Eastwood: a los 90, con nueva película

El asunto reivindica, paradójicamente, una decisión de Obama, a quien el veterano director se opone.

asasa

Clint Eastwood cumplió 90 años el domingo y ya está trabajando en un proyecto que tiene en carpeta desde 2016: el sangriento rescate de Jessica Buchanan, una voluntaria secuestrada en 2011 por piratas somalíes, hasta que en enero del 2012 intervino el mismo comando que mató a Osama Bin Laden. El film se inspira en la autobiografía de Buchanan “Impossible Odds”, y ya tiene un primer guión de Brian Helgeland (“Río Místico”). Eastwood lo filmaría en su actual estilo de toma única y rodaje rápido, para recuperar el tiempo y reforzar su actual galería de héroes incomprendidos (“Francotirador”, “Sully: Hazaña en el Hudson”, “15:17 Tren a Paris”, “El caso Richard Jewell”).

Curiosamente, el asunto reivindica de modo indirecto una decisión del entonces presidente Barack Obama. Como se sabe, Eastwood votó contra Obama, pero ya hace un par de años que está en contra de Trump, y ahora simpatiza con el empresario demócrata Michael Bloomberg, exalcalde de New York. Por otro lado, dedicarse a un nuevo proyecto puede alejarlo de ciertos pensamientos. El sábado murió Anthony James, famoso “villano” que se despidió del cine precisamente como el proxeneta de “Los imperdonables”, y también perdió un amigo de casi toda la vida, el músico Lennie Niehaus. Se habían conocido en el servicio militar, 1953. Eastwood fue su instructor de natación, Niehaus su maestro de jazz. Después uno entró a Hollywood como actor y el otro como saxofonista de la banda de Jerry Fielding.

Arreglador, director, compositor, Niehaus intervino sobre todo en películas de Michael Winner, Sam Peckimpah, John Huston, Don Siegel, y, por supuesto, Clint Eastwood. Desde “El fugitivo Josey Wales”, 1976, hasta “Gran Torino”, 2008, su papel en la banda sonora de una docena larga de películas de su amigo fue fundamental. Incluso le enseñó a componer, así lo dejaba tranquilo cuando se jubilara. Y, lógicamente, también le enseñó a Forest Whitaker a tocar el saxo para la película “Bird”, sobre Charlie Parker, una de las más oscuras, y acaso de las mejores, películas de Eastwood.

Fuente: Ámbito