Localizan el domicilio que tenía Shakespeare cuando escribió Romeo y Julieta

Una nueva investigación reveló que el lugar donde el dramaturgo inglés escribió la famosa obra, viviendo en Londres, estaba no muy lejos de la estación del metro de Liverpool Street.

shakespeare

-William Shakespeare (1564-1616)

Hasta ahora se pensaba que el poeta residió donde está esa estación del metro entre 1597 y 1598, pero unos análisis del historiador Geoffrey Marsh indican que vivió un poco más lejos, en la calle de Great St.Helen, donde hoy funciona un edificio de oficinas.

Resultado de imagen para historiador Geoffrey Marsh
Después de diez años de investigaciones, Marsh descubrió que a fines de los años noventa del siglo XVI, Shakespeare era inquilino de la llamada compañía Leathersellers, que organizaba el comercio de la piel en los tiempos Isabelinos, informó la cadena BBC, consignó la agencia EFE.

Lo más probable es que su vivienda estuviera entre varias propiedades con vistas al cementerio de la iglesia de St. Helen. Marsh, director del departamento de teatro del museo Victoria & Alberto (V&A) de Londres, dijo que el lugar donde vivió el escritor permite conocer lo que le inspiró para elaborar sus obras.

Resultado de imagen para iglesia de St. Helen. Marsh

“Pocos años antes de emigrar a Londres desde Strattford, en el noroeste de Inglaterra, él estaba viviendo en una de las parroquias más ricas de la ciudad, junto con personalidades poderosas, comerciantes internacionales ricos, médicos de la sociedad y expertos musicales”, agregó el historiador.

Resultado de imagen para Stratford en la antiguedad

  • Stratfford

“Los comerciantes tenían vínculos con toda Europa y los médicos estaban vinculados a las novedades en universidades de Italia y Alemania. Vivir en uno de los lugares poderosos de Londres hubiera elevado la posición de Shakespeare mientras desarrollaba su carrera, buscaba un escudo de armas para su familia y planeaba comprar una casa espectacular y cara en Stratfford”, indicó.

Años después, en septiembre de 1666, Londres sufrió un incendio que devastó el centro de la ciudad.