Explosión lila en Buenos Aires: florecieron los jacarandás, los árboles “emblema” de la Ciudad

Por su color, son un clásico que define el paisaje porteño, aunque no son la especie dominante ni son autóctonos. Dónde encontrarlos.

11111

¿Es la floración más linda de la Ciudad? ¡Es la floración más linda de la Ciudad! Y por mucho, la que más y mejor representa a la paleta de colores que caracteriza a Buenos Aires. La «explosión lila» de los jacarandás florece y las veredas, las avenidas, plazas, parques y paseos se tiñen del color que ya es un «emblema» de cada noviembre en Buenos Aires.

A diferencia de lo que ocurre con otras especies, el jacarandá está lleno de hojas verdes durante el otoño y el invierno. Estas hojas se caen en primavera, las ramas quedan desnudas y brotan las flores. Este es el motivo por el que las hojas verdes no compiten con el color de las flores, por eso sus copas son tan rutilantes.

Si bien los corredores más conocidos de estos árboles se encuentran en Recoleta y en Palermo, también hay una concentración muy importante sobre las avenidas 9 de Julio, San Juan y Santa Fe. Y también en el Parque Los Andes, en Chacarita, y en el Jardín Botánico.

Además, hay ejemplares jóvenes en Puerto Madero. Y los barrios que más ejemplares incorporaron en los últimos años fueron Flores y Parque Chacabuco, más de 500 entre ambos. El sur, según fuentes del Gobierno porteño, es un espacio porteño al que planean llevar más árboles de flores lila.

«Fue traído desde el norte del país y se adaptó perfectamente a las características ambientales de Buenos Aires. Además es uno de los más bonitos, y fue nominado por la Legislatura como árbol emblemático», dice Jorge Fiorentino, gerente operativo de mantenimiento del arbolado público, y agrega: «La mayor concentración se da en la zona norte, pero nuestro foco está ahora en sumar ejemplares en la zona sur, para procurar que la explosión violeta sea pareja en todos los barrios».

Según la última actualización de datos provista por la Dirección General de Espacios Verdes y Arbolado, en las veredas porteñas habitan 13.872 jacarandás; y otros 5.050 están en espacios verdes. Es el cuarto árbol más presente en el espacio público porteño, detrás del fresno americano, el plátano y el tilo.

Uno de los motivos que explican la diversidad del arbolado porteño está vinculado también a su cuidado. Si hubiera una potencial plaga, sería más sencillo limitar su accionar.

arbol jacaranda ciudad

De hecho, en 2015 una plaga los puso en peligro. Un insecto minúsculo, la chinche de encaje, atacó casi al 10% de los ejemplares. El insecto se alimenta del tallo de las hojas, que caen antes de tiempo, lo que interrumpe el proceso de floración. Hubo árboles que en sólo diez días perdieron todas sus hojas. Fue un hecho inédito y una parte de la explicación se encontró en el clima: se cree que se trata de un insecto que se reproduce aceleradamente en climas secos y con temperaturas altas. Y estas condiciones son las que se dieron en la zona metropolitana entre febrero y abril de 2015. La temperatura estuvo siempre entre 5 y 7 grados más arriba que la media histórica de 17 grados y había llovido sólo un milímetro, cuando lo normal es que promedien los 97 en el mes.

Los jacarandás son nativos de las selvas de montaña del noroeste argentino. Los primeros ejemplares llegaron a la Ciudad más de 100 años atrás, de la mano del arquitecto y paisajista francés Carlos Thays. Fue quien diseñó buena parte de los espacios verdes porteños más emblemáticos y, en aquellos años, se encargó de poblar las calles con 150.000 árboles.

Cada año la floración de los árboles regala postales de ensueño. Una floración que arranca en septiembre con las flores rosas del lapacho, continúa con las rojas del ceibo, le siguen las del jacarandá y en diciembre, las copas de los árboles se tiñen del amarillo de las tipas. A lo largo del año, en diferentes momentos y de diferentes colores, también se pueden ver las flores del palo borracho. 

Un clásico porteño de cada noviembre. La floración del jacarandá y la explosión lila en Buenos Aires. 
Foto: Rafael Mario Quinteros

Un clásico porteño de cada noviembre. La floración del jacarandá y la explosión lila en Buenos Aires. Foto: Rafael Mario Quinteros

Los números del arbolado porteño

Según datos oficiales actualizados, existen 431.326 árboles en territorio porteño. La enorme mayoría son de alineación, es decir, se encuentran en las veredas (370.916 ejemplares). Mientras que otros 60.410 ejemplares habitan espacios verdes públicos, parques, plazas y jardines.

Hay 423 especies botánicas y más de 250 arbóreas; el fresno americano lidera el ranking de especies seguido por el plátano y el ficus benjamina.

Fuente: Clarín