Estremecedor relato de la hija de Mia Farrow sobre el supuesto abuso de Woody Allen

HBO estrenó el documental Allen vs. Farrow, que recoge testimonios de miembros de la familia Farrow, allegados y periodistas. El desgarrador testimonio de Dylan Farrow formó parte de la primera entrega.

allen

Woody Allen y Mia Farrow formaron parte de una de las parejas más talentosas y respetadas de la industria desde que se conocieron a finales de los años 70. Sin embargo el matrimonio terminó con una grave denuncia, luego de que la actriz encontrara fotos de su hija adoptiva Soon-Yi desnuda en una Polaroid de su marido, quien le terminó confesando que se había enamorado de la joven.

La pareja se disolvió, y el cineasta y Soon-Yi siguen juntos hasta el día de hoy. En este tiempo adoptaron dos hijas: Bechet Dumaine y Manzie Tio.

El documental Allen vs. FarrowHBO, está dividido en cuatro capítulos que se emiten los domingos a las 22. Allí se ven testimonios de Mia Farrow, Dylan Farrow (hija adoptiva de Farrow y Allen, que afirma que el cineasta abusó de ella cuando era una niña) y Ronan Farrow (hijo de Mia y Woody que ganó un premio Pulitzer por el informe sobre las mujeres abusadas por Harvey Weinstein y que generó el movimiento #MeToo).

También aparecen las voces de Carly Simon, amiga de la familia; el promotor Frank Maco, y muchas personas que fueron cercanas al matrimonio. Es una mezcla de testimonios con grabaciones caseras y audios inéditos hasta el momento y documentos legales con evidencias policiales.

El relato central del documental es el de Dylan Farrow, hija adoptiva del matrimonio, quien narra con dolor y angustia cómo habría sido abusada por Woody Allen cuando tenía siete años. Con muchos videos caseros y fotos familiares, Dylan va reconstruyendo aquellos fragmentos de su vida donde todo era soledad, desprotección y abuso. Recién en el 2014 pudo hacer una denuncia formal a la ex pareja de su madre.

Mia Farrow junto a su hija Dylan en el documental "Allen vs. Farrow"

Mia Farrow junto a su hija Dylan en el documental «Allen vs. Farrow»

Ronan fue quien se puso al frente de este documental, avalando la revelación de su hermana mayor. Su caso es bastante particular porque si bien se cree que es el único hijo biológico de Woody y Mia, hace un par de años la actriz confesó que tal vez este joven que ahora tiene 33 años sea en realidad hijo de Frank Sinatra, con quien siguió manteniendo una relación íntima durante varios años pese a estar de novia con el cineasta.

Sin embargo, algunos de los otros hijos de Farrow -tenía siete en total cuando conoció a Allen- como Moses, afirma que Mia era una madre controladora, agresiva y extremadamente maltratadora. De hecho, contó en su blog que la muerte de una de las hijas de Mia, Tam (adoptada en 1992 en Vietnam, falleció en el 2000 por causas poco claras), fue en realidad a causa de su madre.

“Tam luchó contra la depresión durante gran parte de su vida, una situación acrecentada por el hecho de que mi madre se negó a ayudarla porque no creía en su enfermedad. Una tarde, después de una gran pelea que terminó cuando mi madre se fue de casa, Tam se suicidó con una sobredosis de pastillas. Mi madre le diría a todo el mundo que fue un accidente, que Tam no sabía qué pastillas estaba tomando. Pero Tam tenía buena memoria y sabía dónde estaban las cosas. Y, lógicamente, sabía contar”, afirmó Moses.

A raíz de la emisión de este documental, que recuerda a Leaving Neverland, que abordaba los supuestos abusos cometidos por Michael Jackson contra unos niños, Woody (85) y su esposa Soon-Yi (50) salieron a repudiar Allen vs. Farrow a través de su portavoz. “Esos documentalistas no tenían ningún interés en la verdad -dijo en el sitio Deadline-. Pasaron años colaborando con los Farrow para armar un trabajo plagado de falsedades. Woody y Soon-Yi fueron contactados hace menos de dos meses y solo se les dio una cuestión de días para responder, que por supuesto, se negaron a hacerlo”.

Soon-Yi Previn y Woody Allen (Foto: Shutterstock)

Soon-Yi Previn y Woody Allen (Foto: Shutterstock)

Lo cierto es que el relato de Dylan es profundamente doloroso ya que siendo una niña inocente fue, según su visión, sometida a un hombre mayor que “sabía lo que hacía”. No fue hasta que aparecieron las fotos de Soon -Yi desnuda que Dylan entendió que “no era la única a la que le pasaba esto”, según sus propias palabras en el documental.

El matrimonio de Allen y Soon Yi afirma que esto forma parte de una campaña de difamación ya que la cadena tendría una relación comercial con Ronan Farrow. A su vez aseguran que la Justicia llegó a la conclusión de que no se produjo ningún abuso o comportamiento inapropiado por parte del director hacia la pequeña Dylan.

Cabe destacar que luego de estas acusaciones públicas, muchos artistas decidieron dejar de trabajar bajo las órdenes de Allen. Algunos pocos quedaron de su lado defendiendo su postura, como Diane Keaton, una de sus exparejas. Una historia más que polémica que dificulta cada vez más separar al autor de su obra.

Fuente: Maria Eugenia Capelo, Infobae.