Un argentino en París: Hospital de la Salpêtrière

Por: Jorge Forbes*, desde Francia, especial para DiariodeCultura.com.ar.

Assistance-Publique-Hôpitaux-de-Paris-Pitié-Salpêtrière-Hospital-Paris-France-3

En 1656, Louis XIV le confía al arquitecto Libéral Bruant la construcción de un hospital en el emplazamiento del pequeño arsenal, lugar donde se fabricaba la pólvora para las municiones, llamado la « Salpêtrière ».

El establecimiento médico de la Salpêtrière fue destinado, inicialmente, al «encierro» de los mendigos. En 1684, se agregó una casa de fuerza para alojar a las mujeres, lo que hizo de la Salpêtrière un lugar de concentración, de represión y de detención para mujeres.

El nombramiento, en 1749, de una mujer muy cercana al arzobispado de Paris llevó el caso del Hospital General a una revuelta de magistrados laicos del Parlamento de Paris que querían tener el poder exclusivo sobre el establecimiento.

En visperas de 1789, el hospital, que era el hospicio más grande del mundo, albergaba a miles de personas. La prisión estaba compuesta por más de 300 detenidos.

La Salpêtrière no tenía ninguna función médica, sus enfermos eran enviados al Hôtel-Dieu. Durante la Revolución, en particular el 3 y 4 de septiembre de 1792, se desarrollaron sangrientas escenas en la prisión en la cual se amotinaron alienados indigentes.

Desde 1882 hasta 1892, la Escuela de la  Salpêtrière, dirigida por Jean-Martin Charcot, fue, con la Escuela de Nancy, una de las dos más grandes escuelas de la «edad de oro» de la hipnosis en Francia. A fines del siglo XIX, en momentos de la cuaresma, se organizaban, anualmente dos bailes: “el baile de las locas” y uno que era a beneficio de los niños epilépticos. personalidades asistían y la prensa parisiense daba cuenta de ello.

Demolido en 1896, juzgado demasiado vetusto, el nuevo hospital de la Pitié fue instalado en un sitio adjunto al de la Salpêtrière en 1911 (en el antiguo sitio se encuentra hoy la Gran Mezquita de Paris). Los dos hospitales se fusionaron en 1964. Forman hoy el hospital Pitié-Salpêtrière.

La explanada Saint-Louis, al costado del boulevard del Hospital, es donde está el domo de la iglesia Saint-Louis, edificada por expreso pedido de Louis XIV. Y es por allí donde circulan, diariamente, más de 20.000 personas. Una ciudad en la ciudad, la joya de la AP-HP (Asistencia Pública-Hospital de Paris), moviliza una impresionante logística, así como constantes inversiones para seguir adelante con la tecnología de punta.

Para orientarse en este sitio de 33 hectáreas, sus 90 edificios, algunos de ellos clasificados monumentos históricos nacionales y datados del siglo XVII, con sus 11 polos de actividad y 73 servicios sanitarios, más vale munirse de un plano. Instalado en el 13er distrito de Paris, no lejos del río Sena, fue hecho construir por María de Médicis para su pequeño hospicio para mendigos. Dotado de su propio transporte de monibus, de una oficina de correos la cual lleva adelante la correspondencia de todos los AP-HP, e incluso su propia iglesia, la chapelle Saint-Louis, sin olvidar el « rincón » de las verduras, parque llamado « de la Hauteur ».

El pasado 28 de junio, con una jornada soleada y calurosa, centenares de blusas blancas se reunieron para una barbacoa gigante. En un excelente ambiente, ritmado con mariachis y sus grandes sombreros, disfrutaron de ese momento. « Organizamos todos los años esta reunión para alrededor de 1.000 colaboradores, en un momento de cohesión social » confía Lyonel Verley, director de asuntos económicos.

Para guiar mejor a los 20.000 peatones que circulan cada día por la mini ciudad, la señalización fue completamente remodelada. El visitante, sin embargo, no podrá descubrir la fase escondida de los túneles y subterráneos. En síntesis, son 17 Kilómetros de galerías con los muros blanqueados y el suelo de plástico.

