Cómo mejorar la conexión a Internet en casa: los 7 trucos gratis y sencillos para que no se corte el WiFi

Qué tipo de servicio contratar, cómo utilizar todos los dispositivos electrónicos del hogar y dónde ubicar el router son algunos de los consejos que ayudan a mejorar la señal.

eeq2

Una buena conexión WiFi en los hogares hoy es un requisito imprescindible. El aumento del teletrabajo, la educación a distancia y la utilización de las plataformas de contenido digitales como parte vital del entretenimiento, la comunicación y hasta de las compras hacen que Internet sea un bien de primera necesidad.

Ver series y películas, hacer una videollamada, estudiar o trabajar desde la propia notebook, pedir comida, pagar la tarjeta, hacer la compra del súper, tener una teleconsulta médica, comprar un regalo, asistir a una reunión laboral… evidentemente, Internet nos salvó en estos tiempos de pandemia y se volvió imprescindible en los meses de confinamiento.

Por lo tanto, y ante la necesidad de utilizar nuestros dispositivos electrónicos con mayor frecuencia y ante el hecho de estar tanto tiempo en casa, es muy importante optimizar la conexión que tenemos dentro del hogar.

Muchas actividades que antes hacíamos de manera presencial hoy las replicamos conectados. Foto: archivo Clarín.

Muchas actividades que antes hacíamos de manera presencial hoy las replicamos conectados. Foto: archivo Clarín.

El primer paso es que la propia conexión a internet que el usuario contrate sea la adecuada. Lo mínimo para sostener varios teléfonos y una computadora son 15 MB.

Para aprovechar los contenidos en streaming en ultra alta definición (UHDV), jugar en línea y descargar archivos de gran tamaño, lo indicado es optar por una velocidad de 50MB.

​A diferencia de hace quince meses atrás, hoy muchísima gente permanece en sus casas conectada las 24 horas. Y “enloquecemos” cuando la señal nos falla. Angélica Dávila, gerente de Mercadeo de Acer Latinoamérica, propone algunas recomendaciones para optimizar la señal de WiFi.

Consejos para mejorar la conexión a Internet

1. Ubicar bien el router

Es el primer detalle a tener en cuenta: la buena ubicación del router ya que de eso dependerá también el desempeño -efectividad y rapidez- de la conexión. Se evitará así una señal muy débil o el WiFi demasiado lento.

El router tiene que estar lo más cerca posible de los dispositivos que se vayan a usar conectados a la red WiFi. Además, no puede tener elementos adelante o atrás de él porque podrían bloquear su señal. El router debe estar apoyado en una posición central y algo elevado como encima de una mesa o mueble.

El router debe estar ubicado cerca de los dispositivos que se vayan a usar conectados a la red WiFi. Foto: archivo Clarín.

El router debe estar ubicado cerca de los dispositivos que se vayan a usar conectados a la red WiFi. Foto: archivo Clarín.

Existe una herramienta útil para analizar la conexión en casa. Se llama WiFi Analyzer y es una plataforma que identifica problemas de conexión y ayuda a localizar el lugar perfecto para tu router. La aplicación está disponible en el Play Store para descargar, es gratis y fácil de usar.

2. Disminuir la cantidad de dispositivos conectados

Menos aparatos conectados es igual a mejor conexión. Por lo tanto, es importante revisar los dispositivos que estén usando Internet: celular, smart TV, tablet, notebook, ya que esto podría estar saturando tu red.

Hay que desconectar de Internet o apagar aquellos que no se estén utilizando en el momento para optimizar la velocidad en el dispositivo que sí se está usando.

También ayuda el mantener el menor número de aplicaciones abiertas en el celular o pestañas en el navegador web. Hay que tener presente que existen aparatos como tablets y teléfonos inteligentes que siguen usando Internet en segundo plano aunque estén en estado de «suspensión».

3. Suprimir el video si no es necesario

Cuando se trata de usar menos ancho de banda es recomendable optar sólo por audio. Las plataformas Zoom, Google Hangouts, Whatsapp y Messenger permiten encenderlo y apagarlo con solo un click.

Si falla internet, es recomendable no utilizar el video, sólo el audio, para que mejore la conexión. Foto: archivo Clarín.

Si falla internet, es recomendable no utilizar el video, sólo el audio, para que mejore la conexión. Foto: archivo Clarín.

En Whatsapp hay que ir a configuración y desactivar la opción de descarga automática, así los audios, imágenes y videos que te envíen no se descargarán al instante.

También en Facebook y YouTube se puede desactivar la reproducción automática de videos y solo se reproducirán aquellos a los que se les de click manualmente.

4. Reiniciar el router correctamente

Cuando se le da un uso intensivo el router -como el tener muchos dispositivos conectados al mismo tiempo- podrían surgir complicaciones. Es imprescindible, en estos casos, reiniciarlo.

¿Cómo hacerlo de manera correcta? No apagar el aparato y volver a encenderlo inmediatamente. Por el contrario, apagar el router y mantenerlo así al menos 30 segundos. Luego, recién volver a encenderlo.

5. A la mañana, siempre hay más gente conectada

Los expertos explican que durante la mañana siempre habrá más gente en línea haciendo home office o estudiando. Por tanto, aconsejan optar por conectarse a esa hora sólo para lo importante (una clase, terminar alguna tarea urgente, una reunión) y dejar el resto de los pendientes o entretenimiento para un horario fuera de este período pico.

El momento del día en el que hay más gente conectada es la durante la mañana. Foto: archivo Clarín.

El momento del día en el que hay más gente conectada es la durante la mañana. Foto: archivo Clarín.

Para cuando se requieran enviar archivos, por ejemplo, hay que comprimirlos para que pesen menos y se envíen más rápido. Si, por el contrario, se tienen que descargar archivos de gran tamaño, el consejo es hacerlo en horarios que no sean pico en Internet (como la mañana).

6. Cuidado con los virus

También con los malware (programas maliciosos) en tu notebook. Son elementos que reducen considerablemente la velocidad de conexión, así que habrá que realizar un análisis una vez a la semana buscando este tipo de programas invasivos.

7. Comprobar que nadie te “robe” Internet.

Suele pasar con conexiones no protegidas sobre todo cuando se vive en un edificio donde muchas personas comparten el mismo canal. El hecho de «compartir» internet hace que baje la señal de WiFi y aparezcan los problemas de conexión.

Existe una app llamada Fing que es gratuita y que te puede ayudar a descubrir si alguien te está robando WiFi. Esta aplicación actúa como un escáner de la red wifi y muestra los dispositivos que están conectados a una red y es capaz de bloquear dispositivos intrusos.

Por último, a veces es necesario optar por el cable en vez de Wi-Fi, según explica la gerente de Mercadeo de Acer Latinoamérica. «Si tenemos problemas de velocidad de Internet en nuestros equipos y estamos conectados de forma inalámbrica, podemos cambiar al cable. De esta forma siempre tendremos más estabilidad y calidad en la conexión. Además, la velocidad siempre será mayor».

Fuente: Clarín