Crucigrama: Sabato

Seis años sin don Ernesto - Por Norberto Tallón, especial para DiariodeCultura.com.ar.

Sábato 1
Sábato 2
Sábato 3
Sábato 4
Sábato 5
Sábato 6
Sábato 7
Sábato 8

Este domingo, 30 de abril, se cumplieron seis años que a primera hora de la madrugada a causa de una persistente bronquitis que afectaba su deteriorada salud, a los 99 años de edad, en su casa de Santos Lugares, en el Gran Buenos Aires, moría el escritor, novelista, ensayista y científico Ernesto Sábato.

Fue el presidente y encargado de entregar el documento final de la CONADEP (Comisión Nacional sobre Desaparición de Personas), luego volcado en el libro “Nunca más”, sobre los crímenes de lesa humanidad de la dictadura del autodenominado “Proceso de Reorganización Nacional”.

Este es el dato incontrastable de la información, pero la idea es recordarlo a través de sus palabras en la ficción: Desde el próximo renglón el muy breve primer capítulo de su primera novela “El túnel”.

“Bastará decir que soy Juan Pablo Castel, el pintor que mató a María Iribarne; supongo que el proceso está en el recuerdo de todos y que no se necesitan mayores explicaciones sobre mi persona.

Aunque ni el diablo sabe qué es lo que ha de recordar la gente, ni por qué. En realidad, siempre he pensado que no hay memoria colectiva, lo que quizá sea una forma de defensa de la especie humana. La frase “todo tiempo pasado fue mejor” no indica que antes sucedieran menos cosas malas, sino que —felizmente— la gente las echa en el olvido. Desde luego, semejante frase no tiene validez universal; yo, por ejemplo, me caracterizo por recordar preferentemente los hechos malos y, así, casi podría decir que “todo tiempo pasado fue peor”, si no fuera porque el presente me parece tan horrible como el pasado; recuerdo tantas calamidades, tantos rostros cínicos y crueles, tantas malas acciones, que la memoria es para mí como la temerosa luz que alumbra un sórdido museo de la vergüenza. ¡Cuántas veces he quedado aplastado durante horas, en un rincón oscuro del taller, después de leer una noticia en la sección policial! Pero la verdad es que no siempre lo más vergonzoso de la raza humana aparece allí; hasta cierto punto, los criminales son gente más limpia más inofensiva; esta afirmación no la hago porque yo mismo haya matado a un ser humano: es una honesta y profunda convicción. ¿Un individuo es pernicioso? Pues se lo liquida y se acabó.

Eso es lo que yo llamo una buena acción. Piensen cuánto peor es para la sociedad que ese individuo siga destilando su veneno y que en vez de eliminarlo se quiera contrarrestar su acción recurriendo a anónimos, maledicencia y otras bajezas semejantes. En lo que a mí se refiere, debo confesar que ahora lamento no haber aprovechado mejor el tiempo de mi libertad, liquidando a seis o siete tipos que conozco.

Que el mundo es horrible, es una verdad que no necesita demostración. Bastaría un hecho para probarlo, en todo caso: en un campo de concentración un expianista se quejó de hambre y entonces lo obligaron a comerse una rata, pero viva.

No es de eso, sin embargo, de lo que quiero hablar ahora; ya diré más adelante, si hay ocasión, algo más sobre este asunto de la rata.”

Y en el final para tomarlo como testimonio o disfrutar de él: El video de la versión musical del “Romance a la muerte de Juan Lavalle”, texto que forma parte de su novela consagratoria “Sobre héroes y tumbas”. Con Eduardo Falú en guitarra y canto, el propio Sábato relatando la historia…

Que sirva para no olvidarlo.

Norberto Tallón
@betotallon