El poeta mexicano David Huerta ganó el Premio de la Feria del Libro de Guadalajara

Resultó galardonado con el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances, el reconocimiento más importante que se otorga en el contexto de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, que se desarrollará del 30 de noviembre al 8 de diciembre.

huertas

Según el acta del jurado, el poeta fue premiado por «el ímpetu, la ambición y la fraterna inteligencia de su trayectoria poética, que sitúan su obra en el centro de toda consideración crítica sobre la lírica hispanoamericana actual”.

Huerta nació en la Ciudad de México el 8 de octubre de 1949, estudió filosofía, letras inglesas y españolas en la UNAM y se ha desempeñado como secretario de redacción de La Gaceta del FCE, es miembro del consejo editorial de Letras Libres, director del periódico de Poesía, además de impartir cursos en la Fundación Octavio Paz.

Su libro «Incurable» (1987) «se constituyó casi de inmediato en un punto de inflexión necesario y ya convertido en cauce por el que han discurrido los más diversos caudales», detalló Gutiérrez.

El autor es uno de los referentes de la poesía mexicana contemporánea. Hijo del poeta Efraín Huerta, ha impartido cursos en la Fundación Octavio Paz y la Fundación para las Letras Mexicanas, ha sido colaborador de diversos periódicos y semanarios mexicanos.

“Su dominio y asimilación de las más diversas tradiciones de la modernidad y las vanguardias literarias latinoamericanas y otras lenguas, como la francesa y la estadunidense”, convierten a su obra en una “ejemplar anomalía que ha problematizado todo discurso poético”.

Con un monto de 150 mil dólares, el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances se le entregará en la ceremonia de inauguración del encuentro editorial, considerado el más importante en el ámbito de la lengua española.

En conferencia telefónica desde Ciudad de México, el escritor afirmó que recibir este premio significa «una lección de humildad» y que lo importante «es no creérsela» y seguir escribiendo.

«Me siento profundamente honrado, pocas veces lo distinguen a uno con un premio como este, es un gran honor para mí. Yo lo único que he hecho es escribir constante, continuamente a lo largo de mi vida, este año cumpliré 70 años, de modo que me alegra también la coincidencia de ese cumpleaños con el premio», expresó.

El poeta es autor de los libros «Cuaderno de noviembre» (1976), «Huellas del civilizado» (1977), «Versión» (1978), «Los objetos están más cerca de lo que aparentan» (1990), «La sombra de los perros» (1996), «La música de lo que pasa» (1997) y «El azul en la flama» (2002), entre otros.