Serge Flasque, ingeniero de logística guía al visitante por dédalos de estrechos corredores hasta un lugar estratégico. Allí, se encuentran armarios inmensos cerrados con grandes candados : plan blanco – que se puso en marcha durante los atentados  de noviembre 2015 ; plan invernal, pandemia gripal, calores extremos, riesgos químicos o biológicos y agentes infecciosos. « Tenemos todo el material indispensable para ser enviado rápidamente », explica el responsable de la plataforma logística central. Tiene 750 referencias (sin contar medicamentos y productos estériles. Unidad creada en el 2011 totalmente informatizada y mecanizada. Todo ese material  conserva una reserva equivalente a 300.000 euros y un monto anual de compras de 6 millones de euros.

La lavandería trata diariamente 35 toneladas de ropa. Otro secreto desconocido: La Pitié-Salpétrière utiliza la técnica ancestral del « pneumatique » (cartas o elementos despachados gracias a una red urbana de tubos de aire comprimido) para enviar pruebas de análisis sanguíneos hasta una plataforma de biología y que, en este caso, está centralizado y ultramoderno puesto en marcha en marzo de 2018. 18 kilométros de tubos que, en menos de 10 minutos, llegan a cualquier lugar del hospital. Una primicia en Francia, y una de las primeras en Europa; el servicio funciona las 24 horas del día y los 7 días de la semana. Una vez informatizados los dossiers son tomados a cargo por robots para un preanálisis. El establecimiento funciona como una empresa dirigida por un triunvirato: el director administrativo, el presidente de la comisión médica del hospital, elegido por sus pares médicos, y por el decano de la Facultad de Medicina. Cada 4 años, ese triunvirato define un proyecto médico-científico al cual se le consagrarán los recursos necesarios.

En el año 2008, con 7 millones de déficit, el establecimiento faro de la AP-HP en el 2017 tuvo un beneficio neto de 5 millones de euros. ¿Cómo? Optimizando el uso de las capacidades de la oferta de las curas médicas y aumentando la participación del mercado, es decir, atrayendo a más pacientes.

La fama de la Salpétrière se debe, en gran parte, a la presencia de médicos de renombre y al uso de tecnología de punta, con bloques operatorios interconectados, robots, ingeniería nuclear. En setiembre, habrá una sala de recepción más cordial y cálida, como un salón VIP de un aeropuerto. Igualmente se debe evitar que los médicos, muy solicitados en ortopedia y urología, no cedan a las sirenas del privado, mas remunerado, pero menos prestigioso. Y para ello no hay secretos. Es necesario invertir y modernizar, como se hizo desde hace un tiempo con la cirugía ambulatoria. Un edificio totalmente nuevo abrió sus puertas en abril 2018, cuya consigna es que el paciente no permanezca en él más de 12 horas. Que ingrese a la mañana y, a la noche, ya esté en su casa. En este lugar, se practican cirugías complejas, como ablaciones de útero y prótesis de caderas, entre otras.

La Salpétrière fue el primero de AP-HP en operar un cáncer de tiroides, con intención además de reducir los riesgos de infección. La organización del hospital se hace en función del enfermo.


*Jorge Forbes es un periodista argentino que reside en Francia y que desde 1982 es corresponsal en Paris para diferentes medios, tanto en la Argentina (Radio Continental), como de Estados Unidos (Voice of América), México (Radio Noticias) y Uruguay (Radio Sarandi).
Actualmente colabora con Diario de Cultura y con Arte y Colección y propone visitas en la capital francesa (privadas o en grupo, no mas de 4 personas) por lugares donde vivieron argentinos famosos y conocidos, asi como sitios poco conocidos para turistas, incluso aguerridos en la materia. Se recomienda hacer el pedido por mail a jcforbes_2000@yahoo.fr o al teléfono celular en Francia: 0033606837915.
Se puede igualmente visitar su pagina web: www.jorgeforbes.com.ar