El francés Emmanuel Carrère ganó el premio Princesa de Asturias 2021

El escritor fue distinguido con el premio Princesa de Asturias de las Letras por haber construido "una obra personalísima generadora de un nuevo espacio de expresión que borra las fronteras entre la realidad y la ficción", destacó el jurado.

emmanuel-carrere

El autor de «El adversario», «Limonov» y su más reciente «Yoga» fue reconocido con este prestigioso galardón porque ha «ejercido una notable influencia en la literatura de nuestro tiempo, además de mostrar un fuerte compromiso con la escritura como vocación inseparable de la propia vida», según destaca el fallo.

En este sentido, «sus libros contribuyen al desenmascaramiento de la condición humana y diseccionan la realidad de manera implacable», agrega el jurado que este año estuvo presidido por Santiago Muñoz Machado e incorporó nombres como Leonardo Padura, Laura Revuelta Sanjurjo y Carmen Riera Guilera.

A lo largo de esta edición del Premio Princesa de Asturias fueron galardonados la artista Marina Abramovic en la disciplina de Artes; la feminista estadounidense Gloria Steinem en Comunicación y Humanidades; el economista Amartya Sen en Ciencias Sociales y la nadadora Teresa Perales en Deportes.

Emmanuel Carrère dijo que la realidad de su vida está «comprometida con su trabajo»

El escritor francés Emmanuel Carrère se mostró «muy agradecido» por haber sido distinguido con el premio Princesa de Asturias de las Letras 2021 y dijo ser un lector ávido de obras de Enrique Vila-Matas o Rosa Montero, pero sobre todo de Miguel de Cervantes, durante una conferencia de prensa virtual a horas de anunciarse el galardón.

«No hablo español, pero tengo la impresión de tener cierta proximidad con la literatura en español clásica, como Cervantes, y contemporánea», expresó y manifestó su admiración por escritores como el chileno Roberto Bolaño («es como un amigo que te habla al oído») o los españoles Vila-Matas, Montero y Javier Cercas.

Ante la pregunta de si este reconocimiento suple de alguna manera el no haber ganado el Goncourt, el premio más prestigioso de las letras francesas, el escritor respondió con un irónico «por supuesto» y destacó que este premio lo conmueve «especialmente» porque tuvo «la gran alegría estos últimos años de descubrir que de alguna manera era mutuo: el mundo hispánico es el que ha brindado la acogida más cálida» a sus libros.

«Esto sin duda tiene mucho que ver con la lealtad y perseverancia de mi admirable editor, por eso quiero compartir este honor con Jorge Herralde, Lali Gubern, Silvia Sese y todo el equipo de Anagrama», sostuvo Carrère en las declaraciones que difundió la Fundación Princesa de Asturias.

Sobre su último libro «Yoga» y los fragmentos que generaron polémica por hacer referencia a su expareja que pidió que se retirasen, admite que la realidad de su vida está «comprometida con su trabajo».

El autor de «Limónov», en el que contó la vida del activista político, novelista y poeta ruso, Eduard Limónov, dijo que se sintió «apenado» por la muerte del escritor el año pasado, pero advirtió que nunca mantuvo una relación personal con el ruso, quien en una ocasión le dijo «si estuviese en el poder te fusilaría».

El autor de «El adversario» también se refirió a la situación del periodismo, oficio que ejerció muchos años, y reconoció que «el periodismo de investigación, con tiempo y espacio para la lectura y la escritura ya no existe» y que los jóvenes que deseen dedicarse al periodismo deberán enfrentar estas dificultades.