El streaming renueva menú de series en julio

A partir de este domingo podrán verse "Divorce 3", "Stranger Things 3", "Orange Is The New Black 7" y "The Affair 5". Estas dos últimas, según se anticipa, serán las finales, aunque los antecedentes indican que nunca hay conclusiones definitivas según la demanda, con precuelas y secuelas de emergencia.

Divorce. Sarah Jessica Parker, diez años después de «Sex and the city», encarna a una criatura triste en la serie de HBO que cuenta la historia de un divorcio. Su exmarido lo interpreta Thomas Haden Church.

Son varias las series de peso que debutarán a nivel mundial en julio para volver a desatar fanatismo entre la legión de seguidores.

El 1 de julio llega “Divorce” a HBO, que aunque a primera vista resultaba extraño que pudiera extenderse puesto que cuenta el proceso de divorcio de una pareja, tendrá tercera temporada. Protagonizada por Sarah Jessica Parker, diez años después del final de “Sex and the City”, y Thomas Haden Church (recordado por su papel en “Entre copas” junto a Paul Giamatti), la serie siguió la historia del divorcio de una pareja que vive entre infidelidades y hastío.

Si bien en la primera, lo interesante radicaba en el submundo de los abogados además del vínculo complejo entre marido y mujer, habrá que ver cómo se mantiene el interés apoyado en las subtramas cuando el nudo de la serie, el divorcio en cuestión, estaría aparentemente resuelto. De todos modos, vale para ver a Parker fuera del registro de la comedia romántica.

El 4 de julio llega la tercera temporada de “Stranger things”, por Netflix, una de las más exitosas de esa plataforma en todos los grupos demográficos. Esta vez transcurrirá en verano, mantendrá su ambientación y no faltarán los romances entre sus protagonistas púberes, los misterios sobrenaturales y su estética típica de los 80. De hecho son varias las marcas que pautaron para aparecer en la serie (gaseosas, hamburguesas, zapatillas, entre otras), como ocurrió en “Game of Thrones”, que contó con nada menos que 100 marcas que pagaron para figurar en la última temporada, y esto más allá de los errores con vasos de café en escenas medievales. De modo que se alternarán “chivos” con campañas retro y comerciales que aparentarán haber sido grabados en 1985, año en que transcurre la serie.

Otro regreso que tiene en ascuas a sus seguidores es “La casa de papel”, cuya tercera temporada se estrena el 19 de julio y comenzará con sus protagonistas dispersos por el mundo disfrutando de su botín millonario, hasta que el pedido de ayuda de uno de los suyos los vuelve a reunir. La serie española que comenzó con producción de Antena 3 y fue emitida por Netflix en dos temporadas, logró tal suceso que la compañía pidió a su creador Alex Pina que ideara una tercera para exprimir el éxito.

Fue filmada en diferentes continentes y planteará una declaración de guerra al sistema. Entre las incorporaciones se cuenta Rodrigo De la Serna como Palermo, un ingeniero que colaborará con El Profesor, cotinuarán Tokio (Úrsula Corberó), Nairobi (Alba Flores), Río (Aníbal Cortés), Denver (Jaime Lorente) y Helsinki (Darko Peric). Y habrá incorporaciones a la banda de ladrones como Mónica Gaztambide (Esther Acebo), la embarazada que ahora se llamará Estocolmo, acaso en honor al síndrome que vivió en las primeras temporadas enamorándose de su secuestrador. También se sumará Raquel Murillo (Itziar Ituño), la policía que debía atrapar a la banda y terminó enamorándose de su líder, El Profesor, y que ahora se convertirá en Lisboa. Finalmente, los avances dejan ver que habrá un regreso de Berlín (Pedro Alonso) pese a haber muerto al final de la segunda temporada. El público que “compró” las temporadas anteriores nunca pidió verosimilitud a la trama, sí sorpresas y acción.

Junto con “House of cards”, nave insignia de Netflix antes del escándalo Kavin Spacey, “Orange is the new black” fue otra de las sólidas huellas con la que el gigante del streaming se afianzó como productor de contenidos. Todo comenzó en 1998, cuando la joven estadounidense Piper Kerman fue acusada por los delitos de lavado de dinero y tráfico de drogas, en los que se había visto envuelta. Fue condenada y, en 2004, apresada en Connecticut, durante trece de los quince meses a los que la habían sentenciado. Su encierro en una cárcel de mínima seguridad le abrió una experiencia en cautiverio que sirvió como materia prima para su libro “Orange Is the New Black: My Year in a Women’s Prison”. La serie llega a su séptima y última temporada el 26 de julio.

Y recién un mes más tarde, el 26 de agosto, se estrenará la quinta y última temporada de “The affair”, que fue producida por Showtime y difundida aquí por Netflix. Centrada en dos parejas que se rompen por una infidelidad, la cuestión del amor, el engaño y el deseo seguirá signando a los protagonistas que buscan salir a flote en ese mar de mentiras, con el paisaje costero de fondo.

La novedad radica en que la protagonista Ruth Wilson (Alison), muerta en la última temporada (se habló de problemas entre la actriz y los productores), será sustituida por Anna Paquin, quien interpretará a una versión adulta de su hija, y que regresa a Montauk para investigar justamente esa muerte. Como ocurrió en “House of cards”, los guionistas tuvieron que “matar” al protagonista por cuestiones ajenas al guión y debieron explotar (y explorar) en la temporada siguiente las consecuencias de esa muerte.

Fuente: Ámbito