De la pileta al océano: Leandro Erlich se sumerge en su obra más ambiciosa

Tras cerrar la muestra más taquillera de la historia del Malba, creará en Miami una instalación pública que aspira a crecer bajo el agua para unir arte y ecología

sdfsdfs

«Titánica». No podría ser más apropiada la palabra que usa Ximena Caminos para definir la obra con la que Leandro Erlich sorprenderá (una vez más) al público en diciembre durante la semana de Art Basel en Miami, la de mayores dimensiones que haya hecho hasta el momento, un mes después de cerrar este fin de semana en la Argentina la muestra más taquillera de la historia del Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba).

Tanto éxito tuvo Liminal, la primera exposición antológica del artista argentino en el continente americano, que el museo decidió extender de 11 a 21 el horario de ingreso del fin de semana pasado y del viernes y el sábado próximos, ya que el domingo cerrará por las elecciones. Y no sólo eso: de yapa continuará hasta febrero la célebre pileta, fondo obligado para la foto de las 240.000 personas que la visitaron en el Malba desde comienzos de julio último. Desplazó así del podio a Yayoi Kusama, la japonesa de los lunares que hizo estallar las redes sociales en 2013 con su Obsesión infinita (ver recuadro).

La maqueta del proyecto de Erlich fue exhibida el año pasado en Art Basel por la galería Ruth Benzacar
La maqueta del proyecto de Erlich fue exhibida el año pasado en Art Basel por la galería Ruth Benzacar

Creada hace dos décadas, La pileta representó al país dos años más tarde en la Bienal de Venecia. Con el sello inconfundible de Erlich, maestro de la ilusión que también simuló en 2015 la desaparición de la punta del Obelisco, produce el inquietante efecto de que es posible la vida humana subacuática.

Ahora, fiel a su estilo de caminar «siempre en el borde», el artista llevará los límites aún más lejos para construir en Miami Beach -con 300.000 dólares aportados por esa ciudad- su obra más monumental. Del tamaño de un estadio de fútbol, la pieza titulada Orden de importancia recreará una congestión de autos de tamaño real, realizados con arena. El caminante desprevenido se encontrará, así, ante un inesperado embotellamiento que parecerá haber sido realizado con cubos de plástico por un niño gigante.

Solo que nada, claro, es lo que parece. Calculada al milímetro, esta costosa obra que tendrá una vida de apenas quince días es el resultado de un meditado trabajo de ingeniería que ya estaba en marcha el año pasado, cuando la galería Ruth Benzacar exhibió una versión en miniatura en Art Basel. Nadie sabía entonces que se trataba de un proyecto con aspiraciones de escala real, que se convertiría en la primera instalación de arte temporaria financiada por el gobierno local.

Y esa no es su ambición máxima. Aunque parezca mentira, el plan es llegar aún más lejos. No es casual que Caminos la defina como un » game changer» (punto de inflexión) que implicará la presentación a gran escala de Erlich en los Estados Unidos.

La intervención de Erlich sobre la fachada del Malba, en el marco de Liminal
La intervención de Erlich sobre la fachada del Malba, en el marco de Liminal

Arte y sustentabilidad

«Miami se está hundiendo», anuncia la curadora con tono dramático. Se refiere a la ciudad convertida en puente intercultural desde que Art Basel, la feria de arte más importante del mundo, se instaló allí a comienzos del nuevo milenio.

Una de las soluciones a esa consecuencia del cambio climático, explica Caminos, es construir arrecifes de coral para revertir su creciente desaparición y la consecuente erosión de la playa. Su idea, por lo tanto, es impulsar a treinta metros de la costa «un parque subacuático de arrecifes creados por artistas».

¿Cuál sería la primera obra de esa maravilla que aspira a unir arte y sustentabilidad? La larga fila de autos de arena concebida por Erlich. Sí, bajo el agua. «La crisis climática es un problema que requiere soluciones inmediatas. Del conocimiento teórico a la toma de conciencia hay un lapso, y el arte puede ser un vehículo para la comunicación, para poner temas en la agenda ( o en Instagram, lo que más te guste)», dijo Erlich a LA NACION. En 2015 ya había creado en París una casa derretida, cuando la capital francesa se disponía a alojar la conferencia mundial sobre cambio climático.

