Con el coronavirus como tema único, la TV de aire recupera energía, encendido y rating

Juana Viale reemplazó a su abuela Mirtha Legrand este fin de semana, quien decidió quedarse en su casa y cumplir con la cuarentena

3218892w1033

Antes del estallido de la emergencia por el coronavirus , se hablaba de latelevisión abierta en la Argentina como una extravagante curiosidad, casi en vías de extinción. Hoy, la necesidad de alimentarse de información al instante sobre la evolución de la pandemia les devolvió a los canales de aire la energía extraviada. Hoy vemos cómo día a día la TV de aire empieza a recuperar parte del encendido que venía perdiendo de manera casi irreversible. El método es muy sencillo: adaptar de manera rápida y constante su grilla de programación al tema excluyente de estos días en todo el mundo.

La primera comprobación de este vertiginoso cambio de tendencia la tuvimos el viernes último, cuando se conoció un informe de Kantar Ibope Media , la consultora encargada de las mediciones de audiencia televisiva en la Argentina. El dato más fuerte es el aumento de un 31 por ciento en el rating hogares (de un 32,31 % a un 42, 23 %) entre el 22 y el 17 de marzo. La cantidad de tiempo promedio frente a la pantalla (lo que se conoce como Average Time Spent ) subió en el mismo lapso de 4 horas y 52 minutos a 6 horas y 20 minutos. Un 30 por ciento más. En apenas 15 días, según la misma consultora, algo más de 185.000 personas se sumaron al encendido, que con toda seguridad seguirá aumentando de aquí en adelante, sobre todo, a favor de la cuarentena forzosa. Permanecer en el hogar le da oxígeno a la pantalla.

¿Qué ofrece la televisión abierta para quienes empiezan a reencontrarse con ella cada vez más seguido? Una programación en estado de cambio permanente. Todos los días se modifican las grillas, se levantan programas de manera imprevista y se alteran las rutinas, ahora determinadas por la evolución de una pandemia que impone alteraciones abruptas e inesperadas. Hay un nuevo sentido para el «minuto a minuto» que en otros tiempos no muy lejanos aludía solamente al rating. Ahora la expresión tiene un significado informativo. La dinámica del coronavirus está marcada por esa velocidad.

Todo lo que no es información o actualidad empieza a tener un valor relativo. Y aquello que funcionaba con el orden previo al surgimiento de la emergencia deja de tener sentido o no puede seguir funcionando como antes. El caso testigo más fuerte es el deSeparadas , título fuerte del horario central de eltrece, que debió interrumpir a la fuerza su continuidad . Los avisos institucionales del canal prometen su regreso en abril, luego de la última emisión «normal» que tuvo lugar el jueves 19, a raíz de la paralización de las grabaciones.

En rigor, toda actividad artística que involucra a actores está postergada hasta el 1 de abril «o hasta la fecha que pudiera indicar el Gobierno Nacional en los próximos días» por decisión de la Asociación Argentina de Actores. Esa cancelación también obligó a detener las grabaciones de la nueva temporada de El marginal , que preparaba la productora Underground. Lo mismo ocurrió con la segunda temporada de El Tigre Verón .

Otros programas ya dejaron el aire o están próximos a hacerlo. Pasapalabra (eltrece)dejó de grabarse «para salvaguardar la salud de todo el equipo técnico, producción, participantes e invitados especiales», según informó Turner, su productora. La última emisión del ciclo se verá el 10 de abril. Por el lado de América, Incorrectas dejó su espacio el viernes pasado a instancias de su conductora, Moria Casán. «Esto no es una despedida, es un stand by . Yo vengo a desdramatizar y ahora, ¿qué puedo hacer? No puedo sacar conejos de la galera», admitió la estrella.

