El ritual de leer a Ludovica Squirru: pitonisa y best seller, anticipa el año del Tigre de agua: “será para reinventarse con coraje”

Actriz, escritora, activista ecológica, influencer y autora de un horóscopo que es un clásico de las Fiestas, trabaja ahora en libros de astrología china para niños y en un documental sobre su vida

dfdg

Como cada año desde hace más de tres décadasel Horóscopo chino (Ediciones B) de Ludovica Squirru Dari (Buenos Aires, 1956) encabeza la lista de los libros más vendidos. Clásico de las Fiestas y de la temporada veraniega, el zoohoróscopo contiene -además de predicciones para el mundo, la Argentina y los doce animales- una astrología poética que describe cada signo.

Portada de "Horóscopo Chino 2022", de Ludovica Squirru Dari
Portada de «Horóscopo Chino 2022», de Ludovica Squirru DariMaqueta

La autora, que este año lanza por primera vez una agenda con predicciones diarias, ilustraciones y tips, cierra los capítulos con textos de amigos y artistas invitados, muchos de ellos escritores. En el de 2022 -año del tigre de agua- participan Reynaldo Sietecase (búfalo de metal), la montevideana Cecilia Curbelo (conejo de madera), Sonia del Papa Ferraro (caballo de fuego); además, incluye textos de dos tigres célebres: Julio Cortázar y su amado amigo Dalmiro Sáenz. “Elijo a la gente que participa por admiración y respeto su trabajo profesional, su frescura, apertura y ganas de participar -dice Squirru Dari a LA NACION-. A veces me alegra que muestren otra faceta de su personalidad y me siguen enseñando más sobre la condición humana”.

Squirru Dari, que se lució como actriz con Tato Bores y actuó obras clásicas, es amiga de actores y actrices como Belén Blanco, Miguel Ángel Solá, Alfredo Casero y Joaquín Furriel. “Me hipnotizan sobre el escenario, en el cine o personalmente -dice-. Son talentosos, coherentes y tienen glamour”. En el año del tigre de agua, revela, renacerán el teatro, el café concert y espectáculos que expresen nuevas formas de adaptación al cambio climático, una de sus grandes preocupaciones.

Todas las predicciones para 2022 cierran con fragmentos de obras literarias de autores chinos, como este de la escritora Xue Tao: ”La profundidad del cielo no es nada, el corazón humano es infinitamente más profundo”. Y ella también es poeta. “La poesía está incorporada a mi ADN; mermó en los últimos años, pero siento que corre debajo de mi piel como un manantial esperando brotar”, dice.

Actualmente, trabaja en dos proyectos. El primero es un libro de horóscopo chino para chicos junto con Esteban Villarreal. “Las madres me lo piden hace años y siento que han cambiado tanto niños y niñas que me interesa explorar ese cambio profundamente”, indica. El segundo es un documental autobiográfico que desanda su trayectoria como actriz, performer, escritora, pitonisa, activista ecológica, influencer espiritual y coach de multitudes. “Es infinito en las diferentes facetas de mi vida, etapas, y la cantidad de gente interesante que conocí y me marcaron el destino”.

Fernanda Mainelli se ocupa de la edición del libro de Squirru Dari en el megagrupo Penguin Random House. “El éxito y la vigencia que tiene se deben a varias razones -señala-. En principio, la continuidad; hace 38 años que publica ininterrumpidamente su horóscopo chino. Es casi un ritual entre sus lectores y lectoras encontrarse con este libro; una costumbre y siempre es un título muy esperado. Otro de los factores es que Ludovica siempre ha sido muy asertiva con sus predicciones. En el año de la rata de metal [2020] predijo con anticipación que llegaría una crisis de salud mundial; en el del búfalo de metal [2021], que llegarían las vacunas y lo difícil que sería salir de la crisis de la pandemia”. Para la editora, otro de los factores del éxito continuado de Squirru Dari es su carisma. “Su personalidad única, su sensibilidad -agrega-. Los que siguen a Ludovica confían mucho en ella, en sus palabras”.

Sus horóscopos se publican en Uruguay, en Chile, en Perú, en México, en Colombia, en Miami y en España. “Hoy más que nunca las personas buscan una guía que nos permita tomar mejores decisiones frente a este mundo de tanta incertidumbre -concluye Mainelli-. Ella siempre dice que el horóscopo chino no es una receta sino que ofrece herramientas para tomar mejor decisiones en todos los aspectos de la vida”.

Según cuenta desde su casa en el valle de Traslasierra, el año del tigre de agua es “esencialmente un tiempo humanista”, favorable para “plasmar sueños, utopías, momentos que nos dejaron ante un umbral de elecciones, para reinventarse con coraje, salir del círculo de baba de sapo y animarnos a crear universos paralelos que nos trasciendan, buscar comunidades afines, retornar a la naturaleza, aprender permacultura y desarrollar mucha laborterapia”. Que el año del tigre acuático no nos tome desprevenidos.

Por Daniel Gigena

Fuente: La Nación