Está en marcha el Festival Internacional de Teatro Independiente Pirologías

Hasta este domingo, participan grupos teatrales de Brasil, Venezuela, Costa Rica, México, Perú, España y Paraguay, además del Gran buenos Aires y de varias provincias argentinas. Para ver desde casa.

pir

A la espera del reencuentro con su público, las artes escénicas continúan teniendo puentes de creación y resistencia. Y en el marco de ese movimiento es que se enmarca la 12º edición del Festival Internacional de Teatro Independiente Pirologías.

Organizado por la Compañía Nacional de Fósforos, el evento cuenta con una cartelera teatral variada para público adulto e infantil de la que participan grupos de Brasil, Venezuela, Costa Rica, México, Perú, España y Paraguay, junto con producciones nacionales provenientes de Provincia de Buenos Aires, Corrientes, Entre Ríos, Chubut, Córdoba y San Juan. Y como el máximo objetivo es hacer “teatro por todos los medios”, el encuentro diseñó una agenda donde conviven distintas modalidades, desde obras, talleres y clases magistrales por streaming (con funciones filmadas o en vivo), hasta audioteatros y experiencias artísticas que rompen con el formato virtual. Todas las entradas son a la gorra virtual y pueden comprarse en Alternativa Teatral, y además está la opción de adquirir un bono contribución para acceder a todos los espectáculos por streaming.

“Redoblamos la apuesta”, dice Cristian Palacios, director de la compañía teatral oriunda de Villa Bosch, que creó el festival en 2007. “En principio, habíamos decidido no hacerlo este año, porque había mucha incertidumbre. Pero empezaron a haber muchas manifestaciones artísticas online y entonces nos planteamos la necesidad de reactivar. Ahí nació la idea de hacer un festival con un gran componente de virtualidad, pero también con formas que no implicaran estar sentado frente a una pantalla y que incluso tuvieran algún tipo de presencialidad manteniendo el distanciamiento social”.

Así, se crearon iniciativas como la de Puerta a puerta, que ofrece funciones presenciales que pueden disfrutarse desde la puerta de casa, con una duración de 15 minutos, y a una distancia mínima de cinco metros del elenco. El único requisito: vivir en Tres de Febrero, San Martín, Lomas de Zamora o Quilmes. De igual manera, y siempre con el conurbano como epicentro, también tendrán lugar Ciudades ocultas, una serie de experiencias teatrales audio-interactivas para realizar caminando por la ciudad, y un segmento similar como el de Intervenciones urbanas, donde la propuesta es utilizar la ciudad de escenario, interviniendo vidrieras, esquinas o estaciones de tren.

Visibilizar el desarrollo escénico del cordón urbano que rodea a la Ciudad de Buenos Aires es, precisamente, como señala Palacios, “el leitmotiv de Pirologías”. “Nuestro propósito era hacer teatro donde no había teatro, y como después surgió un movimiento de salas y de grupos en el conurbano, la idea fue dar a esos espacios una visibilidad que no tenían”, cuenta el director, dramaturgo y actor.

En el transcurso de sus once ediciones, el festival ha recibido a más de 120 espectáculos de veinticinco países de cuatro continentes. Y siempre ofreció funciones de teatro, danza y circo, recitales, exposiciones, mesas de discusión, talleres y seminarios para los artistas y la comunidad, constituyendo un punto de encuentro importante para grupos, creadores y realizadores de Argentina, Latinoamérica y el mundo.

En esta ocasión, como parte de la oferta internacional, y en formato de teatro filmado, podrán verse: La Agüela C (Paraguay); Lama (Brasil); Tito o el Sueño Premonitorio (Venezuela); Loop una danza joven (Costa Rica); Neuroperformance (México); Depolvoeres (País Vasco/Suiza) y, con una transmisión por Facebook Live, Macbeth yo no me voy a morir (Perú). A su vez, dentro de las propuestas locales se destacan: Aquel bosque comienza a moverse (Córdoba); Los sonámbulos (Corrientes); Un amor se me metió en el ojo (Chubut); Desazoom (Tres de Febrero); Variaciones (San Martín); Pequeña Pasajera (Ciudad Evita y Tres de Febrero) y Bolaceros (San Miguel). Y formando parte de la sección infantil y juvenil: Radiohistorias reales (Córdoba); Proyecto Nubes (San Martín y Tres de Febrero); Planeta Bruuummmfff (Córdoba/España) y una función especial por Zoom de Las Payasas Rockeras (Lanús).

Es un momento de mucho cooperativismo entre las salas y las y los teatristas”, afirma el director del festival a propósito del modo en el que organizaron la programación, apelando a la autogestión y al trueque de contenidos entre compañías. “Este año hemos contado con pocos apoyos y estamos esperando que el Instituto Nacional del Teatro (INT) se pronuncie, ya que nuestro festival ofrece una modalidad mixta, que no es sólo virtual. Pero confiamos en que nos van a apoyar”, sostiene al tiempo que menciona algunas de las instituciones que acompañan, como la Universidad Nacional de Avellaneda, la Asociación de Teatristas Independientes para Niños y Adolescentes (ATINA) y Formar Cultura.

En un contexto especialmente crítico para el circuito independiente, los teatristas no pierden oportunidad de recordar el valor de su oficio. “El arte es esencial, porque es una forma de conocimiento y de transformación de los sujetos, y porque que es formador de la crítica y de las subjetividades. Por eso creo que no hay que paralizar la actividad, pero que a la vez tenemos que buscar la manera de hacer teatro sin correr el riesgo de contagiarnos. Y para eso, la solución momentánea que podemos encontrar es pensar alternativas a la teatralidad clásica”, apunta Palacios.

En ese sentido, las noticias más recientes acerca del futuro del teatro trazan un horizonte optimista. “Siento que se está empezando a activar algo y que vamos a tener actividad en el verano. De joven,v iví la crisis del 2001 como un momento de mucha efervescencia cultural, y sobre todo teatral, en las salas de la periferia. Y en las crisis grandes no deja de haber público. En todo, caso el público deja de poder pagar una entrada muy cara, entonces va al teatro del barrio. Por eso, tengo la esperanza de que algo así suceda y que eso beneficie a los pequeños espacios como los centros culturales. Este es un momento de renovación del teatro, en el que hay que repensarse. Porque el cuerpo a cuerpo va a volver, pero también va a quedar algo de todo esto que pasó”.

*La programación completa del festival puede consultarse en: www.pirologias.com.ar/2020/

Fuente: Página 12