al público un gran alijo de animales momificados, descubierto en 2018 por arqueólogos cerca de la pirámide escalonada de Saqqara.

Fuente: La Nación