Cómo las estrellas del cine porno reciclaron su vida tras su retiro de la pantalla

Actrices como Mia Khalifa, Jenna Jameson, Apolonia Lapiedra y Sasha Grey decidieron retirarse de la compleja vida del cine para adultos para encarar otros proyectos

erwrwe

Para muchas actrices, dejar la industria porno es solo el principio de una odisea personal. (Foto: Archivo)

Sarah Joe Chamoun, mejor conocida como Mia Khalifa es una da las caras más reconocidas en la industria porno en la última década. Después de haber alcanzado la fama por utilizar un hiyab durante un video para adultos, la joven es hoy una de las voces más férreas en contra de la forma de operar de la industria .

Originaria de Beirut, Líbano, Mia llegó a los Estados Unidos en el 2001, en donde estudió una carrera universitaria en la Universidad de Texas. A pesar de haber trabajado en algunas ocasiones como modelo durante aquellos días, Mia comenzó a actuar en escenas para adultos producidas por BangBros hasta los 21 años, en octubre de 2014.

“La razón por la que pensé que estaba bien hacer pornografía fue porque creí que nadie se enteraría. Hay millones de chicas que se filman a sí mismas teniendo sexo y hacen cosas como esas, y nadie sabe su nombre, nadie sabe quiénes son, nadie las reconoce. Así que quería hacerlo como un ‘pequeño secreto sucio’, pero me explotó en la cara”, confesó Mia en una entrevista que concedió a la BBC.

Fue con aquel polémico video en el que Mia utiliza un hiyab mientras forma parte de un trío que la actriz alcanzó la fama y se convirtió en la artista más buscada del sito para adultos PornhubEl controvertido material pornográfico trajo duras consecuencias para Khalifa, quien recibió amenazas de muerte por extremistas simpatizantes del Estado Islámico (ISIS).

Mia Khalifa alcanzó la fama internacional con sus videos para adultos, pero no estuvo ajena a la polémica.  (Foto: Archivo)

Mia Khalifa alcanzó la fama internacional con sus videos para adultos, pero no estuvo ajena a la polémica. (Foto: Archivo)

La vida después del velo de Mia Khalifa

La carrera de Mia en la industria fue realmente breve; en total, Khalifa grabó 12 videos, por los que ganó USD 12 mil, según datos de la BBC. No obstante, aquel sitio web para adultos con el que firmó un contrato en el 2014, siguió beneficiándose económicamente de su imagen y obteniendo ganancias que alcanzan cifras millonarias.

En 2019, Mia Khalifa decidió alzar la voz y contar su historia, que a su vez es la historia de muchas actrices y actores del porno, en una entrevista que concedió al programa de la BBC, Hardtalken la que creo expuso algunos de los graves problemas que surgen en la industria y las repercusiones que ha tenido en su vida.

“Sí (creo que sufro estrés postraumático), y creo que se activa principalmente cuando salgo a la calle porque siento que la gente puede ver a través de mi ropa y me da mucha vergüenza y me hace sentir como si hubiera perdido toda mi privacidad. Porque estoy a una búsqueda de Google”, continuó Khalifa en la entrevista.

Desde su renuncia a la industria, Mia reside en California y se ha convertido en una de las personas más influyentes de nuestro tiempo; con más de 23 millones de seguidores en Instagram y 3.6 millones de seguidores en Twitter. Asimismo, ha formado parte de proyectos cinematográficos como la serie de Amazon, Ramy, y recientemente emprendió una cuenta en Onlyfans.

Los diamantes de la reina del porno: Jenna Jameson

Jenna Massoli renunció en la cúspide de su carrera a las cámaras, para llevar una vida tranquila en Hawái.  (Foto: Archivo)

Jenna Massoli renunció en la cúspide de su carrera a las cámaras, para llevar una vida tranquila en Hawái. (Foto: Archivo)

Después de una tormentosa relación con las drogas y con un estado de salud evidentemente deteriorado, Jenna Massoli, que hasta entonces se había desempeñado como estríper en distintos casinos de Las Vegas, decidió probar suerte en el mundo del cine para adultos.

Según la biografía que ella misma escribió, Jenna tenía 19 años cuando comenzó su carrera como actriz de películas pornográficas. En buena parte para vengarse de su exnovio, quien curiosamente fue responsable del tatuaje de corazón doble que tiene en el glúteo y que quedaría impreso en la memoria de sus seguidores, y también para conseguir estabilidad económica.

Desde ahí, todo fue cuesta arriba para Jenna, quien dejó atrás su apellido y adoptó el nombre de una de sus bebidas favoritas. La reina del porno participó en cerca de un centenar de escenas y abrió su propio sitio a principios de los 2000, ClubJena.com y fundó la productora Club Jenna, que a la postre sería adquirida por Playboy.

Jenna concentró entonces una fortuna que alcanzó las cifra de USD 30 millones en el 2005, según reportó la revista Forbes. Sin embargo, unos años después, en el 2008, decidió retirarse triunfal de la escena y dedicarse a su familia.

