Cinco salas porteñas unen fuerzas para afrontar la crisis

Con la idea de diseñar acciones de manera conjunta y encontrar salidas para el sector, Niceto Club, Torquato Tasso, La Trastienda, ND Teatro y el Teatro Coliseo realizan un ciclo de cinco conciertos por streaming durante noviembre, en donde cada escenario mostrará una propuesta característica de su espacio.

asa

Este viernes a las 21 abrirá el ciclo Elena Roger junto a Escalandrum desde el Teatro Coliseo.  

Las salas de música y los espacios culturales fueron algunos de los actores más golpeados a causa del cese de la actividad cultural en contexto de pandemia. Por eso, cinco salas porteñas emblemáticas decidieron unir fuerzas para afrontar la crisis, diseñar acciones de manera conjunta y encontrar salidas para el sector. La iniciativa se denomina Icónica Buenos Aires y está integrada por Niceto Club, Torquato Tasso, La Trastienda, ND Teatro y el Teatro Coliseo. “Si bien todos nos conocíamos, nunca habíamos generado una acción conjunta entre las cinco, El contexto, a partir del comienzo de la pandemia, que nos dejó a todos sin actividad, nos hizo estar más en contacto y desde mayo empezamos a tener conversaciones entre nosotros para salir adelante de esta situación”, cuenta Mariano Uccello, titular de La Trastienda.

Con apoyo del Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, Icónica presenta a partir de este viernes un ciclo de cinco conciertos por streaming durante noviembre, en donde cada escenario mostrará una propuesta característica de su espacio. “Como unidad podemos conseguir más resultados que si nos moviéramos solas, desde todos los niveles. Gracias a la unión, por ejemplo, pudimos obtener una ayuda del Ministerio de Cultura porteño para producir el primer ciclo; una articulación público-privado que a veces se logra dar”, resalta Elisabetta Riva, directora general y artística del Teatro Coliseo. El aporte estatal se destinó para los costos operativos que implica la realización de los conciertos por streaming, como los equipos de filmación.

La programación artística de Icónica es tan variada como la identidad de cada sala. Este viernes a las 21 abrirá el ciclo Elena Roger junto a Escalandrum desde el Teatro Coliseo, el sábado a las 21 será el turno de la banda mendocina Mi Amigo Invencible desde el ND Teatro, el viernes 27 a las 22 se presentará la banda de pop Bandalos Chinos desde Niceto, el sábado 28 a las 21 el cancionista Kevin Johansen hará lo suyo desde La Trastienda y finalmente el domingo 29 a las 21 cerrará el ciclo el Sexteto Mayor con Amelita Baltar en Torquato Tasso. Cada concierto, además, contará con una entrevista realizada por Lalo Mir. Las entradas se pueden adquirir en https://iconica.live

“Icónica nace dentro de una coherencia, porque somos salas relevantes en términos de producción musical, más allá de lo disímiles que son nuestras miradas. La curaduría de todas las salas tiene muy buen nivel y un perfil muy definido”, destaca Federico Moya, dueño de Torquato Tasso, sobre esta convivencia en la diversidad. “Son perfiles bien disímiles pero complementarios también”, sintetiza Uccello. “Esta primera acción conjunta tiene dos puntos en relieve. Por un lado, las puestas que estamos pensando en estos streamings tienen protagonismo en las salas. Por otro lado, los contenidos artísticos subrayan estos perfiles que hacen a la particularidad de las salas y su búsqueda artística”, completa.

-En concreto, ¿qué beneficios les otorga esta unión?

Federico Moya: -Nos permite en términos prácticos bajar costos operativos de producción y abrir canales de comunicación para poder discutir políticas públicas para el sector. La sponsorización privada desaparece en situaciones de crisis económica en los ámbitos de la cultura. Entonces, esta unión llama la atención, te da más visibilidad ante las marcas. Como denominador común hay una problemática profundísima del sector que comienza con una crisis económica. y la pandemia termina paralizando la actividad. La idea es buscar ayudas y colaborar para corregir políticas públicas.

-La crisis del sector cultural no es nueva…

Mariano Uccello: -El sector cultural sin dudas viene atravesando distintas dificultades desde hace varios años. Pero el cese de actividad a partir de la pandemia nos generó muy de golpe un shock que nos llevó a una instancia mucho más complicada. Las cinco salas somos empresas que por suerte pudimos acceder a un ATP, que nos permitió sostener nuestras estructuras. Nos juntamos no para llorar nuestras penas sino para ver cómo podíamos recomponernos y volver a tener algún tipo de actividad que nos permita retomar el contacto con nuestro público. Los artistas sí pudieron sostener cierta relación con su público a través de las redes sociales y los streamings, pero las salas estábamos cerradas. Las ticketeras empezaron a generar ese espacio donde se encuentran los artistas con el público. Y ahora con la reapertura de las salas tenemos la posibilidad de volver nosotros a ocupar nuestro lugar. Además, las cinco somos salas productoras, que generamos y pensamos nuestros contenidos.

-Más allá de estos streamings, ¿Icónica tiene pensado una continuidad a mediano o largo plazo?

M. U.: -Sí, absolutamente. Las cinco salas coincidimos en que lo que viene es un momento en el que lo colaborativo tendrá un protagonismo fundamental y tenemos que tirar todos para el mismo lado. Quizás pensar la posibilidad de tener un sistema de membresía como Icónica y diseñar otras acciones en conjunto, como festivales, ciclos o descuentos para asistir a las distintas salas.

Elisabetta Riva: -Lo más difícil en este momento es programar. Pero la idea es hacer algo en el verano. Nos interesaría también hacer algo a nivel federal…

Fuente: Página12