Balance del XV FIP Festival Internacional de Poesía

El éxito de la poesía en Buenos Aires - Por Edgardo Berón, especial para DiariodeCultura.com.ar.

fip 1
fip 2

Entre el 18 y el 21 de noviembre, se realizó el FIP Festival Internacional de Poesía de Buenos Aires. En esta oportunidad fue con un formato “híbrido”: virtual -presencial. Las actividades presenciales mostraron salas completas y con Bares Notables al máximo de su capacidad permitida.

La sala del Centro Cultural Recoleta estuvo colmada de gente para escuchar las lecturas de poetas de los más diversos lugares del mundo, además de los de nuestras provincias de Argentina y poetas de CABA. También para disfrutar de la música y las performances. Lo mismo ocurrió en la sede de la Sociedad de Escritoras y Escritores de la Argentina (SEA), ubicada arriba de la estación Once del ferrocarril Sarmiento. En tanto el domingo 21, dos de los “Bares Notables” de la Ciudad, El Gato Negro”, en avenida Corrientes y el Sur en San Telmo, vieron a pleno su capacidad, incluso hubo gente que lamentó no poder estar en el lugar por ese motivo.

Es por eso que Diario de Cultura entrevistó a la poeta Graciela Aráoz, directora del FIP y presidenta de la Sociedad de Escritoras y Escritores de la Argentina.

DIARIO DE CULTURA: ¿La sorprendió el éxito y la masividad de la XV edición del Festival de Poesía que Ud. dirige?

Graciela Aráoz: con mi equipo estábamos con mucha expectativa, ya que veníamos de un hecho inédito que fue el Covid que desató esta tremenda pandemia, por tal motivo el FIP fue primero suspendido y luego cancelado.

Debido a esta situación de pandemia en todos los lugares hay un protocolo y también aforo para la asistencia, nos sorprendió que el público  se adecuó a estos nuevos procedimientos y realizó todos los requisitos que correspondían para poder estar presentes.

Nuestro Festival ha ido creciendo en cada edición, al punto tal que hoy podemos decir que se ha convertido en un festival muy atractivo para los seguidores de la poesía y los lectores/as, creo que no es un festival clásico que sólo se dedica a lecturas de poemas sino que integra las otras disciplinas del arte, la música, la danza, el teatro y especialmente “Tomar la ciudad con poesía”, esto significa que el espacio público de nuestra ciudad es unas  de nuestra acciones  que la gente espera con alegría.

Esta edición se caracterizó porque todas y todos estaban emocionados, hasta algunos periodistas nos lo manifestaron, yo misma estuve conmovida en estos días, veía la alegría, la emoción, los abrazos y todo eso resultó ser mucho más de lo que imaginábamos. Las sedes estuvieron envueltas de esta magia y la cantidad de público en todas las sedes, desbordó nuestras expectativas.

D. de C.: ¿A qué atribuye la concurrencia y participación del público en un género al que todavía algunos lo califican de algo restringido o destinado a personas con ciertos conocimientos y competencias en materia de literatura?

G. A.: Me permito disentir con sus palabras, la poesía es el género de los géneros.

En nuestra ciudad y tantas otras de nuestra querida Argentina la poesía está viva en ciclos, encuentros y hasta festivales provinciales.

La poesía la siguen los jóvenes en  nuestras redes sociales, los  adolescentes y jóvenes de hasta 35 años, siguen las noticias, leen  poesía en Instagram. Los amantes de la  poesía se van agiornando a los tiempos en que estamos, donde las nuevas tecnologías ocupan un lugar de difusión y  de hacer conocer sus propios poemas.

La poesía nunca se resiste, vive inventándose y esto es lo que la hace tan particular en estos tiempos.

Aquí en este festival la gente se fue conmovida y eso es algo ya poético. No cualquiera puede conmoverse  por escuchar un poema o ver una performance.

D. de C.: ¿Cómo se logra un éxito de quince ediciones y qué debe hacer un poeta para poder ser parte del FIP?

G.A.: El éxito se logra con mucho esfuerzo, como en la mayoría de las esferas de la vida, pero por sobre todo con el trabajo colectivo de mucha gente tanto en las diferentes ediciones, incluso muchos que ya no están. Tenemos una Comisión de asesores internacionales y un equipo de curadores y también  el poeta, Víctor Redondo, un gran y reconocido referente de la poesía argentina ha contribuido con su amplio conocimiento en la poesía a integrar este equipo de asesores que tiene como propósito la calidad poética.

Por otra parte, hacemos alianzas con Embajadas, fundaciones, asociaciones que contribuyen a que año tras año vayan apoyando el FIP

El Festival se conforma con una polifonía de voces, estéticas y generaciones diferentes, con la equidad de género, propuestas para personas con discapacidad, como así también la participación del colectivo LGTBIQ, la  capacitación a través de la Escuela Internacional de Poesía que es no formal y que se proponen talleres desestructurados y divertidos para que la poesía llegue a todos los segmentos sociales.

Hoy más que nunca la poesía está resistiendo, está más viva que nunca y también es bueno destacar que las academias conformadas por hombres, le están dando premios como el Nobel, Cervantes, Princesa de Asturias de las letras a mujeres poetas.

Es un reconocimiento a la militancia de esta especie de comunidad que se aleja de las reglas del mercado.

Graciela Aráoz y su equipo, todavía no se han tomado un descanso, están terminando tareas administrativas y toda una serie de procesos de cierre que requiere un festival de estas características. Sin embargo, cuando finalicen con esos pormenores burocráticos, ya se reunirán a pensar y esbozar ideas para la próxima edición. Esperan que sea con presencia plena de los poetas invitados y mayor actividad e intervención en las calles porteñas.

El FIP año tras año moviliza a cientos de personas y se afianza como uno de los mejores del mundo. En momentos en que todavía la ciudad y el planeta tratan, con dificultades, de reponerse de la pandemia y por momentos surgen temores por el porvenir, la poesía cubre con su manto mágico las calles porteñas e invita a soñar, a gozar y a divertirse con un arte que, un puñado de personas, con mucho esfuerzo y trabajo lo está haciendo masivo.

IMÁGENES:

1: La poeta Graciela Aráoz en la apertura del FIP en el Centro Cultural Recoleta.

2: De izquierda a derecha: Graciela Aráoz, el escritor Edgardo Berón y una joven amante de la poesía en la sede de la SEA, Sociedad de Escritoras y Escritores de la Argentina.

===============================================================

Edgardo Berón, escritor.