El exDirector de la Biblioteca Nacional, Alberto Manguel, dona su biblioteca a Lisboa

El también autor dará de manera gratuita 40.000 libros al Ayuntamiento de Lisboa para la formación del Centro de Estudios de Historia de la Lectura. Además, será el nuevo director del Centro de Historia del Libro de la capital portuguesa

dsvs

El exdirector de la Biblioteca Nacional, Alberto Manguel, donará su famosa biblioteca, compuesta por 40.000 volúmenes, al Ayuntamiento de Lisboa, en el marco de Feria del Libro de la capital portuguesa.

De acuerdo con fuentes cercanas al autor, Manguel (Buenos Aires, 1948) tiene previsto llegar a Lisboa en los próximos días y realizará el anuncio el sábado. La ciudad aceptaría la donación y los destinará para crear una nueva instalación que bautizará como el Centro de Estudios de Historia de la Lectura, aseguran desde agencia Efe, como también se hará oficial la creación de este espacio en la misma ceremonia.

Una institución que, apuntó el Ayuntamiento en un comunicado, será “punto de encuentro de culturas y lenguas, internacional e intercultural”. Tras la donación, el autor de La ciudad de las palabras y Una historia natural de la curiosidad” se instalará en la capital lusa y dirigirá otro futuro Centro, el de Historia del Libro de la ciudad.

Alberto Manguel, Avelluto y Elsa Barber (Martín Rosenzveig)

Alberto Manguel, Avelluto y Elsa Barber (Martín Rosenzveig)

El Ayuntamiento pretende que, con estas instalaciones y la impresionante biblioteca de Manguel, Lisboa sea considerada una “ciudad literaria”, apoyada por la “red de contactos muy interesante” que el autor argentino posee y que puede ayudar a conformar el consejo de honor que ayude a gestionar el centro dedicado a la lectura. Entre los nombres que se barajan para componer dicho cuadro figuran Salman RushdieMargaret AtwoodChico Buarque o el portugués Tolentino Mendonça.

Manguel fue director de la BN Mariano Moreno durante dos años y medio, bajo el ala de Pablo Avelluto como ministro de cultura, con quien se fue enfrentado por los ajustes presupuestarios que atravesaba la institución. Entonces, había dicho: “No tenemos ni un mango para comprar un grano de café. ¿A quién puede sorprenderle que en la Argentina una entidad cultural no tenga presupuesto? En la Biblioteca yo soy solo el administrador, hay decenas de personas que trabajan y mucho, y lo hacen con sueldos miserables”.

Tras su renuncia en julio de 2018, y luego de dos años y medio de mandato, Manguel desapareció de la vida pública y se dedicó por un tiempo a dictar clases de clásicos literarios en un crucero de lujo por el Mar Meditárraneo. Ahora, su destino lo volvería a colocar frente a una institución.

Fuente: Infobae