El valor de la palabra: La voluntad

Según Albert Einstein, hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad. Por Sandra Auteri, especial para diariodecultura.com.ar.

la-voluntad-de-ganar_ENfwDg

Ella es la facultad que permite al ser humano gobernar sus actos, decidir con libertad y optar por un tipo de conducta determinada.

El vocablo voluntad proviene del latín voluntas, voluntātis (verbo volo = ‘querer’, y sufijo -tas, -tatis = ‘-dad’, ‘-idad’, en castellano), y consiste en la capacidad y la potencia de los seres humanos que los mueve a hacer cosas de una manera intencionada.

Una voluntad enérgica da al alma una dirección, un apoyo y una fuerza particular. Por alguna razón este pensamiento se vuelve valioso y así se habla y se reconoce una voluntad de hierro, enérgica, perseverante, que nos pone en acción.

La voluntad puede verse influida por otras facetas de la personalidad que son factores determinantes que impulsa lo que llamamos fuerza de voluntad. Se deben tener en cuenta la cuota que cada uno posea de tenacidad, de constancia, de perseverancia.

Resultado de imagen para La voluntad

Las personas de voluntad fuerte suelen tener motivaciones potentes, buena capacidad de raciocinio, poder de decisión y firmeza en la acción. No se retraen ante las adversidades y son constantes en su intención, hasta lograr lo que buscan.

Pero que pasa con aquellos que sienten que no tienen una voluntad fuerte, que sienten que son débiles y que los avasallan?

Sepamos que tenemos todos estos recursos, sepamos que somos capaces de poner a disposición de nosotros mismos nuestra voluntad, la del modelo que tengamos, la que vayamos pudiendo reconocer para sostener, en principio, la alegría de vivir en este dia y en este tiempo aunque las circunstancias insistan en batallar en lo contrario.

Resultado de imagen para la voluntad

Nuestras acciones conscientes y voluntarias, necesitan de una motivación para ponerse en movimiento. Cualquier motivación será válida para ponerse en acción. Desde un punto de vista moral la razón dirige nuestros impulsos. Impulsemonos!!!

Debemos ponernos en acción. Tomar el primer lugar disponible y con la vista al frente comenzar a trabajar por lo que queremos.

La fuerza que le demos a nuestra voluntad nos permitirá enarbolar el alma y sentirnos plenos. Sumarnos con alegría a las rutas que vaya proponiendo la vida y entender que a veces van a ser escabrosas, porque lo van a ser, y habrá que aprender de los vientos que nos azoten, que de seguro nos van a despeinar, pero que maravillosa la sensación de libertad que nos hará sentir nuestra razón al poner nuestra voluntad a nuestro servicio.

Proponerse vivir con el compromiso pleno de celebrar la vida, no es algo menor y pese a que esta frase suene trillada si se analiza con detenimiento nos mostrará cuantas veces postergamos el momento de la celebración de logros pequeños por cosas que decidimos que debían ser más grandes y nos perdemos de honrar momentos gloriosos.

Vivir con compromiso empata con la decisión de vivir con la voluntad de modificar todo eso que aplaza nuestro bienestar, nuestros sueños y nuestros aprendizajes.

Es importante saber que la voluntad puede educarse. A lo mejor, no vino esta enseñanza con el paquete original, la cigüeña se lo dejó olvidado en alguna nube, pero si llegamos hasta acá, y decidimos sumar, también debemos saber que la voluntad es algo que podemos nutrir cotidianamente. Que esperamos?

Sentémonos en el primer banco, seamos los primeros en participar, cuidemos nuestro cuerpo, ejercitemos nuestros sueños, para que con voluntad uno a uno ocupen el lugar que decidamos darles.

_____________________________________________________________________

Sandra Auteri – Locutora Nacional MN 10.523
Difundir valores a través de palabras cotidianas es un desafío que les propongo transitar.
La consigna es que en cada encuentro, teniendo como guía la palabra elegida, podamos celebrar nuestras fortalezas y superar nuestras limitaciones. www.sandraauteri.com.ar