Un Argentino en Brasil: Una historia que merece ser contada

Roberto de Pessoa, el militar que espió a Hitler - Por Alberto Curia, especial para Diariodecultura.com.ar.

gen_de_pessoa
de pessoa

Buceando en los archivos, no pude abstraerme de esta realidad acontecida durante la Segunda Guerra Mundial. Para quienes gustamos de la lectura de los hechos históricos, todo lo relativo a este sangriento conflicto bélico siempre nos sorprende con material que atrae nuestra atención, por eso decimos que existen historias que merecen ser contadas y de las que poco se conoce. Hay que remontarse a la época en que este hecho sucedió.

Esta historia refiere al brasileño que espió a Adolf Hitler. Su nombre: Roberto de Pessoa, quien por el año 1936 ostentaba el grado de teniente del ejército de Brasil. Fue el primer paracaidista de su país y el inspirador de la creación de la fuerza especial más poderosa del ejército: “la Brigada de Infantería Paracaidista”.

Resultado de imagen para roberto de pessoa

A pesar de las buenas amistades que había hecho el teniente brasileño, su intención era la de aproximarse a Hitler, porque pensaba que si los restantes oficiales nazis lo veían al lado del “Führer”, tendría acceso a las instalaciones que quería observar.

Para ello era preciso ingresar al palco donde se encontraba el dictador alemán, usando un recurso previamente preparado desde Brasil, que era una credencial de periodista. Con este pase, el teniente consiguió ingresar en esa tribuna donde estaba la cúpula mayor del nazismo y conversó y apretó la mano de Hitler, con el característico saludo “Heil Hitler”.

El contacto de Pessoa con la tropa aérea se inició en Alemania, en 1936, bajo el régimen nazi y en ese momento sólo contaba con 26 años de edad. Su especialidad era la de profesor de educación física y fue enviado a Berlín a los efectos de aprender, para luego aplicar en Brasil, las técnicas de entrenamiento militar que practicaba la Wermach y el conjunto de fuerzas terrestres alemanas.

Por entonces, la instrucción que tenían los alemanes los hacía prácticamente invencibles en los deportes. El viaje del profesor –en misión especial-, estuvo ligado con la participación de Brasil en los juegos olímpicos.

Con audacia, carisma y simpatía, se fue acercando a los distintos campos de prácticas y visitó una de las avanzadas técnicas de ejercicios militares en los Alpes, acompañando con fascinación el adiestramiento de los batallones de elite del ejército alemán.

Mezclado con los atletas que competían en las olimpíadas de Berlín, el teniente Pessoa intentó inscribirse en un curso de paracaidistas del III Reich y fue rechazado por problemas en su aptitud física, pero fue admitido para volar en la escuela de planeadores donde, por recomendación del comandante de la Luftwaffe (Fuerza Aérea Alemana), Hermann Göering, pudo capacitarse en esta disciplina, tuvo acceso a un entrenamiento secreto en una isla en el norte de Alemania y accedió a la formación de los pilotos de caza alemanes.

Su particular carisma para hacer amistades, lo acercó a pilotos y a paracaidistas. Esto hizo que prolongara su estadía en Alemania y pudiera ser parte de prácticas en la riesgosa  “Academia de Deportes del III Reich”. Las disciplinas aprendidas por el militar y traídas a Brasil, son empleadas en la actualidad por el ejército.

En 1944, durante el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial, al enterarse Roberto Pessoa de las atrocidades del régimen nazi en Alemania y en los países invadidos, negoció una vacante en Fort Benning, la legendaria Airborne (Puesto del Ejército de los Estados Unidos en la frontera de Alabama con Georgia). Esta dependencia apoyaba a unos 120 mil militares, miembros de familias, soldados de la reserva ya retirados y a funcionarios civiles, donde el gobierno americano entrenaba al grupo de aerotransportados.

En octubre Pessoa, recibiría la insignia de la tropa, constituyéndose en el primer brasileño especializado en esta modalidad operativa.

Durante la invasión a Normandía, conocida como el ”Día D”, Pessoa ya con el grado de Capitán, fue agregado militar en la 101 División Aerotransportada.

De regreso en Brasil, transitó su vida militar con una exitosa carrera y se retiró de la actividad como comandante del Batallón de Infantería Santos Dumont, en Rio de Janeiro.

Este brillante militar brasileño falleció el 17 de setiembre de 2010 a los 100 años de edad…

=================================================================

Alberto Curia es Consultor Turístico en todos los destinos del Brasil.

Brinda servicio exclusivo y personalizado, ofrecido por profesionales con experiencia y capacitados en el área de turismo.

Proyectar un buen viaje es fundamental para disfrutar mejor los destinos turísticos que Brasil tiene para ofrecer: Recife, Río de Janeiro, Maceió, Búzios, Cabo Frío, Arraial do Cabo, Río das Ostras, Salvador Bahía, Porto de Galinhas, Florianópolis, Balneario Camboriú, Governador Celso Ramos, Itapema, Fernando de Noronha, Cataratas del Iguazú (Foz do Iguaçú), o el destino que usted proponga.

Planificar un viaje no es tan fácil como imaginamos; es preciso tener conocimiento, experiencia y seleccionar buenos prestadores de servicios con informaciones precisas y confiables.

Con el objetivo de ayudar a los turistas a economizar tiempo y dinero, ofrecemos nuestros servicios Consultores de Viajes.

Destinos en todas las playas; hoteles, posadas, restaurantes, alquiler de autos, excursiones, transfers, etcétera.

Informes: consultorturisticorio@hotmail.com