Blísteres, frascos y píldoras: el MoMA compró la serie «Cóctel», del fotógrafo argentino Alejandro Kuropatwa

Una imagen de la serie "Cóctel", de Alejandro Kuropatwa, que adquirió el Museo de Arte Moderno de Nueva York (1996, fotografía color, vintage print)

sa

La galería porteña Vasari informó que el comité de adquisiciones del Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA) compró la fabulosa serie Cóctel , del fotógrafo argentino Alejandro Kuropatwa (1956-2003). El artista inició este conjunto de doce fotos, donde las pastillas del cóctel antirretroviral para pacientes de VIH protagonizan las imágenes, mientras estuvo internado en una clínica de rehabilitación en California. En ese entonces, la «dieta de pastillas» para personas con VIH representaba una esperanza y también un padecimiento, por la cantidad prescripta y sus efectos adversos. En la serie de Kuropatwa, blísteres, frascos y píldoras son captados en primerísimo plano sobre una rosa y una cuchara, junto a un jarro de vidrio o en la lengua del artista. En el año de la pandemia , una serie fotográfica histórica sobre la epidemia del virus de la inmunodeficiencia humana llega a Nueva York.

«Alejandro estaría feliz, es una ciudad que él adoró y en la que se formó», dice a LA NACION Marina Pellegrini, directora de Vasari. Kuropatwa estudió en la Parsons School of Design de Nueva York hasta el año en que contrajo VIH, cuando decidió regresar a la Argentina. El trámite de la compra fue muy simple: las obras estaban en Nueva York porque se habían mostrado en la feria que organiza la Association of International Photography Art Dealers (Aipad), en la que Vasari participa junto con la galería Nayla Alexander, de Manhattan. Y gracias a las gestiones de Inés Katzenstein, curadora de arte latinoamericano del MoMa, la encargada de fotografía del museo neoyorquino, Sarah Meister, pudo ver en persona las fotos de Kuropatwa. Desde el MoMa anunciaron que la serie Cóctel se colgará en sala en el próximo montaje. No es la primera vez que este museo compra obras de fotógrafos argentinos a Vasari. «Ya lo habían hecho con fotos de Juan Di Sandro y Annemarie Heinrich», cuenta Pellegrini.

Kuropatwa, autor de la serie de fotografías que compró el MoMA, vivió en Nueva York hasta el año que contrajo VIH, cuando decidió regresar a la Argentina Crédito: Alejandro Kuropatwa

Según Roberto Jacoby, que escribió un texto para el catálogo de la primera exposición (en la galería Ruth Benzacar, en 1996), Kuropatwa había fotografiado las pastillas como si fueran piedras preciosas. Cóctel forma parte de un inmenso catálogo de obras de arte que reflexionan sobre el sida con diferentes perspectivas. El Museo de Arte Moderno de Buenos Aires posee una foto de esta serie y un original autorretrato de Cóctel , titulado Boca con pastilla verde, pertenece a la colección del Museo Nacional de Bellas Artes. «A pesar de su composición simple y austera, la pieza pone de manifiesto la elocuencia de la imagen fotográfica a la hora de plasmar sucesos que repercuten en la memoria personal y colectiva, sucesos que pueden abrirse camino desde una imagen concreta con una eficacia que no deja de sorprender», destacó el crítico y curador Rodrigo Alonso. Con una metáfora visual glamorosa y valiente, Kuropatwa vuelve a la Gran Manzana.

«Cóctel» forma parte de un catálogo de obras de arte que reflexiona sobre el sida Crédito: Alejandro Kuropatwa

Sin titulo, de la serie Coctel, 1996, Fotografía color, vintage print Crédito: Alejandro Kuropatwa

Fuente: Daniel Gigena, La Nación