El impactante paraíso escondido en el norte argentino y considerado una de siete maravillas naturales del país

El Bañado La Estrella es uno de los humedales más importantes de América del Sur

bañado
bañado

LAS LOMITAS.– Por tierra o por agua, desde el borde de la ruta o a bordo de una canoa o un kayak. Desde todos los ángulos, el Bañado La Estrella, ubicado en el centro-norte de la provincia de Formosa, impacta por su belleza y su biodiversidad. Considerado como una de las siete maravillas naturales de la Argentina, el bañado nació como un desprendimiento natural del río Pilcomayo y es uno de los humedales más importantes de América del Sur, ya que puede llegar a cubrir una superficie de hasta 400.000 hectáreas en las épocas en las que el río aumenta su caudal.

Su paisaje a primera vista es impactante: mitad laguna, mitad monte inundado. Centenares de siluetas de árboles emergen a la superficie y decenas de aves se posan en troncos a veces secos, otras veces cubiertos por los llamados “champales”: enredaderas que con el tiempo fueron cubriendo la vegetación que quedó sumergida cuando el bañado –derivado de los desbordes del Pilcomayo un siglo atrás– quedó conformado como tal, a partir de la década de 1960.

El Bañado La Estrella, mitad laguna, mitad monte inundado
El Bañado La Estrella, mitad laguna, mitad monte inundado

Al estar en una de las zonas más calurosas de la Argentina, recomiendan su visita en otoño o en invierno, para evitar los meses más cálidos. Aventureros, turistas curiosos y avistadores de fauna (sobre todo, de aves) son algunos de los visitantes frecuentes que llegan hasta el Bañado La Estrella, que forma parte del Sistema Provincial de Áreas Naturales protegidas formoseñas.

Además, integra el llamado Corredor Ecoturístico del Litoral, que cubre seis provincias, siete grandes áreas y 48 localidades, entre las cuales están el Parque Nacional Iguazú y el Parque Provincial Saltos del Moconá (Misiones), Iberá en Corrientes, el Impenetrable en el Chaco, el Parque Nacional Islas de Santa Fe y la reserva Jaaukanigás (Santa Fe) y los parques nacionales Pre Delta y El Palmar (Entre Ríos).

Los llamados “champales” son enredaderas que con el tiempo fueron cubriendo la vegetación que quedó sumergida cuando el bañado quedó conformado
Los llamados “champales” son enredaderas que con el tiempo fueron cubriendo la vegetación que quedó sumergida cuando el bañado quedó conformadoMartín Katz / Greenpeace

La fauna nativa encuentra en el bañado un lugar privilegiado donde habitar, alimentarse y reproducirse. Se estima que viven en la zona centenares de especies de aves, peces y otros animales característicos como la boa curiyú, el yacaré, el lobito de río (aguará popé), carpinchososos hormigueros y hasta el aguará guazú, una especie en riesgo de extinción.

La combinación de vegetación nativa –como palmeras caranday, algarrobos, quebrachos y palos santos– y la abundante presencia de agua convirtieron al mundo anfibio del Bañado La Estrella en un lugar de importancia estratégica para las aves en la Argentina. Por esa esa misma razón fue declarado como zona AICA (área importante para la conservación de aves) por parte de la organización Aves Argentinas. Se estima que en Formosa habitan unas 500 especies de aves: de ellas, más de 300 pasan al menos una parte del año en la zona del bañado.

Aventureros, turistas curiosos y avistadores de fauna son algunos de los visitantes frecuentes que llegan hasta el Bañado La Estrella
Aventureros, turistas curiosos y avistadores de fauna son algunos de los visitantes frecuentes que llegan hasta el Bañado La EstrellaMartín Katz / Greenpeace

El jabirú, la cigüeña más grande del continente americano, es uno de los emblemas de este ecosistema, en el que también abundan la cigüeña americana, la garza mora, la garza blanca, el biguá, el chajá y la espátula rosada. “Más que invitar, yo quiero decirles a mis compatriotas argentinos que vengan a celebrar con nosotros la existencia de este escenario natural lleno de vida, amor, cultura y producción de vida”, dijo María Teresa Álvarez, de la oficina de Turismo y Empleo de Las Lomitas a LA NACION.

Desde un punto de vista histórico y social, el bañado también ofrece la posibilidad de conocer de primera mano la forma de vida de las comunidades locales, tanto de pueblos originarios como criollas. Para Álvarez, la explotación turística de La Estrella “es una gran oportunidad de fortalecer a los pequeños productores y pueblos indígenas para que participen como prestadores de servicios. Es importante que esos actores que están en el territorio puedan pensarse como prestadores turísticos, para que en un futuro cercano el bañado sea pensado y visto como un destino turístico construido desde lo endógeno”.

Centenares de siluetas de árboles emergen a la superficie
Centenares de siluetas de árboles emergen a la superficieMartín Katz / Greenpeace

Se trata –según la funcionaria– de conocer la naturaleza “en su integridad”, lo que incluye a las comunidades y a los actores locales. “El bañado es la irrigación de la vida en su sentido más puro, es la presencia de agua en un territorio en transición hacia un semiárido, es agua que nos saca de esa escasez. Cuando hablamos de naturaleza hablamos de producir vida”, contó Álvarez.

Más información

El sitio web del Ministerio de Turismo de Formosa (http://www.formosahermosa.gob.ar) tiene mucha información sobre las actividades que se pueden hacer en el bañado, así como datos de prestadores turísticos de Formosa capital, Las Lomitas y también locales.

El impactante paisaje del Bañado La Estrella
El impactante paisaje del Bañado La EstrellaMartín Katz / Greenpeace

Para conocer más sobre la posibilidad de conocer e interactuar con las comunidades locales se puede consultar el Facebook de Turismo Comunitario La Estrella (facebook.com/LaEstrellaTurismo), el sitio web de la Municipalidad de Las Lomitas (http://www.laslomitas.gob.ar) o a la oficina de información turística de esa localidad (+54 9 3704 27-4747).

Fuente: Jorgelina Hiba, La Nación