Escándalo Macklowe: subastan obras de arte por u$s 1000 millones del magnate que se separó después de 60 años

El magnate y desarrollador inmobiliario Harry Macklowe se separó de su primera mujer tras casi 60 años de matrimonio y ante la falta de acuerdo con las obras se llamó a Sotheby's para subastarlas

erwrw

“Sin título” (2007) de Cy Twombly, estimada entre 40 y 60 millones dólares, se encuentra entre las obras de la Colección Macklowe que se subastarán (Sotheby’s)

Harry Macklowe (84) es un desarrollador inmobiliario de Nueva York, famoso por sus audaces inversiones. Por ejemplo compró en 1400 millones el edificio de General Motors que tenía abajo la lindísima juguetería FAO Schwarz. También compró unos edificios en u$s 6900 millones, sólo puso 50 millones, el resto lo pusieron los bancos que hoy tienen hipotecados los inmuebles.

Estuvo casado 58 años con Linda Burg, pero hace 5 años se separó y se casó con Patricia Landeau (67). No había contrato prenupcial y el divorcio fue muy violento (al estilo «La guerra de los Roses»). 

El juez del divorcio repartió bienes por u$s 1000 millones y ante la falta de acuerdo con las obras de arte del matrimonio, llamó a Sotheby’s a tasar y dividir las 165 obras que componían la colección, formada en 50 años y adquirida sobre todo en Richard Gray Gallery. Las obras se estimaron, antes de la pandemia, en u$s 1000 millones y ahora ante la demanda insaciable valen más.

Este lunes 15 de noviembre salen a la venta las primeras 35 obras y esperan recaudar más de 400 millones. Son todas realizadas luego de 1940 y donde están las firmas más importantes: Picasso, Rothko, Giacometti, Twombly, Warhol, Koons, Richter, Fontana… Eureka, ¡uno que no tiene Basquiat! Para no abrumar, otras 40 obras se rematarán en mayo de 2022.

Hay un proyecto de monumento en barras de hierro de Picasso por el que se esperan 20 millones, un Giacometti (que no me gusta nada y que me recuerda a Cyrano de Bergerac, por su exagerada nariz) está estimado en 80 millones, lo mismo que un Rothko de opaco color.

Muy bonito es el De Kooning que representa su visión del paisaje de Long Island donde fue a vivir abrumado de Nueva York y recordando sus orígenes en los Países Bajos. Impresionantes, y en rojo y blanco, son unas aparentes flores de Cy Twombly que miden 5,52 mts de largo y pueden superar los u$s 60 millones.

Curioso es el Lucio Fontana, de fondo blanco y con 12 tajos, que amerita una cotización de 12 millones. Un Warhol, que no me emociona mucho y en colores grises que representa 9 Marilyn Monroe, está estimado en enormes u$s 50 millones.

No son obras que me motiven pero sí son un producto que hoy reclaman los «nuevos ricos» americanos y se venderán bien. Luego de esta subasta podremos comparar los precios con los de la venta de este jueves de la colección Cox de impresionismo, y sacar conclusiones.

A principio de siglo nuestros abuelos pagaban locuras por los cuadros de Sorolla y no compraban los pasteles de Degas que traía el marchand alemán Müller, y que valían un 70% menos. Hoy los pasteles valen 5 millones y los Sorolla (que me encanta también) tan sólo una décima parte…

En fin, dentro de unas décadas veremos quién fue más inteligente en sus compras.

Fuente: El Cronista