El enojo de la familia real británica con The Crown

El actor Josh O'Connor, en el papel del príncipe Carlos, y Emma Corrin, como la princesa Diana.

jvik

La familia real británica no suele manifestarse sobre el reflejo de su vida en la ficción, pero esta vez hicieron una excepción. Según el diario The Daily Mail, el príncipe Carlos de Inglaterra, que este sábado cumplió 72 años, expresó su malestar con la cuarta temporada de la exitosa serie The Crown, de Netflix

“Esto es drama y entretenimiento con fines comerciales. Se hace sin tener en cuenta a las personas involucradas, a quienes se les secuestra y explota sus vidas”, le dijo Carlos a alguien de su entorno, en referencia a su relación con la princesa Diana de Gales, que se desarrolla en la serie.

“Muchas de las cosas que se representan no se ajustan a la realidad”, agregó.

El Daily Mail también criticó la producción. “Han sacado a la luz hechos que sucedieron en una época muy difícil para la familia real británica, hace 25 ó 30 años, sin que nadie se preocupara por los sentimientos de los protagonistas”, señaló.

Margaret Thatcher, en la piel de Gillian Anderson.

Margaret Thatcher, en la piel de Gillian Anderson.

Y avanzó: “No se debe engañar al público al hacer creer que esta es una representación precisa de lo que realmente sucedió”.

Además, un familiar muy cercano al príncipe Guillermo aseguró que Guillermo, el hijo del duque de Gales y la princesa Diana, estaba muy enojado con el resultado de la serie.

“Siente que sus padres fueron explotados por la industria y representados de forma falsa y simplista para ganar dinero”, fue su análisis.

A su vez, Arthur Edwards, fotógrafo que trabaja en el diario The Sun, un especializado en captar la vida de la familia real británica, declaró: “Conozco al príncipe de Gales desde hace 40 años y no lo reconozco en la nueva temporada de la serie The Crown”.

Las temporadas avanzan y sus tramas cada vez son más cercanas a la actualidad.

Con su cuarta entrega, Peter Morgan traslada al espectador hasta el final de la década de los ’70, en el que la reina Isabel y el resto de su familia se esmeran por salvaguardar la línea sucesoria buscándole una esposa adecuada al príncipe Carlos.

Será entonces cuando una jovencísima Diana Spencer aparece en la vida del heredero al trono británico para cambiarla por completo.

Desde sus inicios, The Crown fue objeto de muchas críticas. “En general, cuenta bien la historia pero, para hacer la serie, los guionistas se han tomado muchas libertades”, explicó a The Sun otro especialista en temas vinculados con la corona, Joffrey Ricome.

En la cuarta temporada, además de presentar a Emma Corrin como una joven princesa Lady Di, una nueva figura política entra en escena, Margaret Thatcher, interpretada por Gillian Anderson.

También, Olivia Colman regresa como Isabel II en uno de los períodos más difíciles de su reinado: los tumultuosos años ’80.

Diana Spencer acababa de cumplir 20 años cuando en 1981 contrajo matrimonio con un príncipe Carlos de más de 30, heredero al trono presionado para encontrar esposa.

El hijo mayor de Isabel II aceptó casarse con ella, pero siguió enamorado de su novia de juventud, Camilla. Retratado en episodios anteriores como un joven sensible e incomprendido, Carlos se convierte en un marido frío e infiel, que reprocha la “fragilidad” de su esposa.

Fuente: Clarín