Cómo es mAbxience, el laboratorio que producirá en el país la «sustancia activa» de la vacuna

El laboratorio del Grupo INSUD, estará encargado de la "producción de la sustancia activa de la vacuna" en la que están trabajando, en fase 3, la Universidad de Oxford y el laboratorio AstraZeneca.

lab

El director de Operaciones del Laboratorio mAbxience, Esteban Corley, confirmó: «nosotros para América Latina, excluyendo Brasil, estamos pensando en 250 millones de dosis» de vacunas contra el coronavirus que, como se anunció oficialmente hoy, se producirán en el país.

En la conferencia de prensa en la Residencia de Olivos, el presidente Alberto Fernández destacó que el laboratorio mAbxience, del Grupo INSUD, estará encargado de la «producción de la sustancia activa de la vacuna» en la que está trabajando, en fase 3, la Universidad de Oxford y el laboratorio AstraZeneca.

mAbxience

«mAbxcience tuvo su apertura en febrero donde se invirtió 40 millones de dólares. Eso obviamente despertó el interés de AstraZeneca que tiene un programa global súper interesante de abastecer creo que dos mil millones de dosis de vacuna en el mundo en un plazo corto y por lo tanto han ido en cada región eligiendo empresas que sean capaces de producir y generar este producto», dijo Corley en declaraciones a la TV Pública.

El directivo indicó que «ellos lo querían hacer realmente rápido, en el curso de un año poder abastecer esas cantidades» y «para América Latina, excluyendo Brasil, estamos pensando en 250 millones de dosis».

El 21 de febrero pasado, esta compañía, especializada en la producción de medicamentos para enfermedades oncológicas y autoinmunes, amplió «el acceso de los pacientes a tratamientos biológicos» al sumar una nueva planta en Garín, provincia de Buenos Aires, con lo que ahora cuenta con dos plantas en la Argentina y una en León, España.

La planta, inaugurada por el presidente Alberto Fernández y el gobernador bonaerense, Axel Kiciloff, entre otras autoridades, requirió de una inversión de 40 millones de dólares y «marca un nuevo hito en la industria de biofármacos en Latinoamérica».

Con su puesta en funcionamiento, afirmó la empresa en un comunicado, «logra duplicar su capacidad de producción con la posibilidad de cubrir la demanda del mercado argentino e internacional durante los próximos 10 años».

La planta produce anticuerpos monoclonales biosimilares, que «se utilizan para el tratamiento de enfermedades oncológicas y autoinmunes como la artritis reumatoide».