Cuatro carreras de la UBA se posicionaron entre las 50 mejores del mundo

El dato surgió de un nuevo ranking universitario. Preocupa la falta de disciplinas científicas argentinas en lo más alto.

uba3

La Universidad de Buenos Aires (UBA) logró posicionar cuatro de sus carreras dentro de las 50 mejores del mundo en un nuevo ranking universitario. De ese modo, volvió a alcanzar la marca que había logrado en 2017. En las últimas dos ediciones, había instalado una disciplina académica menos en lo más alto.

Cuatro carreras de la UBA, en lo más alto de un ranking
Cuatro carreras de la UBA, en lo más alto de un ranking

En primer lugar, se trata de Lenguas Modernas, cuyo paralelo en la UBA es Letras, que quedó en el puesto 23 a nivel global. Le sigue Arte y Diseño, que alcanzó la posición 30, mientras que Derecho subió algunos escalafones hasta quedar número 47. La nota la dio Antropología, que hasta el año pasado se ubicaba dentro de la banda 50-100 y en esta oportunidad llegó al puesto 47.

Los datos pertenecen a una nueva edición del QS World University Rankings por Materias, que hace una clasificación separada para 48 disciplinas, distribuidas en cinco áreas: Artes y Humanidades, Ingeniería y Tecnología, Ciencias de la Vida y Medicina, Ciencias Naturales, y Ciencias Sociales y Administrativas.

Dentro de los rankings, sólo tres universidades latinoamericanas tienen más carreras dentro de los top 50 que la UBA: la Universidad Nacional Autónoma de México (con 12 disciplinas), la Universidad de San Pablo (11) y la Pontificia Universidad Católica de Chile (6).

«Si bien los rankings no reflejan enteramente la realidad de una universidad, sí permiten saber cómo estamos parados en un mundo del conocimiento cada vez más competitivo. La permanente evolución de la UBA en las evaluaciones internacionales demuestra la importancia de nuestra universidad y del sistema de educación superior y científico como motor de desarrollo e inclusión en nuestro país. La inversión en educación es fundamental”, consideró Alberto Barbieri, rector de la UBA.

La otra carrera argentina que se ubicó dentro de un top 50 pertenece a la Universidad de Palermo. Arte y Diseño, un área donde el país se muestra como referente latinoamericano año a año, pasó del puesto 45 al 46.

“La comunidad académica internacional y los empleadores de la región volvieron a elegir a la UP por sexto año consecutivo. Es un logro muy importante ser reconocidos nuevamente en este ranking, en el cual tan solo tres universidades privadas latinoamericanas fueron premiadas, considerando todas las disciplinas”, señaló Matías Popovsky, vicerrector de la UP.

Pese a la aparición de universidades privadas, como la UP o la UCA con Teología, la UBA acapara gran parte de los puestos de elite. 8 de 10 posiciones argentinas dentro del top 100 le pertenecen. Entre las 100 y 200 mejores, suma otras 23 carreras.

La consultora británica Quacquarelli Symonds analizó 13.138 programas pertenecientes a 1.368 universidades de 83 países. Los rankings QS, a diferencia de otras clasificaciones internacionales, conceden fuerte influencia a las encuestas de percepción. En primer lugar, evalúan la opinión de los académicos y, en segundo lugar, la de los empleadores. Las otras dos métricas se componen de medir el impacto de las investigaciones, contabilizando la cantidad de citas que los papers tuvieron en otros trabajos.

En ese último punto es donde Argentina flaquea. De hecho, dentro de las cien mejores, no hay ninguna carrera vinculada a las ciencias básicas o aplicadas. ”Para que el país consiga ser más competitivo en las disciplinas científicas, se necesita mayor inversión, incluyendo la promoción de más acuerdos globales de investigación y la restauración de las instalaciones científicas para alinearse con los estándares internacionales”, dijo Ben Sowter, director de investigación de QS.

En esa línea, Sowter celebró el reciente anunció del gobierno nacional de aumentar progresivamente las becas del Conicet: de llevar en junio a $45.430 as becas doctorales y a $54.833 las posdoctorales. “El anuncio ha llegado en el momento oportuno. Después de cuatro años de declive en financiación para la investigación y la actividad científica, hay signos de que el gobierno de Alberto Fernández está dispuesto a ofrecer más apoyo para incentivar a los investigadores con talento a quedarse y también a volver a las universidades argentinas”, remarcó.

En total, las universidades argentinas tienen 64 programas ranqueados, lo cual implica el 10,3% de las 619 carreras latinoamericanas clasificadas. 10 disciplinas mejoraron su posición, 7 cayeron, 35 se mantuvieron en la misma ubicación y 12 aparecieron por primera vez. Después de la UBA, que introdujo 36 carreras, le siguen la Universidad Nacional de La Plata (13), la de Córdoba (5) y la de Rosario (2).

Fuente: Infobae.