La Maison Fond, presentada por Erlich en París en 2015, justo antes de la conferencia mundial sobre cambio climático
La Maison Fond, presentada por Erlich en París en 2015, justo antes de la conferencia mundial sobre cambio climático Crédito: Archivo

«El proyecto del parque acuático quedó como finalista del Knight Arts Challenge, y los ganadores se anunciarán en las próximas semanas. El premio funciona como matching funds (fondos compensatorios): te dan una cifra y vos tenés que reunir la cantidad equivalente. Nosotros pedimos 230.000 dólares», explica Caminos, impulsora de HoneyLab, una plataforma creativa interdisciplinaria.

«Me interesa hacer arte que trascienda la generación de conciencia y se convierta en una herramienta para el cambio. Este proyecto pondría a Miami en el mapa en otro nivel, al sumar un atractivo en la ciudad que generaría ecoturismo», agrega la curadora sobre la etapa que inició tras separarse de Alan Faena, con quien impulsó diversos proyectos culturales.

Diego (Retrato de Diego Núñez), el horno de barro creado el año pasado por Gabriel Chaile para la Art Basel Cities Week
Diego (Retrato de Diego Núñez), el horno de barro creado el año pasado por Gabriel Chaile para la Art Basel Cities Week Crédito: Fabián Marelli

Este último, en tanto, aportará lo suyo durante la semana de Art Basel. «La última cena» se titulará la segunda edición del Faena Festival, curada por Zoe Lukov, que también abarcará megainstalaciones públicas sobre la playa. Entre ellas, la obra más grande que haya hecho el argentino Gabriel Chaile.

Una de las seis esculturas totémicas que construirá el joven tucumano, descendiente de aborígenes, será un horno de barro similar a los que exhibió el año pasado en La Boca durante la Art Basel Cities Week Buenos Aires. Como resultado de esa alianza entre la feria suiza y el gobierno porteño, promovida por arteBA Fundación, otros artistas argentinos serán protagonistas en el Collins Park de Miami Beach con una serie de esculturas públicas seleccionadas por Florencia Battiti y Diana Wechsler. En los próximos días se sabrá quiénes son y qué harán.

Uno de los hornos de barro creados por Chaile, exhibidos este año en la galería Barro
Uno de los hornos de barro creados por Chaile, exhibidos este año en la galería Barro Crédito: Gentileza Faena

RANKING DE EXPOSICIONES

1 -LIMINAL, DE LEANDRO ERLICH, ES LA EXPOSICIÓN MÁS VISITADA EN LA HISTORIA DE MALBA. Con 240.000 visitantes y un promedio de 2.500 personas por día durante las 16 semanas que duró la muestra. Se estima que al finalizar superará los 260.000 visitantes.

2- YAYOI KUSAMA. OBSESIÓN INFINITA

206.000 visitantes

Junio 27 – Septiembre 23, 2013

3- ANDY WARHOL. MR AMERICA

196.022 visitantes

Octubre 23, 2009 – Febrero 22, 2010.

ÚLTIMA SEMANA CON HORARIOS EXTENDIDOS

Viernes 25 y sábado 26 el museo estará abierto de 11 a 21.

Este jueves 24, de 19 a 21, Malba Joven celebra el cierre de la exposición con una nueva edición de MALBA PM: entrada libre y gratuita a la exposición, música y brindis.

LA PILETA CONTINUARÁ HASTA EL 2 DE FEBRERO

A partir de la gran convocatoria de la exposición, la obra más emblemática de Erlich La pileta (1999) continuará en exposición hasta febrero, junto con la instalación de los botes Puerto de memoria (2006) y Subway (2009)

CAMPAÑA ONLINE

Viralizada en las redes sociales con el hashtag #ErlichEnMalba, sólo en Instagram se compartieron miles de fotografías y videos. Muchos de ellos fueron publicados en la cuenta oficial del museo @museomalba que ya alcanzó los 415.000 seguidores y es la comunidad más grande de un museo en Instagram de toda América Latina.

Fuente: Celina Chatruc, La Nación