Lanzan un premio de escritura que apunta a los jóvenes

Entre 20 y 40 años. Es la segunda convocatoria del premio Todos los tiempos el tiempo, para obras de distintos géneros.

aswqw

“Escribir es un ejercicio de ética y de rigor, es el acto emancipatorio por excelencia. Es ejercer la independencia y lo interesante es alentar escrituras que no estén dictadas, siguiendo modas, tuteladas, ni bajo la sumisión de un modo único de escribir, sea político, ideológico, estético”, dijo la escritora Ariana Harwicz en el lanzamiento del concurso de escritura «Todos los tiempos, el tiempo».

Junto a Leila Guerriero, Pablo Gianera Mariano Llinás, Harwicz integrará el jurado encargado de seleccionar las cinco obras en proceso ganadoras en cada una de las categorías para autores de entre 20 y 40 años.

Este año las categorías son ficción, no ficción, guion, dramaturgia y narrativa gráfica. Habrá 350 mil pesos cada una y las obras se recibirán desde el 16 de julio hasta el 16 de septiembre. Informes acá.

Ariana Harwicz. La autora de "Degenerado" es miembro del jurado.

Ariana Harwicz. La autora de «Degenerado» es miembro del jurado.

Además, de marzo a abril de 2022 los 15 ganadores de menciones podrán participar de clínicas de escritura con los autores Romina Paula y Alan Pauls.

El concurso, que se realiza por segundo año consecutivo, surgió por iniciativa de la Fundación Bunge y Born, Fundación Proa y el Diario La Nación, para brindar un apoyo a la comunidad artística y cultural para la cual la crisis actual presenta grandes desafíos. 

“Desde un principio la gran discusión fue qué es la escritura”, dijo Adriana Rosenberg, Directora de Fundación Proa. “Notamos que todos los premios se dedican no solo a premiar una novela sino también un concepto bastante cerrado de lo que es la escritura”, continuó, y explicó que fue por ese motivo que se decidió incorporar nuevos géneros.

“El acto de escribir y el acto de crear están presentes tanto en el guión cinematográfico como en la novela de ficción y en el teatro, por eso consideramos que el premio es un estímulo a la escritura en general”, dijo Rosenberg.

Género variado

En detalle, se premiarán obras en progreso divididas en las siguientes categorías:

Guión: para largometraje o serie corta.

Dramaturgia: proyectos de obra de género dramático para piezas teatrales.

Narrativa gráfica: pueden ser proyectos de obra narrativa que cuenten con un componente visual, gráfico o ilustrado, así como historieta, cómic, álbum ilustrado infantil, fotonovela o similar.

Ficción: incluye proyectos de obras literarias en los géneros novela, nouvelle o selección de cuentos.

No ficción: para proyectos de obras no ficcionales que presenten un interés literario y/ o una voz autoral, así sean crónicas, ensayos narrativos, perfiles, memorias o diarios e ilustración infantil.

Como una Olimpíada

Durante la presentación, realizada por zoom, además de Adriana Rosenberg y los jurados, hablaron Gerardo della Paolera, Director Ejecutivo de la Fundación Bunge y Born, y Norberto Frigerio, Director de Relaciones Institucionales del Diario La Nación.

“Confieso que siempre me pasa lo mismo, cada vez que acepto ser jurado lo hago con la angustia de quien está cometiendo un error”, dijo Llinás. “Cuando llegan los proyectos esa sensación se acrecienta de manera infinita, como en la época en que uno iba a citas, descubría súbitamente que no tenía ganas de ir».

Norberto Frigerio. Por el diario La Nación. Foto DPA

Norberto Frigerio. Por el diario La Nación. Foto DPA

Pero, explicó, «como solía pasar con aquellas citas,  la sensación final es buena. Es como una pequeña olimpíada donde uno pone en juego valores, opiniones que no sabía que tenía sobre el propio oficio, sobre las artes, sobre qué es escribir, qué está bien que se premie y qué no. En definitiva, es como una especie de pequeña instancia filosófica, más allá de los premios y de las menciones”.

«Me interesó muchísimo y me resultó muy estimulante cuando me propusieron formar parte del jurado, es un hermoso estímulo para todos”, expresó Leila Guerriero. “Unos cuantos tendrán un recorrido ya hecho, pero es una forma de tener un espaldarazo, debe significar mucho en la vida de una persona, incluso me hubiese gustado mucho tener un premio así cuando yo empecé a caminar por acá y estaba todo muy confuso y muy perdido. Como sigo, por supuesto».

Fuente: Clarín