El Malba sumó doce obras de arte a su colección

En un año difícil como pocos para la escena artística argentina, el Malba anunció la adquisición de doce obras, lo que implica el ingreso de cuatro artistas a una de las colecciones de arte latinoamericano más importantes del mundo.

asdsadas3

Lo cerró así del mismo modo en que lo había iniciado en abril, poco después de haber inaugurado la muestra de Remedios Varo, como consecuencia de la pandemia: con una conferencia de prensa por Zoom, cuando estrenó el formato virtual para anunciar las compras realizadas en la edición especial de arteBA en Artsy.

“Creo que en época de vacas flacas y de grandes esperanzas, esto le da un músculo muy fuerte al museo”, dijo Gabriela Rangel, directora artística del Malba, al recordar que el año próximo celebrará dos décadas con muestras dedicadas a la relación entre arte y psicoanálisis y al tema del tiempo. “Estas compras robustecen la colección histórica y le dan un asidero con los discursos del arte contemporáneo -agregó-. Nos sitúan en un lugar de discusión del siglo XXI y el Malba, que es un museo creado en el siglo XX, está cambiando”. Entre quienes la escuchaban atentamente se encontraba Teresa Bulgheroni, flamante presidenta de la Fundación Malba.

Gracias al Programa de Adquisiciones, el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires triplicó el acervo fundacional donado por Eduardo Costantini en 2001. Hoy cuenta con más de 700 piezas que incluyen autores clave como Frida Kahlo, Diego Rivera, Emilio Pettoruti y Tarsila do Amaral.

De los cinco artistas elegidos ahora, solo Marcia Schvartz (Buenos Aires, 1955) estaba representada en el acervo con apenas una pintura. Los que se suman por primera vez son Aline Motta (Niterói, 1974), Martín Chambi (Coasa, 1891-Cuzco, 1973), Sheroanawe Hakihïwe (Sheroana, Amazonas, 1971) y Graciela Sacco (Rosario, 1956-2017), artista con la cual el museo se consideraba “en deuda”.

Las obras fueron seleccionadas por el Comité Artístico del museo -representado en esta ocasión por los curadores Gonzalo Aguilar, Andrea Giunta, Julieta González, Natalia Majluf, Octavio Zaya y Rangel- y elegidas por votación de los miembros del Comité de Adquisiciones -creado en 2012 y coordinado por Elena Nofal-, que aportó para la compra un presupuesto de 130.000 dólares.

Según explicó el museo, cada año el Comité Artístico “elabora una lista de las piezas a considerar, teniendo en cuenta diferentes estrategias: el perfil latinoamericano de la colección para mejorar la representación por países; la incorporación de piezas históricas y artistas clave que completen el acervo fundacional; la diversidad de soportes; el vínculo con otras obras y narrativas del presente, además de la actualización de la colección. Luego, los miembros del Comité de Adquisiciones -actualmente cerca de treinta personas- votan sus preferencias y por consenso se definen las adquisiciones anuales del museo”.

A continuación, el detalle de las obras adquiridas:

Marcia Schvartz, Sola, 2004
Marcia Schvartz, Sola, 2004Gentileza Malba
  • Dos grandes pinturas de Marcia SchvartzSola (2004) y Tardecitas de Cataluña (1980). De este modo, el Malba “amplía la representación de una artista clave de la escena local, con presencia internacional, que ha desarrollado un lenguaje expresivo propio a través del dibujo y la pintura”, así como también “el núcleo de una artista mujer, que refleja muy bien el contexto social y político argentino”. Según aclaró el museo, para concretar la adquisición fue clave la colaboración de la galería Vasari, que acaba de dedicarle una muestra individual.
Graciela Sacco, serie Bocanada, 1993
Graciela Sacco, serie Bocanada, 1993Gentileza Malba
  • Cinco monocopias de Bocanada (1993), la serie más representativa de Graciela Sacco, con las que el Malba “salda una deuda pendiente con la artista rosarina”. En este caso, tres copias fueron compradas por el Comité de Adquisiciones y otras dos, donadas gracias al esfuerzo de la familia de la artista, tres coleccionistas y la galería Rolf Art. Junto con las obras -piezas únicas y originales de época- se suma documentación, registros fotográficos, bibliografía y diferentes soportes de la intervención.
Martín Chambi, Machu Pichu, ca. 1924-1928
Martín Chambi, Machu Pichu, ca. 1924-1928Gentileza Malba
  • Dos fotografías históricas –formato postal- realizadas en Machu Pichu (ca. 1924-1928) por Martín Chambi, pionero de la fotografía latinoamericana. Según explicó el Malba, “completan el cuerpo de obras ligado a la tradición prehispánica y dialogan muy bien con obras de artistas como Joaquín Torres-García, José GurvichLeandro Katz, exhibidos en la muestra actual Latinoamérica al sur del Sur.
Aline Motta, (Outros). Fundamentos, 2017-2019
Aline Motta, (Outros). Fundamentos, 2017-2019Gentileza Malba
  • El video (Outros) Fundamentos (2017-2019) de Aline Motta, artista brasileña y afrodescendiente, que presenta un archivo visual realizado en Nigeria sobre la diáspora africana y la esclavitud en Brasil. Integró la muestra Pensar todo de nuevo, curada este año por Andrea Giunta en la galería Rolf Art.
Sheroanawe Hakihïwe, Conjunto de Frutas de Selva / Jungle Fruit’s suite, 2018
Sheroanawe Hakihïwe, Conjunto de Frutas de Selva / Jungle Fruit’s suite, 2018Gentileza Malba
  • Un grupo de veintiún dibujos del artista yanomami Sheroanawe HakihïweConjunto de Frutas de Selva (2018) y otro de 2019, Thoo thotho (Lianas para mecerse), ambos realizados sobre papel de caña. Esta incorporación, aclaró el museo, está “en línea con el objetivo de representar las culturas prehispánicas e integrar a los artistas indígenas en la historiografía del arte latinoamericano”.

Fuente: Celina Chatruc, La Nación