ABBA presentó ‘Voyage’, el primer álbum en 4 décadas, y anuncia gira en 2022

"Nos tomamos un break en la primavera de 1982, y hemos decidido que es hora de que termine", ha declarado el grupo.

image
Sin título

La agrupación sueca ABBA, famosa por su producción entre la década de 1970 e inicios de 1980, presentó este 5 de noviembre su disco Voyage, que contiene 10 nuevos temas, entre ellos, I Still Have Faith In You («Todavía tengo fe en vos») Don’t Shut Me Down («No me apagues»).

En sus redes sociales, los intérpretes de Dancing Queen compartieron su emoción por el retorno. “¡Estamos en el camino de vuelta!, gracias por esperarnos.Voyage es el concierto que siempre hemos querido darles a nuestros fans. El viaje está por empezar”, escribieron en septiembre.

Además, los boletos para los conciertos de Voyage, que se realizarán entre octubre y diciembre de 2022, ya están a la venta en Ticket Master. El espectáculo incluirá avatares digitales de los músicos, para mostrarlos rejuvenecidos, según un corto publicado en su canal de YouTube.

El grupo también celebró el 3 de noviembre los 41 años del álbum Super Trouper, que incluyó éxitos como The Winner Takes It AllSuper Trouper y Happy New Year.

La banda también compartió algunas imágenes de las sesiones de estudio del nuevo proyecto, que incorpora el trabajo de los compositores de la banda, Benny Andersson y Björn Ulvaeus.

Ulvaeus se mostró maravillado de la respuesta del público en una entrevista con The New York Times. “ABBA es otro nivel, ¿cierto? Apenas hicimos esto y estamos en las portadas de los periódicos de todo el mundo. No teníamos idea de que sería tan bien recibido. Tomas un chance, a riesgo de darte un porrazo”.

El grupo ABBA durante las sesiones de estudio del álbum ‘Voyage’.

La vocalista Frida Lyngstad, por su parte, comentó en una sesión de preguntas y respuestas con los fans que sintió gran alivio, felicidad y orgullo de poder aún producir y trabajar en armonía. “¡Saber que hemos dado todo nuestro talento y creatividad a una edad en que la gente piensa que ya no tienes el don! Pero aún lo tenemos”.

Todos en ABBA tienen ya más de 70 años. Frida tiene 75, y la miembro más joven, Agnetha Fältskog, tiene 71. Hace pocos días, tuvieron que suspender por 24 horas su programa de conciertos promocionales debido a la muerte accidental de dos de sus fans, en un escenario de Uppsala. Un hombre de 80 años cayó de una altura de 7 pisos y mató a otro espectador de 60.

Cómo es Voyage, el nuevo disco de ABBA en 40 años

El cuarteto sueco editó una producción discográfica de diez canciones, en la que sintetiza el sonido de lo que fueron sus intensos años de fama mundial

Causalidad y casualidad a veces van de la mano. El 30 de noviembre se cumplirán 40 años desde la salida del último álbum de estudio de ABBAThe Visitors. Si el grupo se está rearmando hasta sonaría previsible que este aniversario fuera la mejor excusa como plataforma de retorno, ya sea solo en plan revival o con alguna novedad. Esa sería la causa (y también el efecto). Pero la casualidad tiene mucho peso en esta historia, ya que el cuarteto integrado por Agnetha Fältskog, Björn Ulvaeus, Benny Andersson y Anni-Frid Lyngstad se reunió en 2016 en un evento privado para evocar los 50 años que habían pasado desde que Björk y Benny comenzaron a componer juntos. Y eso fue lo que plantó la semilla del regreso.

Ulvaeus y Andersson comenzaron a escribir temas nuevos, pero hubo diversas demoras -incluida la pandemia- que hicieron que recién este 5 de noviembre se pudiera conocer el disco Voyage, a menos de un mes de cumplirse esas cuatro décadas del último LP de ABBA, cuando el grupo estaban gozaba de fama mundial, con decenas de miles de fans, incluso en países que nunca visitaron.

Hay una memoria emotiva que también se ejercita. Por eso el 2 de septiembre pasado, apenas se conoció la noticia de la salida del nuevo álbum y del espectáculo holográfico que se estrenará en mayo de 2022 en un estadio en Londres especialmente diseñado para la ocasión, miles de fans reservaron en la web de ABBA el “pre-order” para adquirir un álbum. Fueron 40 mil reservas en tan solo 24 horas. Y si bien es cierto que el streaming maneja otros números, mucho mayores, difícilmente un artista exitoso en plataformas digitales pueda tener esa preventa de un CD completo.

Hay guiños generacionales que no escapan a este gran evento del espectáculo mundial que es el retorno de ABBA. Y eso tampoco escapa a las 10 canciones de este flamante Voyage, todas escritas por Björn Ulvaeus y Benny Andersson. Porque cada una tiene el sello de la banda y representa distintos momentos de su historia, que dejó ocho álbumes de estudio en poco más de una década, entre principios de los setenta y principios de los ochenta.

De la decena de tracks que están disponibles desde la madrugada de este viernes, hay dos que se difundieron en septiembre pasado, cuando se hicieron los anuncios formales del regreso: “I Still Have Faith in You” y “Don’t Shut Me Down”.

El primero es justamente el que abre el disco y tiene tres condimentos fundamentales. Es el que marcará el rumbo de todo el álbum y que hablará, aunque no de manera totalmente explícita, de este regreso y de cierta nostalgia. Es como un reencuentro con la fe en alguien. Además, parece una clásica balada ABBA y tiene el formato interpretativo, especialmente en lo vocal, de un musical de Broadway o del West End. Veteranos (al parecer no retirados) en la composición de musicales, Björn y Benny le sacaron punta al lápiz para escribir ese tipo de piezas.

“When You Dance With Me” comienza con esas melodías célticas de colores suaves, llevadas al formato más pop, al tiempo que “Little Things” es una canción navideña, más que oportuna para esta época del año. “Don’t Shut Me Down”, con el ensamble vocal en el coro tan característico de Frida y Agnetha, es una especie de viaje a esa transición que tanto ABBA como otros grupos hicieron de la música disco de finales de los setenta (con el colchón de cuerdas incluido), hacia la música de los ochenta. En cambio, “Just a Notion” es una de esas canciones que podrían haber estado bien ubicadas en los primeros discos de ABBA, cuando el cuarteto sueco comenzó a hacerse conocido, con temas como “Waterloo”, su primer gran éxito europeo.

Si el álbum fuera un viejo Long Play de Lado A y Lado B, el sexto tema, “I Can Be That Woman” sería el que abriría la cara posterior del vinilo. Y en este caso sería con un tema de medio tempo. Y como era de esperarse el pulso irá subiendo hacia el final de la producción. “Keep an Eye on Dan” es una especie de híbrido dentro del álbum porque, ante una letra que ofrece varias lecturas, la música se aggiorna en un contexto de sintetizadores que puede sonar un tanto anacrónico. No sucede, en absoluto, con el resto de los temas, ya que la marca ABBA, como estética sonora, se impone y sostiene su vigencia.

“Bumble Bee” retoma cierto aire new age y se arrima, con un tin whistle, a la atmósfera céltica de “When You Dance With Me”. “No Doubt About It” es muy bailable y “Ode to Freedom” es una oda que bien podría sonar en un espectáculo de crossover. Así cierra este regreso de ABBA, que, en realidad, es la antesala al espectáculo holográfico que tendrá al cuarteto como protagonista virtual de su propia historia.