Elena Roger salta de la música al mundo de las series

Será la protagonista de “Entrelazados”, que se estrena este viernes 12. Interpreta a una estrella del musical que le recuerda sus comienzos.

rtyrty

«Estamos todos empezando de nuevo, es una explosión que se disfruta», dice Elena Roger, para celebrar la vuelta al trabajo con Entrelazados, la serie que lanza Disney+ este viernes 12 de noviembre, en el Día Disney+, cuando la plataforma de streaming celebra su segundo aniversario.


Entrelazados es una producción original realizada en la Argentina, que llegará primero a toda Latinoamérica y, luego, al resto del mundo, con el foco puesto en lo musical.

En la ficción, que tiene diez capítulos, Elena Roger interpreta a Cocó, una artista consagrada en la comedia musical que tiene una relación conflictiva con su hija, Caterina. Pero la vuelta de tuerca de esta historia está dada por la línea del tiempo ya que, otro de los personajes, Allegra, que se encuentra en el presente cuando comienza la serie, hace un viaje en el tiempo hacia el pasado.

Elena Roger en la serie "Entrelazados" de Disney+ donde interpreta a una artista consagrada del musical. Foto: Prensa Disney+.

Elena Roger en la serie «Entrelazados» de Disney+ donde interpreta a una artista consagrada del musical. Foto: Prensa Disney+.

Con ese viaje, Allegra se instala en 1994 y se encuentra con Cocó, su abuela. En ese cruce generacional, Allegra entenderá muchas cosas de su madre Caterina (en ese momento aún adolescente) y también de su propia vocación artística.

«Con esta historia reviví un poco mi camino en la comedia musical. Cocó es mayor que yo, pero me une a ella el entender el trabajo que hay que hacer para lograr tus sueños», dice Roger. «Me gustó mucho eso de la historia y también la fantasía del viaje en el tiempo». 

Si bien a Roger le falta mucho aún para ser abuela, sí es madre de una niña de ocho años, Bahía, y de un niño de tres, Risco, con lo cual también se enfrenta al desafío de ir descubriendo sus futuras vocaciones. «El pensamiento de Cocó es un poco antiguo, porque ella pretende que su hija siga sus pasos y cada uno tiene que hacer su propio desafío y su propia experiencia», asegura.

Antes de encarnar a su personaje, la actriz explica que se planteó el hecho de cómo interpretar esa relación madre-hija, en donde también está en juego la rebeldía de la adolescente. «Es algo típico, uno se rebela al principio y, más tarde, cuando vas creciendo, te das cuenta de muchas cosas y volvés a conciliar con tu madre o tu padre».

Elena Roger en la serie Entrelazados de Disney+ donde se habla de los lazos familares y la vocación. Foto: Prensa Disney+.

Elena Roger en la serie Entrelazados de Disney+ donde se habla de los lazos familares y la vocación. Foto: Prensa Disney+.

El desafío de vivir la experiencia propia, de acuerdo a las inquietudes de cada uno, está muy presente en la trama de la serie, así como también, entender cómo se dan los lazos familiares. «Nos falta mucha comprensión aún en la vida. Juzgamos y nos enojamos con facilidad sin tratar de entender porqué alguien actúa de determinada manera, algo importante para poder resolver las frustraciones», dice.

Por otra parte, en la vida real no tenemos la posibilidad de viajar en el tiempo como en la ficción. «Pero ahora tenemos otras técnicas para entender un poco más, como la biodecodificación, las constelaciones familiares, la psicología», dice Elena. Y agrega: «Estamos en los ovocitos de nuestras madres y, a la vez, el gen de un hijo mío estuvo en la panza de mi madre. O sea que hay una memoria celular«.

La actriz y cantante asegura que ese planteo de la serie fue uno de los grandes atractivos para aceptar la propuesta. «Me gustó mucho esa idea desde el vamos, la de poder sanar vínculos, conciliar, perdonar, agradecer, algo que a veces falta poner en práctica en las familias».

Entrelazados lo plantea desde la ficción y la fantasía del viaje en el tiempo, al estilo de la película Volver al futuro. «Hay una teoría que plantea el interrogante y la posibilidad de los tiempos y mundos paralelos. Y también está la fantasía de si es posible cambiar el destino», explica Elena.

Pensando en un público predominantemente juvenil al que puede llegar la serie, Roger arriesga: «Me parece interesante que la serie pueda dejar un mensaje profundo, una enseñanza en lo que se refiere a jugársela por lo que uno quiere, a tratar de cumplir los sueños».

Y agrega que el hecho de hacerlo a través de un musical, es mejor todavía. «Tiene otro impacto porque la música conduce sensaciones y sentimientos que, de otra manera, no llegan con la misma intensidad».

Elena Roger se compara con su personaje, que la lleva a revisar sus comienzos.

Elena Roger se compara con su personaje, que la lleva a revisar sus comienzos.

Un viaje al ’94

En un juego divertido entre realidad y ficción, Roger cuenta que, en 1994, uno de los momentos en que transcurre la serie, ella estaba estudiando piano y canto en el Conservatorio Superior de Música Manuel de Falla, y además bailaba y enseñaba danza.

«Por entonces pensaba que sólo me iba a dedicar a dar clases, porque todavía no tenía idea de cómo me iba a ir con el resto profesionalmente. Pero, al año siguiente, empecé a trabajar y desde entonces no paré más», recuerda la actriz.

Ahora, además de ser parte de Entrelazados ,donde comparte elenco con Carolina Domenech, Benjamín Amadeo, Paula Morales, Clara Alonso y Kevsho, entre otros, Roger prepara un show con el que se presentará junto a su banda en La Trastienda.

El espectáculo será el 10 de diciembre y abarcará un repertorio ecléctico, con algo de rock, pop y boleros. «Habrá de todo un poco, como lo que suelo hacer. Será un reencuentro con el público, un poco para festejar y retomar lo que quedó pendiente», adelanta.

Además, la artista cuenta que hay tratativas para que el año que viene regrese al escenario Piaf, el exitoso musical que protagonizó en Londres y en Buenos Aires en 2009, y que retrata la vida de la cantante francesa Edith Piaf. «Sería para festejar los 150 años del Teatro Liceo, el más antiguo de la ciudad. Hacerlo con esta obra que fue tan movilizante, sería un sueño».

Fuente: Clarín