Claudia Piñeiro habló de meter “el dedo en la llaga” con la literatura y hasta dio pistas de la segunda temporada de “El Reino”

La escritora y guionista charló con Patricia Kolesnicov en un stand de Leamos lleno de gente, en la Feria del Libro de Buenos Aires

jhkhjk

(Augusto Fornaciari)

Claudia Piñeiro es una de las escritoras más leídas del país. Es finalista del prestigioso Premio Booker Prize por Elena knows, traducción al inglés de la novela originalmente editada en Argentina en 2007, Elena sabe. Publicó libros como Las viudas de los jueves, Un comunista en calzoncillos, Betibú, Quién no y Catedrales. “Si hay un escritor que no necesita presentación es Claudia Piñeiro”, dice Patricia Kolesnicov, justo antes de iniciar la conversación con ella en el stand de Leamos —lleno de gente; sus lectores la esperaban—, en la Feria del Libro de Buenos Aires, que lleva por título “De Catedrales a El Reino: el dedo en la llaga”.

Además, fue guionista junto a Marcelo Piñeyro de la serie El Reino, un controvertido thriller político sobre una iglesia evangelista que generó un gran revuelo. Se estrenó en agosto de 2021 en Netflix con un elenco notable. El tema central, la religión, estuvo en la opinión pública durante largas semanas. “Cada uno puede tener la fe religiosa que quiera, incluso los que tienen ninguna fe como los ateos”, asegura, “lo que sí es nuevo es la proliferación de la manipulación de la gente a través de los discursos religiosos”, y cita ejemplos de un lado y de otro de la frontera.

(Augusto Fornaciari)

“Tenemos que hacernos cargo de los errores o de la insatisfacción de las democracias que no solucionaron en tantos años muchos problemas de la gente, como la pobreza, por ejemplo. Hay fallas en el sistema. En Europa, el Estado de Bienestar no fue bienestar para todos, fue bienestar para algunos. En esas situaciones hay posibilidad de colar discursos que te vienen a salvar la vida, que vienen a cubrir falencias de un sistema que hace aguas por todos lados. Además, se ocupan de tareas sociales de las que no se ocupa el Estado”, sostiene.

Para cada libro —o, en este caso, serie— elabora un riguroso proceso de investigación. “Para tocar ciertos temas tenés que saber sobre lo que estás hablando”, dice y aclara lo que parece ser tan difícil de entender: “Es ficción, es un juego que a veces se entiende y a veces no”. “Después de que salió El Reino tuve mensajes de gente que pasó por iglesias evangélicas y les hicieron terapias de conversión por ser gay o gente que ha sido abusada o que le han sacado dinero, también pasa eso. La ficción que inventamos es verosímil”, asegura.

(Augusto Fornaciari)

(Augusto Fornaciari)

A partir de su postura pública a favor de la despenalización del aborto, le llegaron muchos apoyos pero también algunas críticas. “Siempre hay reacciones. En las redes sociales suelen ser anónimos”. Sin embargo, con El Reino todo escaló mucho más: “Hubo un momento de mucha tensión, pero ya pasó”. En ese sentido, asegura que “los temas so universales. Uno está hablando ‘qué pasaría si’ en Argentina, pero mientras tanto muchos de los temas que parecían muy alejados también se están hablando en otras partes del mundo”. La forma en que operan los servicios de inteligencia, por ejemplo.

“¿Tuviste miedo?”, le pregunta Patricia Kolesnicov. “Con lo que pasó con El Reino sí. Cuando a vos te ataca una institución importante con mucho dinero y mucho predicamento, sí, me dio miedo”, responde en referencia a, por ejemplo, el comunicado de la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas acusándola de “fascista”. En ese sentido, recuerda lo que ocurrió con Theodora, una reversión queer del clásico de Handel: “Si ves las reacciones a la obra, se la agarraban con la actriz”. Para Piñeiro “hay que tener cuidado” porque los mensajes que emiten muchos líderes religiosos pueden “generar situaciones de violencia fuera de las redes”.

(Augusto Fornaciari)

(Augusto Fornaciari)

Sin embargo, y pese a todo, sigue escribiendo. “La lectura de cualquier material literario y mirar series te muestran otros mundos y ayudan a pensar en otras cosas. No creo que un libro o una serie venga a cambiar el mundo, pero sí que te ayudan a pensar. La apertura del pensamiento crítico a través del arte es fundamental. A veces sucede que un hecho artístico, como pasó con El Reino, viene a tocar un tema que al resto de la sociedad le interesaba sacar a la luz y debatir. No van a cambiar las cosas pero el debate que se produce es interesante”, dijo.

Por último, sobre la segunda temporada de El Reino, que ya está anunciada pero no precisada, dijo que “se termina de grabar a mitad de año” y que “se va a estrenar a fin de año o principios del que viene”. También adelantó que “muchas escenas ocurren en Jujuy” y que “grabamos en la Casa Rosada”. ¿El pastor Emilio Vázquez Pena, interpretado por Diego Peretti, llega a la Presidencia de la Nación? “Eso no puedo decirlo”, concluyó en esta charla con el stand lleno de gente. Antes de retirarse, se quedó conversando con varios de sus lectores, firmando libros y sacándose fotos.

Fuente: Infobae