Falso mate: el invento estadounidense que indigna a los argentinos en las redes

El producto consiste en una bombilla que trae un filtro para tomar café o té; su exhibición ocasionó el enojo de muchos usuarios de Argentina, por lo que parecía una burda copia.

Sin título

Jogo es el nombre del producto creado en los Estados Unidos que imita a la bombilla del mate argentino y que generó comentarios de indignación en las redes sociales

El producto se llama JoGo. Es de los Estados Unidos. Y en la presentación oficial se puede ver que se trata de una especie de bombilla que se introduce en una taza para poder beber, a través de ella, el contenido del pocillo.

Al ver esas imágenes, daría toda la impresión de que el producto en promoción es nuestro tradicional mate criollo. Pero no lo es. Y por ello, este “falso mate” estadounidense provocó indignación en las redes por estos lados del mundo.

JoGo es el nombre comercial de esta bombilla, que tiene la particularidad de poseer en uno de sus extremos un filtro. Mediante ella es posible, entonces, tomar café molido sin necesidad de procesarlo antes, o insumir un té de hebras, sin tener que filtrar o separar las hojas del agua caliente de la infusión.

Este invento fue “creado” por un joven de ChicagoEstados Unidos llamado Nicholas Yehle, y se encuentra en un período de prueba. Pero su ineludible apariencia de mate que no es un mate despertó, entre algunos internautas argentinos, una casi inmediata indignación.

Es así que la difusión de este producto en la cuenta deTwitter del portal Mashable generó una serie de respuestas, de argentinos que se mostraron entre irritados y divertidos con la invención.

El producto, llamado Jogo, provocó indignación entre los fanáticos del mate de la Argentina
El producto, llamado Jogo, provocó indignación entre los fanáticos del mate de la ArgentinaKickstarter

“¡Solo agregue café molido, agua caliente y revuelva!”, dice el tuit deMashable, que viene acompañado por el video de JoGo, donde se ven las supuestas bondades del producto, que es consumido alternativamente por diversas personas al aire libre, en viajes o de camping.

Los usuarios argentinos respondieron con ingenio a la presentación de Jogo
Los usuarios argentinos respondieron con ingenio a la presentación de JogoCaptura Twitter @malerey_

La serie de imágenes de la gente bebiendo lo que parece ser -y es- café con bombilla generaron múltiples comentarios y los tradicionales memes de usuarios argentinos. “Cómo se nota que nunca tomaste un mate”, publicó un usuario de nuestras pampas. “Bombilla se llama, ignorante”, acotó otro; y una tercera publicó la bandera argentina, con la particularidad de que el sol central de la enseña estaba llorando.

Yendo un poco más lejos, hubo hasta un tuitero que acusó al creador de JoGo de hacer “apropiación cultural”. “No inventaron nada nuevo. Hace 300 años que se inventó en Sudamérica: se llama MATE (sic)”, escribió otro tuitero indignado.

Para opinar sobre "el falso mate", los argentinos apelaron a los memes y el humor
Para opinar sobre «el falso mate», los argentinos apelaron a los memes y el humorCaptura twitter / @vickylane25

El origen del falso mate

En rigor, JoGo todavía no ha salido al mercado. Se encuentra en una etapa de prueba, y está exhibido en una página llamada Kickstarter, donde los emprendedores exponen sus productos para buscar financiación.

En este caso, Yehle tenía plazo hasta el 14 de mayo para conseguir el dinero necesario para arrancar con la producción de la bombilla que ideó. Pero, de acuerdo con lo que informa la propia página, el muchacho ya superó ampliamente los 10.000 dólares que necesitaba para empezar su proyecto.

Es claro que Jogo no se usa para tomar yerba mate, sino que está diseñado básicamente para consumir café o té
Es claro que Jogo no se usa para tomar yerba mate, sino que está diseñado básicamente para consumir café o téKickstarte

Hasta el jueves por la tarde, unos 6640 patrocinadores espontáneos le habían depositado en total unos 270.000 dólares. Una suma muy importante para poder comenzar con la producción masiva de estos “falsos mates”.

El joven emprendedor se autodefine como un “guía de la naturaleza y un amante del café” y asegura que, gracias a su pasión por ambas cosas, es que se le ocurrió desarrollar su producto, la bombilla con filtro, que bautizó JoGo.

En uno de sus videos promocionales, el muchacho reconoce que la idea surgió en uno de sus viajes a Sudamérica, cuando llegó en moto hasta la Patagonia argentina. Allí fue cuando conoció el mate, y la bombilla, muy “popular entre los gauchos, los cowboys argentinos”, según su propio relato.

A partir de allí, Yehle tomó prestada la invención de la bombilla, pero le incorporó la idea de agregarle un filtro a la parte que entra en contacto con la bebida, para que pueda tamizar el café molido y las hebras de té. También, en la promoción, el inventor asegura que su producto puede usarse para tomar alguna bebida alcohólica, o jugos de fruta.

En las presentaciones se asegura también que la bombilla es un producto práctico para transportar y llevar a cualquier lugar. También se muestran imágenes que pueden alterar la sensibilidad de cualquier argentino de ley. Es que, en la mayoría de las tomas de la exhibición de JoGo, utilizan la bombilla para revolver los brebajes, algo que es casi un pecado mortal para los amantes del mate.

“Una forma compacta, portátil y sustentable de preparar y disfrutar una taza de café robusta, todo en la misma taza. Sin máquinas, sin desperdicios y sin problemas”, asegura una de las tantas frases promocionales de JoGo.

Jogo es extremadamente sofisticado, pero no deja de parecer una bombilla
Jogo es extremadamente sofisticado, pero no deja de parecer una bombillaKickstarter

Lo cierto es que, más allá del aparente éxito comercial que tendrá Yehle con su “invento”, la ofensa de muchos argentinos quedó de manifiesto en las redes sociales. Hasta hubo un usuario que se atrevió a responder a la promoción de JoGo utilizando la placa de una famosa señal de noticias de Argentina en la que se hacía la pregunta: “¿Esto lo permite Dios?”.

Fuente: Clarín