Diego Maradona: con la música, una sociedad dentro y fuera de la cancha

ESCUCHÁ LAS CANCIONES. El 'Potro' Rodrigo, el italiano Pino Daniele, Joaquín Sabina, Manu Chao, Andrés Calamaro y Charly García son solo algunos de los músicos que encontraron inspiración en el Diez.

asdasdasd

Hay una foto publicada en alguna revista deportiva, donde Diego Maradona está parado en una sola pierna, sobre una pelota, con los brazos abiertos como si estuviera esperando a su pareja para compartir una danza. «Báilese otra, maestro», dice el epígrafe.

Y es que cuando pisaba una cancha, Diego exhibía en sus movimientos los tres componentes básicos de la música. En su manera de jugar el ritmo, la melodía y la armonía eran tres elementos que siempre estuvieron presentes.

Tal vez por esa misma razón, no debe existir otro deportista al que le hayan dedicado tantas canciones como a él; en la Argentina y en el mundo entero. Del ‘Potro’ Rodrigo al italiano Pino Daniele, de Joaquín Sabina a Manu Chao, de Andrés Calamaro a Charly García, son muchos los músicos que le tributaron su admiración a través de sus temas.

En esa lista, La mano de Dios, del cuartetero cordobés Rodrigo, es una de las que representa con mayor detalle eso del ascenso apogeo y caida del 10.

De los primeros versos en los que cuenta que «En una villa nació, fue deseo de Dios, crecer y sobrevivir a la humilde expresión/Enfrentar la adversidad con afán de ganarse a cada paso la vida», a los que recuerdan que «La fama le presentó una blanca mujer/de misterioso sabor y prohibido placer,/que lo hizo adicto al deseo de usarla otra vez/involucrando su vida.» Mas claro…

«A poco que debutó, Maradó, Maradó», sigue el tema, y casi se hace una misma canción con el «Maradó, Maradó» que Los Piojos registraron en su álbum 3er. Arco, de 1996. Un par de años antes, quien había homenajeado al jugador había sido Manu Chao, que le dio forma con Mano Negra a Santa Maradona (Larchuma Football Club), a la par que Claudio Gabis y Charly García hacían lo propio con el Maradona Blues que grabaron en el álbum Convocatoria, firmado por el guitarrista.

«Un accidente no es pecado, y no es pecado estar así?/Pero aquí estoy en este lado, por eso déjame salir, yo solo quiero tu vivir», canta García mientras Gabis dibuja fintas como la del Diego en La Boca, México y Nápoles, pero con la guitarra.

Dalma, Diego y Ciro, con Los Piojos tributándole al jugador en su despedida del fútbol.

Dalma, Diego y Ciro, con Los Piojos tributándole al jugador en su despedida del fútbol.

También desde el rock argentino, Andrés Calamaro aportó lo suyo en lo que tituló, simplemente, Maradona«Siempre te vamos a querer/Por las alegrías que le das al pueblo/Y por tu arte también», escribió El Salmón, quien junto a Fito despidieron a Diego en la previa del Mundial con una versión antológica de Salud, dinero y amor. y cuyo hit Mi enfermedad acompañó varios momentos de la vida del Diez y al que volvió tributar con una canción grabada en plena pandemia: «Es Dios pero es un amigo,/tiene el corazón de oro/y dos huevos como un toro/sin pelusa en el ombligo».

En tanto, Juanse cantó una y otra vez junto a los Ratones Paranoicos en Para siempre eso de querer que Diego juegue eternamente.

Joaquín Sabina, Diego y Charly, en una de las emisiones de La noche del 10, con el ex futbolista como conductor.

Joaquín Sabina, Diego y Charly, en una de las emisiones de La noche del 10, con el ex futbolista como conductor.

A la hora de asignarle propiedades divinas, Las Pastillas del Abuelo cantan en Qué es Dios? que «bajó una mano del cielo y acarició su pelo» y pide «Premios Nobel de la paz/desde México a Fiorito/de Malvinas a Inglaterra/que este loco diez bajito/llenó de risas la tierra»; así como los Pampa Yakuza aseguran que «Bendecida la mano que se eleva/Da justicia y apaga las penas», en Gloria al Diez. y Daniele jura haberlo visto levantarse de la tierra en su Tango della buena suerte

Lucía y Joaquín Galán junto a Maradona, durante la grabación de "Querida amiga", en 1986.

Lucía y Joaquín Galán junto a Maradona, durante la grabación de «Querida amiga», en 1986.

En cambio, Manu Chao -una vez más-, vuelve sobre Diego para resaltar su rebeldía frente al poder: «Si yo fuera Maradona/saldría en mondovision/para gritarle a la FIFA ¡Que ellos son el gran ladrón!»; y Sabina eligió, como es su costumbre, la elegancia de la poesía para citarlo en Dieguitos y Mafaldas.

Pero el vínculo de Diego con la música no se reduce a estos pocos títulos que sirven como botón de muestra ni a quienes lo homenajearon desde sus canciones. No sólo se cruzó con Freddie Mercury y Queen a pleno en los camarines de Vélez, durante la primera visita de la banda británica al país, sino que él mismo le puso su voz, allá lejos y hace tiempo, en 1986, a Querida amiga, tema que grabó con Pimpinela, y mucho más acá en el tiempo también a Hacer el tonto, pieza que Andrés Calamaro incluyó en su álbum de Duetos, publicado en 2001. 

Queen en la Argentina, en su reunión cumbre con Diego Armando Maradona , en la previa de uno de los shows que la banda dio en Buenos Aires.

Queen en la Argentina, en su reunión cumbre con Diego Armando Maradona , en la previa de uno de los shows que la banda dio en Buenos Aires.

Fuente: Clarín.