Coronavirus, home office y chicos en casa: cómo conciliar trabajo y cuidado de los niños

La pandemia de coronavirus impuso nuevos hábitos. Especialistas dieron una serie de tips para salir airoso de la experiencia de trabajar cuando los hijos están en el hogar.

sbw

Entre las consecuencias de la pandemia de coronavirus figura el trabajo remoto, modalidad que ya adoptan varias empresas para evitar que el virus se multiplique. Pero el home office​, desconocido hasta ahora por muchos trabajadores, requiere ciertas condiciones que deben ser tenidas en cuentas. Por ejemplo, ¿cómo logran aquellas familias cuyos hijos permanecen en el hogar para trabajar a distancia?

Andrea Abadi, especialista en Psiquiatría Infanto Juvenil de la Fundación INECO, aseguró a Entremujeres Clarín que “la situación de estar en cuarentena con los chicos en casa puede ser una buena opción para vivenciar cosas que en otro momento no se hacen. Pero también, como uno tiene que trabajar, es fundamental poder dividir los espacios”.

En ese sentido, destacó que es importante “decirles a los niños que por las próximas horas la mamá y/o el papá van a estar en su trabajo pero en casa, que durante ese tiempo podrán hacer determinadas cosas o podrán jugar a tal juego, ya que ellos van a estar ocupados”.

La especialista resaltó la importancia de dejar organizado lo máximo posible antes de sentarse a trabajar. “Lo más adecuado sería que cada niño en la casa tenga una actividad o lista de opciones a realizar” de antemano, sostuvo. En la misma línea, aclaró que “muchos de los chicos van a estar recibiendo también sus clases a distancia, por lo tanto, en esos momentos tendrán que realizar sus tareas del colegio mientras sus papás trabajan”.

Un espacio para cada uno

Abadi aconsejó aprovechar estos días para compartir “actividades con los niños, todo lo que en la vida diaria no tenemos tiempo para hacer”. En ese sentido, recomendó vivir estos días con naturalidad, ya que “lo peor que podemos hacer es vivirlo desde un lugar de sufrimiento o angustia”.

Por otra parte, recalcó que no debe intentarse “hacer todo a la vez”, ya que “a pesar de estar en casa necesitamos determinar momentos para cada función o actividad”. Y añadió: “Lo ideal sería que todos se vistan, que nadie se quede en pijama y que cada uno se dedique a su actividad en el espacio que se asignó en casa para desarrollar asuntos de la oficina o la escuela”.

Cómo lograr un home office exitoso

“Hay empresas que ya están aplicando el teletrabajo por la situación reinante a modo de prevención y hay otras que se están preparando para poder llevarlo a cabo. Es importante señalar que esta modalidad de trabajo no es apta para todas las ocupaciones, pero para aquellas que sí pueden implementarla es una buena manera de prevención”, destacó Alexandra Manera, directora de Recursos Humanos del Grupo Adecco para Argentina y Uruguay. En ese sentido, aconsejó:

  • Equiparse bien: trabajar desde casa no debe significar hacerlo con menos recursos. Tenés que disponer de los medios necesarios para hacerlo de forma correcta.
  • Definir un horario: es una de las primeras tareas; es necesario marcarse unas horas de trabajo y unas horas de descanso. Es muy importante hacerlo y, aún más, cumplirlo. Es crucial para evitar excederse en el tiempo dedicado al trabajo y tampoco perder el tiempo atendiendo cosas de la casa cuando uno debería estar trabajando.
  • Marcarse objetivos para el día y la semana: seguramente cada uno deberá rendir cuentas a un superior de cómo van los proyectos en los que trabaja o deberá entregar los trabajos en un deadline determinado. Para poder cumplirlos deben planificarse con anterioridad.
  • Comunicarse con el equipo de trabajo: es importante que exista una comunicación constante entre los miembros del equipo y reportar avances a tiempo para evitar la impresión de que el trabajo remoto afecta negativamente la operación.
  • Acomodar el espacio para el trabajo: una de las ventajas del teletrabajo es que tenés control total de tu espacio de trabajo, así que buscá acondicionarlo para que funcione como oficina en tu casa. Lo básico es que sea un espacio bien iluminado, cómodo y con algo de privacidad. Además, aunque sea tentador quedarse en pijama u ojotas todo el día, cambiarse de ropa ayudará a ponerse en mentalidad ‘trabajo’ y mejorará el desempeño.
  • Tener en cuenta las herramientas digitales: hoy en día, la tecnología nos brinda un abanico de posibilidades enorme a la hora de gestionar nuestro día laboral. Hay apps y plataformas web gratuitas que permiten organizar el trabajo en equipo de manera efectiva, organizar teleconferencias, enviar y compartir archivos de gran tamaño, entre otras funcionalidades.

Fuente: Clarín