Actualmente, Jenna comparte detalles de su dulce vida en Hawái, Estados Unidos, en donde reside junto a su pareja y sus dos hijos pequeños. La exestrella del porno es dueña de “Jtushy Jenna Official Online Store” una tienda de diamantes online, en donde se ofrecen toda clase de piezas lujosas como anillos, aretes y collares.

El descanso de Lisa Ann: una ‘sex symbol’ madura

En 2018, Lisa Ann innovó y grabó algunas escenas pornográficas en Realidad Virtual.  (Foto: Archivo)

En 2018, Lisa Ann innovó y grabó algunas escenas pornográficas en Realidad Virtual. (Foto: Archivo)

La actriz estadounidense Lisa Anne Corpora, conocida sencillamente como Lisa Ann, logró consagrarse en el medio con una de las carreras más sólidas en la industria de la pornografía; con más de 300 escenas y 20 años de carrera, Lisa fue reconocida como la “MILF más deseada del mundo”. Sin embargo, Ann se alejó de las cámaras momentáneamente para perseguir una de sus grandes pasiones.

En 2008, Ann protagonizo una de las películas pornográficas más reconocida en la historia estadounidense. Se trata de Who’s Nailing Palin, en donde interpretó a la entonces gobernadora de Alaska y contendiente a la vicepresidencia de los Estados Unidos, Sarah Palin. El insólito parecido entre ambas y lo acalorado de la situación hicieron de aquella puesta en escena un rotundo éxito, convirtiéndola en pionera de las escenas para adultos que parodian personajes políticos.

Tres años después de aquel éxito que le valió miles de millones de visitas en Pornhub, Lisa Ann anunció su retiro de la actuación: “Este año 2014 será mi último año actuando frente a la cámara y haciendo escenas de sexo. Me retiraré”, escribió la actriz en sus redes sociales, aunque admitió que seguiría trabajando como productora y como reclutadora de nuevo talento.

Durante esos años, Ann se dedicó a su otra gran pasión: el deporte, y participó como comentarista en algunas emisiones del canal de radio estadounidense, Sirirus XM Fantasy Sports Radio. También escribió un libro autobiográfico.

Sin embargo, en 2018 Lisa regresó una última vez para protagonizar dos nuevas escenas, antes de alejarse de la industria y despedirse para siempre de los foros de grabación.

“Decidí que quería hacerlo para mis dos últimas escenas antes de retirarme definitivamente. (…) He hecho alrededor de 300 escenas, aunque en Internet dice que 500, estoy encantada por todo lo que me ha ofrecido esta profesión, y me siento muy feliz de acudir a los eventos de la industria, pero al mismo tiempo ya no siento lo mismo que antes”, contó la actriz en una entrevista al medio de entretenimiento LADbible en ese entonces.

Lana Rhoades, de ‘estrella porno’ a podcaster

A pesar de su retiro de la industria en 2017, la cuenta en Instagram de Lana fue dada de baja por la plataforma, con el pretexto de reproducir material erótico. Este hecho fue denunciado por la actriz en redes sociales.  (Foto: Archivo)

A pesar de su retiro de la industria en 2017, la cuenta en Instagram de Lana fue dada de baja por la plataforma, con el pretexto de reproducir material erótico. Este hecho fue denunciado por la actriz en redes sociales. (Foto: Archivo)

En el 2016, Lana Rhoades hizo su debut en la industria pornográfica. Con tan solo 20 años, la actriz de ascendencia checoslovaca comenzó una carrera que, aunque exprés, le traería muchos éxitos y galardones, como el premio AVN en la categoría “Mejor debutante” en el 2017, o la “mejor escena de sexo anal” en el 2018.

Sin embargo, Lana se alejó de la escena en el 2017. Aunque no hay razones claras sobre por qué tomó aquella decisión, la actriz para adultos ha expresado su informidad con la industria en varias ocasiones.

“Dejé de hacer porno mainstream hace probablemente dos años, y después, por un tiempo, no supe realmente lo que iba a hacer. Sentía que ya había hecho todo en la industria y también había mucho bullying ocurriéndome, así que ya no era un ambiente positivo para mí (…) Así que comencé a crear contenido para redes sociales y comencé a vender productos para la ‘mejoría masculina’”, contó la influencer a la revista AVN.

La actriz pronto comenzó su carrera como influencer y logró compartir su propio contenido desde sus redes sociales, además hace modelaje y es anfitriona del pódcast 3 Girls1Kitchen. Actualmente, Lana cuenta con 14.4 millones de seguidores en Instagram y más de un millón de seguidores en Twitter.

