Un argentino en París: Versalles era una fiesta

CUANDO LOUIS XIV SE DIVERTIA A LO GRANDE - Por Jorge Forbes, desde Francia, especial para DiariodeCultura.com.ar.

Versailles1693_bmp

La muestra «Fiestas y diversiones en la corte de Louis XIV» reconstruye de manera formidable, en el château de Versalles, los lujos y fastos de los cortesanos del antiguo régimen. En total 370 obras expuestas (cuadros, instrumentos de música, fusiles para la caza y decorados de teatro) forman parte de esta impresionante exposición que puede verse hasta el 26 de marzo 2017, todos los días, salvo los lunes, con visitas guiadas en ciertos momentos, especialmente para familias. Se propone, igualmente, un catalogo de casi 400 páginas con ilustraciones magníficas, de las ediciones Gallimard, al precio de 49,90 euros.

Nadie puede imaginarse a Louis XIV tocando la guitarra, como si fuera Bob Marley, delante de sus hijos y cortesanos. El château de Versailles muestra hoy como juegos, bailes, partidas de caza y espectáculos que mantenían el esplandor del reino.

En Versailles, que fue residencia permanente del poder desde 1682 hasta su regreso a París en 1789, las diversiones fueron la herramienta fundamental del «buen gobierno» y de Louis XIV a Louis XVI, el soberano debía cada día “encantar a la corte al mismo tiempo de subyugarla por su autoridad”.

Paradógicamente, paseos, bailes, juegos, espectáculos y partidas de caza no tenían nada de lujos ni ostentaciones. Mantenían el esplendor del reino, al tiempo de domesticar a la nobleza, entre lujosos dorados y bosques (unas 8.000 hectareas, sin contar la cercana Marly).

¿Cómo quieren divertirse? Esa parece haber sido la pregunta principal. La exposición, ordenada segun los placeres, muestra que los cortesanos (más de 10.000 personas a costillas del rey en el año 1700) podían elegir libremente.

UN NUMERO EXCEPCIONAL QUE PUEDE SER TELECARGADO POR IPAD

Para prolongar el placer de visitar la exposición «Fiestas y diversiones en la corte», el diario Le Figaro propone con el 4to número telecargar de manera gratuita su aplicación iPad «Grandes Formatos» una inmersión en la vida de los cortesanos en Versailles.

Videos, diaporamas, sonidos… Descubra todos los placeres de la corte tal como estaban orquestados por Louis XIV y sus sucesores, cualquiera fuera la temporada, desde que se levantaban hasta que se acostaban.

El Rey Sol, (Louis XIV) era un excelente bailarín pero que igualmente tocaba el laud. Louis XV, por su parte, prefería disfrazarse de árbol durante los bailes de máscaras y hacer que otras 8 o 10 personas estuvieran recubiertas de hojas y ramas para poder pasar inadvertido.

El arpa de Maria Antonieta está expuesta en honor, con un retrato de la reina. La escenografía, increiblemente lograda, hace soñar que uno está sentado a la mesa del rey.

Frente a los juegos de naipes de Louis XVI, se observan las anotaciones que escribía, por ejemplo, en el as de trébol o, en otras, los nombres de sus invitados a comer.

Nadie se aburría en la Corte. Las diversiones eran cosa seria. El rey, oficialmente designaba a los “inspectores encargados de divertirlo”.

La corte se instaló en Versailles en 1682 y para fijar a casi mil cortesanos se debía organizar una especie de programa de actividades, explica Elizbeth Caude, conservadora general del museo de los château de Versailles y del Trianon y, al mismo tiempo, curadora de la actual exposición.

Cada sala nos envía a una diversión real diferente: caza, danza, música, comedia , juegos de salón, deportes con un trineo o patines de la época.

Y ES ALLI DONDE NACIERON LAS INDUSTRIAS DEL ESPECTACULO, ANTES QUE LA DEL TERROR

Nos vemos inmersos en la corte con la música –la trompa para la caza, minuetos para el baile e incluso con el ruido de los fuegos artificiales- ya muy de moda en ese entonces.

Sin contar con la recreación de los decorados. Algunos de ellos sobrevivieron en su estado original. Una sala reconstituye un teatro móvil con la ayuda de inmensos telones y chasis de la época.

Algunas obras maestras, como un cuadro increible de Watteau de los actores franceses en el escenario de Versailles. O el de las hijas de Louis XV por Nattier. Extraordinarias y presentadas por primera vez sin marco, para poder sumergirnos mucho más en el ambiente donde se mezclan cuadros e instrumentos de música.

Las sonrisas se convierten en soñadoras ante la mini carroza y juguete del Delfin, hijo de Louis XVI, el cual murió por causa de malos tratos en la prisión del Temple. Dos años antes, en 1793, el pequeño Louis XVII fue forzado a acusar a su madre, María Antonieta. de abusos sexuales en el proceso a la reina depuesta. La fiesta había llegado a su fin.

===============================================================

°Jorge Forbes es un periodista argentino que reside en Francia y que desde 1982 es corresponsal en Paris para diferentes medios, tanto en la Argentina (Radio Continental), como de Estados Unidos (Voice of América), México (Radio Noticias) y Uruguay (Radio Sarandi).
Actualmente colabora con Diario de Cultura y con Arte y Coleccion y propone visitas en la capital francesa (privadas o en grupo, no mas de 4 personas) por lugares donde vivieron argentinos famosos y conocidos, asi como sitios poco conocidos para turistas, incluso aguerridos en la materia. Se recomienda hacer el pedido por mail a jcforbes_2000@yahoo.fr o al teléfono celular en Francia: 0033606837915.
Se puede igualmente visitar su pagina web: www.jorgeforbes.com.ar