En todos los casos, estas salidas quedan cubiertas con refuerzos de los programas de actualidad y emisiones especiales o complementarias de los equipos informativos de los canales. Hasta los programas dedicados a los chimentos del espectáculo concentraron su atención en los efectos del coronavirus, dialogando con famosos en cuarentena aquí y en el exterior o enviando a sus cronistas a la calle. No siempre fue posible escapar a la frivolización que caracteriza a este tipo de envíos.

El fin de semana, Juana Viale ocupó la cabecera de la mesa de Mirtha Legrand . «La decisión de suspender su conducción a futuro fue tomada no solo en carácter de prevención y para dar el ejemplo como figura pública, sino también con el fin de priorizar la salud de la conductora», señalaron desde la productora StoryLab y eltrece en la semana que pasó para fundamentar el cambio.

Germán Paoloski condujo el especial #JuntosPodemosLograrlo
Germán Paoloski condujo el especial #JuntosPodemosLograrlo Crédito: Telefe

Viale retomó un lugar que ya había ocupado circunstancialmente en el pasado procurando mantener en todo momento el estilo del programa: la presentación, la lectura de la publicidad fuera de las tandas, el modo en que interpelaba a los invitados. Por supuesto, el coronavirus fue el único tema de conversación, con el aporte de profesionales de la salud y una nota muy emotiva a cargo del chef italiano Donato De Santis , que habló de la cruda realidad que sobrelleva la población más expuesta al virus, la de los ancianos, en su país de origen.

También se emitió anteanoche PH , el ciclo conducido por Andy Kusnetzoff en las noches de sábado de Telefe y también grabado con anterioridad a su emisión. El programa se las ingenió para combinar sus rutinas con el tema del coronavirus. El conductor mostró cómo el equipo de producción estaba reducido al mínimo y de qué manera los invitados mantenían la distancia social exigida por las medidas sanitarias básicas. Uno de los invitados fue el médico Alberto Cormillot y hubo una conexión con Italia para escuchar el testimonio del futbolista argentino Rodrigo De Paul.

Separadas, la ficción de eltrece que deberá esperar para volver a grabar y retornar a la pantalla con nuevos episodios
Separadas, la ficción de eltrece que deberá esperar para volver a grabar y retornar a la pantalla con nuevos episodios Crédito: el trece

Al día siguiente, La peña de Morfi , también por Telefé, y desde las 11, adaptó su formato al nuevo estado de cosas, llevando a la pantalla lo que había aparecido como fenómeno de notable difusión y repercusión durante los últimos días en las redes sociales: artistas populares como Luciano Pereyra y Sandra Mihanovich, entre otros, cantando en vivo desde sus hogares. Ayer ese programa incluso le hizo una entrevista al presidente, Alberto Fernández, quien volvió a aparecer en pantalla por la noche, durante un especial de América.

Fuera de estas situaciones, hoy la prioridad de los canales del aire pasa por comprometerse con el seguimiento permanente de la evolución de la emergencia y darle un lugar preferencial a sus noticieros y espacios informativos. Fue toda una rareza, por ejemplo, encontrarse con una larga emisión de Telenueve en la noche del sábado.

La TV Pública , en tanto, puso bastante atención en la difusión televisiva de contenidos educativos y documentales culturales. También lanzó un programa (#QuedateEnCasa , con Cata D’Elia, Juani Velcoff Andino y Sergio Goycochea) en la franja vespertina de los días hábiles con el propósito de acompañar a quienes mantienen en sus hogares la cuarentena forzosa. A eso se sumará este lunes, desde las 22, el adelanto de la nueva temporada del programa De padres e hijos , con un capítulo doble en el que Peto Menahem contará la historia del reencuentro entre una nieta recuperada y su padre, luego de 42 años.

Telefe también agregó minutos a sus espacios de noticias con otro ciclo especial titulado con un hashtag, #JuntosPodemosLograrlo , liderado por Germán Paoloski que también tuvo una emisión en vivo el sábado por la noche y seguirá durante los días de la semana en horario matutino. .

Fuente: Marcelo Stiletano, La Nación