Apolonia Lapiedra

Apolonia diversificó su carrera y participó en un disco de la agrupación "El Mago de Oz".  (Foto: Archivo)

Apolonia diversificó su carrera y participó en un disco de la agrupación «El Mago de Oz». (Foto: Archivo)

En 2020, una de las pornstars mejor pagadas, Apolonia Lapiedra anunció su retiro de las grabaciones “profesionales”. Con cinco años de carrera, la actriz hizo público el cansancio físico que representaban para ella las grabaciones de las escenas de “porno convencional” y sus deseos de convertirse en su propia jefa.

“El porno convencional para mí era muy cansado, me dolían las rodillas, los tendones de atrás de las rodillas, lo llevaba fatal” contó la interprete en una entrevista con el comunicador David Broncano, “Físicamente, rodar escenas profesionales al más alto nivel es muy duro. De hecho, voy al fisioterapeuta por mis rodillas y mi espalda desde hace un año. Psicológicamente, el tema de trabajar con tu cuerpo y tu sexualidad es complicado”.

Me apetece ser mi propia jefa, mi propia directora, controlar yo misma todo, con mi equipo, gracias a aplicaciones como OnlyFans, añadió entonces la actriz manchega.

A partir de entonces, Apolonia se ha dedicado a nutrir el contenido que publica en redes sociales, especialmente en aquella plataforma que permite compartir contenido sugerente y explícito con aquellos usuarios que paguen una suscripción.

Sasha Grey

Sasha fue la primera actriz que lamió un inodoro durante una escena. Quedó en los registros de la industria para siempre.  (Foto: Archivo)

Sasha fue la primera actriz que lamió un inodoro durante una escena. Quedó en los registros de la industria para siempre. (Foto: Archivo)

Uno de los rostros más conocidos en el mundo de la pornografía es el se Sasha Grey. Una mujer que marcó un antes y después en la forma de hacer cine para adultos, una industria que después de ella se volvió aún más dura y extrema con el cuerpo de las mujeres.

Sasha grabó su primera escena porno a los 18 años, en lo que alcanzó a apreciar como un performance: “Esa fue la forma en la que me acerqué a eso, así esté de acuerdo la gente conmigo o no. Para mi era una forma de examinarme y de examinar mi condición humana y de proyectar esas cosas en mi audiencia, usando mi cuerpo como la herramienta como el lienzo”, confesó Sara a la revista GQ.

Durante su presencia en la industria, Sasha abogó en repetidas ocasiones por la reivindicación de las mujeres en la industria pornográfica y apuntó a dar “mayor exposición” a las actrices que decidieron trabajar en ella.

“Se cree que somos chicas tontas que fuimos víctimas de abuso, drogadictas, que no sabemos lo que hacemos y que no estamos enfocadas en el negocio. Me di cuenta cuando empecé y seguí pensando que era una posibilidad que conocería gente así. Pero la realidad es que hay una enorme cantidad de mujeres que están felices con sus carreras y dónde han ido con sus vidas. Es una vergüenza que no escuchamos las historias positivas” narró a la misma publicación.

Como todo un estuche de monerías, Sasha dejó de grabar escenas en el 2009, con la justificación de “haberlo hecho todo” y querer dar rienda suelta a sus múltiples talentos.

Especialmente el de la música, pues en cuanto dejó la industria emprendió un proyecto con la banda de aTelecine, que dejó poco tiempo después. Luego, se dedicó a las letras. La exactriz ha publicado cuatro libros hasta ahora; entre ellos la saga erótica The Juliette Society.

Actualmente, Sasha tiene una fiel base de seguidores y hace streams mientras juega algunos videojuegos. En redes sociales, comparte detalles de su tranquila vida.

Sunny Leone

El nombre de Sunny Leone es el más buscado en Google de la India.  (Foto: Archivo)

El nombre de Sunny Leone es el más buscado en Google de la India. (Foto: Archivo)

Aunque la actriz originaria de Canadá anunció su salida del cine erótico en 2019, para poder concretar una carrera como estrella de Bollywood, Sunny Leone pasó a la historia por protagonizar decenas de cintas para adultos y por lograr alcanzar la fama gracias a su carrera como modelo y estrella del porno.

Sobre su retiro de las cintas pornográficas, la actriz argumentó durante una entrevista concedida a MTV que “Soy afortunada porque la audiencia me acepta. He seguido mi propio camino desde ahí. No tengo planes para regresar a ello”, pues para Sunny, aquel pasado como ‘estrella porno’ no es algo de lo que enorgullecerse .

Incluso antes de hacer pública su renuncia a las películas para adultos, Sunny protagonizó ciertas películas con ciertos tintes eróticos, como Ragini MMS 2 ; cinta que fue todo un éxito taquillero en la India. La actuación de Leone recibió críticas positivas y, desde entonces, logró construir una carrera como superestrella de cine y celebridad.

Actualmente, la actriz tiene más de 43.6 millones de seguidores en Instagram y protagoniza un show de telerrealidad sobre su vida. Sunny es dueña de Star Stuck, una línea de cosméticos que incluye productos como labiales y máscara de pestañas.

Fuente: Infobae