Reabrieron el restaurado Salón de Actos de la Facultad de Derecho de la UBA

MIRÁ LA GALERÍA DE IMÁGENES. Luego de 70 años sin mantenimiento, este espacio fue puesto en valor por iniciativa de la Fundación Konex con el aporte de abogados, empresarios y estudiantes. La obra se llevó adelante en tan sólo 90 días.

_u3c0292
derecho salon

Empresarios, graduados, abogados, estudios y particulares aportaron para que la Fundación Konex refaccionara el imponente salón de actos de la Facultad de Derecho después de 70 años (Adrián Escandar)

La arquitecta Sonia Terreno, la misma que estuvo a cargo de la restauración del Teatro Colón, supervisó paso a paso la obra

Durante los meses de enero y febrero se trabajó intensamente aprovechando el receso por vacaciones de verano

Gran parte de las butacas estaban mal ajustadas al piso, con agujeros por sucesivos tornillos mal colocados; los tapizados estaban viejos, descoloridos y rotos, los rellenos vencidos y las maderas rotas

El deterioro era visible en cada rincón del salón

La falta de mantenimiento e inversión reflejada en el mobiliario de época

El martes desde las 19 se realizará la reinauguración de la sala

El deterioro en el capitoné de la entrada

El cuero de las puertas debió ser reemplazado

Las paredes con diarios de época registran el paso del tiempo

La arquitecta Sonia Terreno y Hugo Lañín con su equipo están a cargo de la obra

Luis Ovsejevich, presidente de Fundación Konex, la arquitecta y un gran equipo supervisaron la evolución de cada etapa

Para llevar adelante la obra se firmó un convenio entre la Fundación Konex y la Facultad de Derecho de la UBA

Entre otros cambios, se quitaron dos hileras de butacas a cada lado para agregar dos pasillos y volver a alinearlas correctamente

Las butacas de la planta baja debieron ser removidas una por una

El retapizado se realizó con la mejor tela ignífuga y más cara del mercado

Las butacas fueron reinstaladas en su lugar correspondiente

El piso fue nuevamente pulido y plastificado

Unas 14 personas trabajaron desde el 4 de enero dentro del salón

Las rosetas, representativas de cada butaca, también recobraron su valor

Se quitó un línea de butacas para facilitar el acceso para personas con movilidad reducida

Luego de 90 días de trabajo el salón recuperó su esplendor

El retapizado fue uno de los trabajos centrales

Los realces dorados de cada asiento se pintaron en el lugar

Las rosetas que no pudieron reutilizarse serán un souvenir para los benefactores de la obra.  Además, el nombre de cada uno figurará en las placas que se colocarán en el ingreso del salón

Butacas renovadas, retapizadas cumpliendo las medidas de seguridad

Después de varios ensayos, se hizo un pulido que permitió llegar al brillo justo en los asientos

Según contaron las personas a cargo de la obra, se cambiaron todas las alfombras y se cambió todo el capitoné de las 10 puertas de acceso al salón

Fotos: Adrián Escandar y Fundación Konex.